Iluminará JHF municipio

Carlos R. Aguilar Jiménez.


El municipio de Oaxaca de Juárez, principalmente su Centro Histórico, que tradicionalmente ha sido un lugar lóbrego, siniestro, sombrío, mantenido en penumbras durante casi un siglo después que se inventó la iluminación eléctrica, por supuesto con algunos destellos de iluminación nocturna en contadas calles, finalmente ésta administración municipal terminará con esa tenebrosa tradición, porque sabemos que: “toda tradición es una traición al progreso” y así, con visión y perspectiva de modernidad y seguridad para una ciudad turística y patrimonio cultural, el presidente municipal José A. Hernández Fraguas concretó un convenio con la Secretaría de Energía del gobierno federal y el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica, con el visto bueno del gobernador AMH, con el que cerca de 20 mil luminarias de la ciudad se pondrán próximamente en funcionamiento, ahorrando por su tecnología en el consumo de electricidad porque al ser de Diodos Emisores de Luz LED únicamente emitirán luz y no calor y, al no irradiar calor no se consumirán miles de kilowatts que se desperdician de la electricidad para iluminar.

Una vez puesto en marcha el Proyecto de Eficiencia y Sustentabilidad Energética Municipal, con el propósito de promover el ahorro sustentable de la energía a través del alumbrado público, el bombeo de agua, aire acondicionado y otros consumos, el H. Ayuntamiento de la ciudad capital ahorrará varios millones de pesos anuales que se podrán utilizar en obras o servicios, porque ¡alabada sea la ciencia! que es la disciplina del conocimiento que resuelve todos los problemas habidos y por haber, en una dinámica que incluye políticas públicas en que si las autoridades, en este caso el municipio de Oaxaca de Juárez, ha decidido cambiar las luminarias y, en el futuro sustituye los camiones de limpia por vehículos híbridos y, ya puestos en ese camino, también se recicla en plantas procesadoras la basura, viviríamos en una ciudad autosustentable, porque en principio la energía eléctrica que utilizamos todos es ecológica al provenir de una hidroeléctrica que no contamina, y es renovable ya que depende la caída gravitacional del agua en turbinas ubicadas en represas.

Por algo se tiene que comenzar, porque como le dijo la Reina Roja a Alicia: ¿Por donde quiere que comience, su majestad?. Obviamente por el principio y, esta determinación ecológica y económica del presidente municipal es el principio, primero de la belleza nocturna de la ciudad, segundo, del incremento de la seguridad pública al dejar de ser las calles bocas de lobo, y tercero, de un ahorro importante de dinero público, que para rematar con perfección, todas y cada una de las nuevas luminarias deberán cumplir con la “Ley del Cielo”, que establece todas las luces públicas deben iluminar el suelo, no el cielo, para así rescatar las noches plagadas de estrellas y constelaciones que hemos perdido al iluminar, no únicamente las calles sino el bellísimo cielo nocturno que alguna vez tuvimos en Oaxaca y ya no conocen los niños y jóvenes, excepto si visitan el Observatorio Astronómico Municipal durante las noches.