“Filadelfia” a 30 años: la cinta que desmitificó el VIH en Hollywood

Date:

  • Paréntesis
  • Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

Estamos en junio, mes en el que se conmemora el mes de orgullo LGBTIIIQ+ y la libertad de ejercer la sexualidad con libertad y la lucha por el derecho a una vida libre de homofobia y violencia. Justo por eso, hoy les propongo que recordemos la película “Filadelfia”, que está a punto de cumplir 30 años de haberse estrenado y que presentó por primera vez, un tema tabú en el mundo de inicios de los noventa: el sida. 

La sociedad de los ochenta y noventa era mucho más conservadora que hoy, y tener una cinta de esta naturaleza en cartelera, fue algo escandaloso y que atentaba contra las costumbres mesuradas de aquellos años, que no veían con buenos ojos el amor entre personas del mismo sexo. Y no es que ahora sea muy distinto, sin embargo, afortunadamente existe más apertura que en esos años y podemos ver diversas muestras de amor y de parejas. 

EL COLECTIVO LGBTIIIQ+ NO LA APOYÓ

Uno de los primeros obstáculos que enfrentó “Filadelfia” es que, en esos años, el colectivo LGBTIIIQ+ no estuvo a favor de la cinta, pues argumentaron que la historia estaba completamente fuera de la realidad y de lo que vivían no solo las personas homosexuales, sino quienes estaban viviendo ya con el virus. Y en cierta forma, tenían razón, pues “Filadelfia” aunque con varios aciertos, refuerza en ocasiones el mito persistente en esos años, de que el VIH-Sida, era una enfermedad exclusiva de homosexuales. 

UN ÉXITO A PESAR DE TODO

A pesar de los comentarios en contra de un gran segmento del colectivo gay en muchas partes del mundo y de activistas a favor de los derechos de las personas con VIH-Sida, la cinta se convirtió en un éxito de taquilla casi inmediato, pues se valió de la poca información que había entonces con respecto a la enfermedad para sentar algunas bases en la sociedad, pues tocaba con valentía y acato temas que en ese entonces representaban mucha polémica y prejuicios en gran parte de la sociedad, sobre todo estadounidense. 

LA HISTORIA SE BASÓ EN CASOS REALES

Ron Nyswaner es el autor del guion de la cinta “Filadelfia” y comenzó a escribirlo a finales de la década de los ochenta, movido por la incertidumbre de una extraña enfermedad que crecía cada vez más y que “mataba a las personas sobre todo homosexuales”. No fue hasta unos años más tarde y cuando el caso de Freddie Mercury se hizo más conocido, que Jonathan Demme, director de la película y quien ya había filmado dos documentales sobre la enfermedad, buscaba una historia con esta temática y que contrastara con su película y éxito anterior, “El silencio de los inocentes”, para su regreso al cine. Y así contacto a Nyswaner quien, a su vez, se había basado en los casos de Geoffrey Bowers (Nueva York) y Clarence B. Cain (Filadelfia), para escribir la película.

UNA DEMANDA

La familia del ya fallecido Geoffrey Bowers, demandó a Sony Pictures y a los productores por una fuerte suma económica, ya que se usó el caso sin el consentimiento ni del involucrado ni de su familia. La justicia dictaminó a favor la familia de Bowers en 1996. 

TOM HANKS NO FUE LA PRIMERA OPCIÓN

Jonathan Demme había contactado al gran Daniel Day-Lewis para interpretar al protagonista de la cinta, el abogado Andrew Beckett, sin embargo y sin mayores explicaciones, como suele ser Day-Lewis, rechazó el papel, cosa que enfureció a Demme quien le reclamó de manera temperamental lo que consideró un desaire. Al contrario de Day-Lewis, Tom Hanks siempre estuvo interesado en el papel desde que se enteró de la producción de “Filadelfia”, sin embargo, a Demme no le interesó, pues Hanks estaba hasta entonces, asociado a comedias románticas. Fue en una cena, que el actor coincidió con el cineasta y lo convenció de hacer el papel, algo que fue una gran elección. Lo curioso, es que, en la entrega del Oscar del año siguiente, Tom Hanks se alzó con su primera estatuilla como Mejor Actor, venciendo al mismísimo Daniel Day-Lewis que perdía ese galardón por su actuación en “En el nombre del padre”. 

