Mentiras que enamoran

Date:

Carlos R. Aguilar Jiménez

“¡Mentiras…Tú me enamoraste a base de mentiras!” dice una canción que explica como con mentiras se puede engatusar o convencer a personas carentes de amor o afecto, crédulas e ingenuas, y que además carecen de escepticismo respecto de quienes prometen o enamoran, suponiendo sin pruebas es verdad, cierto o medianamente posible lo que dicen. Como actúa quien para enamorar promete bajar, las estrellas y la Luna, de la misma forma que los políticos, quienes, si no enamoran en sentido romántico, lo hacen mintiendo, prometiendo transformaciones, quimeras y utopías

Es obvio e irrefutable que todos los políticos mienten para ser populares y más en tiempos de elecciones, unos poco, otros demasiado, alcanzando tales extremos de mentiras, irrealidad y fantasía que difícilmente pueden alcanzar escritores de ciencia ficción como Bradbury u utopías como Huxley, porque desde que se utilizan en México “Otros Datos” y descalifica la ciencia, las mentiras son la nueva realidad política y social con la que se puede decir impunemente que: vivimos en un país seguro, no hay masacres, secuestros ni bloqueos, se extinguió la corrupción, la gasolina vale 10 pesos o, lo que sea se nos ocurra, dado que en credulidad, dogmatismo e ingenuidad, si, la gente cree, por ejemplo, que una paloma fecundo a una mujer, que una serpiente habló a Eva o que México se transformó en seis años en país desarrollado, pues se puede creer lo que sea.

Hace algún tiempo platicando con un amigo planteábamos la posibilidad de postularnos para encabezar una planilla sindical y, para asegurar los sindicalizados votaran por nosotros, falsearíamos afirmando igualaríamos salarios municipales con estatales o federales, prometeríamos aguinaldo igual al de la Secta 22, tres periodos de vacaciones y jornada de trabajo de cuatro días, sabiendo es imposible, pero, entendiendo la credulidad, motivándolos además a descargar resentimientos con plantones, bloqueos y huelga, seguramente ganábamos y ya en el poder, diríamos después no se puede o que ya no hay condiciones, tratando luego reelegirnos o situando en la secretaria general un títere o marioneta que hiciera lo que nosotros ordenáramos 

 Porque podemos enamorar a base de mentir o “morenear” “priar”, “panear”, “movimientear” o “perredear”, como sinónimo de mentiras para conseguir votos y cargos de elección popular, al final, una vez en el poder, con todo el poder, sin contrapesos legales, en absoluta mayoría legislativa toda decisión será autoritaria, sin democracia, al no existir arbitraje, contrapesos representativos o judiciales e incluso electorales, que equilibren intereses contrapuestos a ideologías que se autodenominan… lo que quieran decir, pues enamoran a base de mentiras.        

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

spot_img

Popular

More like this
Related

Les Parisiens

Texto y fotos:  Omar Rodríguez  París, Francia.- En el corazón palpitante...

Pintoresco Centro Histórico

Carlos R. Aguilar Jiménez Pintoresco, por no decir horrendo o...

CONTRAFUEGO || Sin argumentos, la chunga

Aurelio Ramos Méndez Luis María Aguilar Morales, ministro de bolsillo...

Coro de las Monjas de la Basílica del Sagrado Corazón de París II

Texto y fotos: Omar Rodríguez París, Francia.- En esta...