Oscar 2024: sin sorpresas, pero un gran ‘show’

Date:

  • Paréntesis 
  • Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias. 

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

Estaba prácticamente vaticinado que la cinta “Oppenheimer” sería la gran ganadora en la noche de la entrega número 96 del Oscar y así sucedió. La cinta dirigida por Christopher Nolan consiguió siete estatuillas de sus trece nominaciones: Mejor Película, Mejor Director (Christopher Nolan), Mejor Actor (Cillian Murphy), Mejor Actor de Reparto (Robert Downey Jr.), Mejor Banda Sonora (Ludwig Göransson), Mejor Fotografía y Mejor Montaje, siendo la gran ganadora de esta edición con todo y la desangelada presentación que hizo el legendario Al Pacino al momento de entregar el premio más importante de la noche. 

Y la ceremonia transcurrió sin mayores sorpresas, pues prácticamente todos los favoritos de la crítica y público subieron al escenario por su premio, incluido Nolan que parece ser, ya hizo las paces con la Academia. Aún con eso, hubo algunas sorpresas, por ejemplo, el premio de Da’Vine Joy Randolph como Mejor Actriz de Reparto por “Los que se quedan”, pues la gran mayoría de especialistas tenían a Emily Blunt como favorita por su trabajo en “Oppenheimer”; lo mismo sucedió con la cinta “Godzilla Minus One” que se alzó con el premio a Mejores Efectos Visuales, derrotando a la gran favorita para esta categoría: “Guardianes de la galaxia Vol. 3”.

Pero lo que no podemos negar, es que, esta entrega del Oscar resultó un espectáculo más entretenido que el de otros años que, más o menos llegada la mitad de la transmisión, se tornaba demasiado sobria y caía en lo tedioso para todos quienes de alguna manera no tenían demasiado conocimiento del mundo del cine. Este año no, vimos grandes discursos como el de Jonathan Glazer cuando subió por su Oscar por “Zona de interés” como Mejor Película en Idioma Extranjero o el del mismo Cillian Murphy; la presencia de John Cena en el escenario prácticamente desnudo para entregar el premio a Mejor Diseño de Vestuario que se lo llevó “Pobres criaturas” o cuando aparecieron Arnold Schwarzzenegger y el legendario Danny DeVito en el escenario para entregar la estatuilla a Mejores Efectos Visuales en una especie de reunión de su película de los noventa “Gemelos”, pero culminaron con una rutina mencionando sus personajes en “Batman Regresa” y “Batman y Robin” con Michael Keaton entre el público, incluido. Incluso la conducción de Jimmy Kimmel que resultó más irreverente que en otros años, con todo y su sarcástico comentario para Donald Trump o ver a Bad Bunny junto a Dwayne “The Rock” Johnson en el que ha sido quizá, el momento más bizarro de la ceremonia.

Pero lo mejor de la noche, no solo para el público, sino también para los especialistas fue la presentación de Ryan Gosling cantando “I’m Just Ken”, nominada al Oscar a Mejor Canción y que, según críticos y público, fue el mejor momento de la noche, posicionándose como una presentación llena de energía, poderosa, con mucha calidad, con un estupendo homenaje a la cinta “Los caballeros las prefieren rubias” de Marilyn Monroe y la guinda: el mítico Slash, guitarrista de Guns & Roses. Y eso es precisamente con lo que la Academia tuvo que lidiar en la entrega de premios y previo a esta: “Barbie”. 

Y digo que tuvo que lidiar con eso porque, sabemos que la cinta de la muñeca más emblemática de Mattel no fue en absoluto la favorita de la crítica y tampoco para los miembros de la Academia, quienes, en una de las decisiones más polémicas y cuestionadas de los últimos años, dejaron sin nominación a Margot Robbie, la protagonista y a Greta Gerwig, la directora, pero sí, incluyendo a “Barbie” en categorías como Mejor Película, Mejor Actor de Reparto, Mejor Canción, Mejor guion adaptado o Mejor Diseño de Vestuario. Sin embargo y pese al desprecio de todos los especialistas y votantes del comité de la Academia, la mercadotecnia este año de la entrega de premios se basó específicamente en “Barbie”. Toda la publicidad y previos de la ceremonia de la entrega, tuvo como estilo la estética y ambientación de la película dirigida por Gerwig y sus personajes. Es decir, el Oscar pudo excluir a la cinta de las categorías y premios importantes, pero tuvo que rendirse y aceptar que estábamos ante una de las películas más exitosas del año. Al final “Barbie” solo se llevó un Oscar de sus siete nominaciones, y fue para Billie Eilish y su hermano y productor, Finneas O’Connell en la categoría de Mejor Canción Original por “What Was I Made For?”

Esta edición, también tuvo una duración menor a lo acostumbrado, pero sin duda, fue un espectáculo lleno de famosos y de grandes presentaciones en el escenario. Con este formato y a partir de ahora, corren las cintas para la edición 2025. 

Encuéntrame en: 

X: @iorcuevas 

Threads: @iortizromero1

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Recursos de los trabajadores están a salvo con el Fondo de Pensiones Bienestar: Infonavit

En entrevista, el Delegado de Infonavit en Oaxaca, Juan...

El cáncer de mama en las celebridades: un impacto más allá de los escenarios

Paréntesis  Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas Un día como...

Promesas improductivas

Carlos R. Aguilar Jiménez Mientras los ciudadanos se debaten en...

Los candidatos, Litigio Estratégico y el rescate del Río Atoyac

Oaxaca de Juárez, Oaxaca, a 20 de mayo de...