DENZEL WASHNGTON TAMPOCO FUE LA PRIMERA OPCIÓN

Para interpretar al abogado Joe Miller, tanto el estudio como el director habían pensado en Robin Williams o Bill Murray, incluso, en integrar algunas escenas humorísticas dado el talento de estos dos histriones. Sin embargo, uno de los ejecutivos de Sony Pictures coincidió con Denzel en un vuelo hacia Los Ángeles, por lo que le propuso el personaje y le dio el guion para que lo leyera. Denzel aceptó de inmediato, cosa que no fue del agrado total de Demme. El director le preguntó a Denzel si podía hacer las escenas de comedia que estaban pensadas para la película, a lo que el actor comentó que sí. Al final, la comedia desapareció de “Filadelfia”. 

LA VALENTÍA DE ANTONIO BANDERAS

Caso aparte fue Antonio Banderas, que con esta cinta hizo su segunda aparición en Hollywood después de “Los reyes del mambo”. Uno de los grandes retos era encontrar un actor que no temiera hacer un personaje homosexual. Banderas no solo no temía nada hacerlo, sino que además ya tenía experiencia interpretando esos personajes, pues ya lo había hecho en “La ley del deseo” de Pedro Almodóvar en 1987. Este trabajo, fue decisivo para la carrera del malagueño en la meca del cine, pues después de esta cinta, llegaron otras grandes oportunidades como “La casa de los espíritus”, “Entrevista con el vampiro” y “Pistolero”.

LA ESCENA ELIMINADA

Hubo una escena eliminada entre Tom Hanks y Antonio Banderas. No era una escena intima, pero sí donde ambos están en la cama, recostados y sosteniendo un diálogo. Demme y el estudio argumentaron que se había eliminado por cuestiones de la duración de la cinta, sin embargo, eso provocó la furia de Nyswaner, quien dijo que se había quitado para evitar polémicas y malos comentarios. El mismo guionista, dijo que de haberse dejado habría dado más fuerza a la cinta. 

DIO TRABAJO A PERSONAS QUE VIVÍAN CON VIH

Aproximadamente, unas 50 personas infectadas con el virus fueron contratadas para la película y se hizo con la ayuda de una organización llamada “Actión Wellness”. Solo una de ellas permanece con vida hasta hoy, ya que las demás murieron por complicaciones de la enfermedad.

EL OSCAR

“Filadelfia” tuvo cinco nominaciones al premio Oscar en la entrega número 66, celebrada en 1994, que incluían Mejor Película, Mejor Guion Original y Mejor Director, ganando dos: Mejor Actor para Tom Hanks y Mejor Canción Original para el estupendo tema “Streets Of Philadelphia” de Bruce Springsteen.

“Filadelfia” es una película que, en efecto, está llena de clichés que vemos hoy, sin embargo, es ideal no hacer ‘presentismo’ y disfrutar de esta cinta que tuvo el valor de presentar un tema que, en el año de su estreno, no solo era tabú sino mal visto. “Filadelfia”, a punto de cumplir 30 años, está disponible actualmente en HBO Max, YouTube Premium y en Amazon Prime Video, estos dos últimos, para venta o renta. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

¡Más abogados tiktokeros, por el amor de Dios!

Por Carlos Morales El modelo tradicional de enseñanza, en el...

“Alf”: El alienígena que conquistó la televisión de los 80. Recordando a Benji Gregory

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias Ismael Ortiz Romero Cuevas  Ayer en la...

Un viaje a través de la voz humana: Dos décadas de “Medúlla” de Björk

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias Ismael Ortiz Romero Cuevas  En 2004, la...

CONTRAFUEGO || En defensa de Loret

Aurelio Ramos Méndez La libertad de expresión en México, ahora...