Poder Judicial fortalece trabajo conjunto en beneficio de la niñez

Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes deben ser reconocidos y puestos en práctica

Difundir y generar conciencia sobre los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes es fundamental para consolidar un desarrollo social.  Con esta idea, la Dirección de Derechos Humanos del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado de Oaxaca (PJO) que dirige el Maestro Ángel Rafael Díaz Ortiz, realizó la Jornada de Capacitación Interactiva: “Niñas, niños y adolescentes como sujetos de Derecho”, en el marco del Día del Niño y la Niña que se celebra  el 30 de abril.

La actividad, realizada el viernes pasado en el Auditorio del Palacio de Gobierno consistió en la presentación de ponencias sobre los derechos de los menores de edad realizadas por representante de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) y del Sistema Nacional de Protección Integral de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), todas moderadas por Elizabeth Rivera Arrazola, encargada del Departamento de Promoción de Derechos Humanos del PJO.

En su intervención con la ponencia “Protocolo de Actuación para quienes imparten justicia en casos que involucren niñas, niños  adolescente”, Lesly Alexia Ramírez, asesora de la Dirección General de Estudios, Promoción y Desarrollo de los Derechos Humanos de la SCJN, señaló la importancia de tomar en cuenta las necesidades de los infantes en cada etapa del proceso para no revictimizarlos y generarles momentos de angustia.

“Se deben tomar en cuenta las características específicas de cada etapa que viven las niñas, niños y adolescentes para que estén en igualdad de condiciones, no podemos verlos como adultos, debemos atender las características específicas de cada etapa de su desarrollo, desde lo cognitivo, psicológico y emocional”, apuntó Alexia Ramírez, representante de la SCJN.

Puntualizó que es necesario que los juzgadores y en sí, todo el proceso judicial, tome en cuenta que las niñas, niños y adolescentes deben ser protegidos durante cada etapa del proceso, por lo que se requieren especialistas que entiendan el actuar de los menores de edad, así como espacios adecuados desde la sala de espera y los sitios de interrogatorio.

En este sentido, expuso que para la Ley, las niñas y niños como menores de 12 años y adolescentes a partir de 12 años hasta menores de 18 años, que de acuerdo con la Convención de los Derechos de los Niños de la Organización de las Naciones Unidas, señala en tres grandes rubros los derechos de los menores: Derecho a la supervivencia y desarrollo, Derecho a la Protección y Derecho a la Participación.

Por su parte, María Cristina Salazar, Secretaria Ejecutiva del Sistema Local de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), puntualizó que en 1990 México reconoce a los menores de 18 años como sujetos de derechos, lo cual no significa hacerles un favor, sino ponerlos en práctica.

“El cumplimiento de los derechos de las niñas, niños y adolescentes se hace desde la perspectiva de los adultos, sus actividades, sus decisiones y sus acciones. Los derechos de la infancia dependen de los adultos, por tanto se debe trabajar para su reconocimiento y ponerlos en práctica”, comentó Salazar Acevedo

Por su parte, Jorge Arturo Vásquez Trinidad, Director Ejecutivo de Educación Cívica y Participación Ciudadana del IEEPCO, indicó que a través de elecciones escolares se promueve el derecho de participación y decisión en los niños, niñas y adolescentes, cuyo objetivo es formar ciudadanía, que los menores se sientan escuchados y se apropien de los espacios públicos.

“Se cree que los niños, niñas y adolescentes son una parte privada de sus padres y sus elecciones dependen de su familia, cuando son sujetos de derechos que deben ser tomados en cuenta”, dijo Vásquez Trinidad.

Al finalizar las ponencias, Ángel Rafael Díaz Ortiz, Director de Derechos Humanos del Poder Judicial del Estado, entregó un reconocimiento por su participación a cada ponente y enfatizó la importancia de reconocer y practicar los derechos de los menores de edad.