Oclocracia de sexenio

Carlos R. Aguilar Jiménez.


El presidente electo que todos sabemos ya quién es, durante sus casi 20 años de campaña política soterrada y abierta por la presidencia de México, prometió cambios al sistema palítico mexicano, destacando entre sus temas de discurso, terminar con la designación por dedo presidencial, eliminar la corrupción y desterrar  la partidocracia encabezada por el PRI, PAN y PRD, para imponer, según dice desde que fue electo por mayoría, la Cuarta Transformación, y sí, posiblemente hará una transformación, obviamente que no será la cuarta porque para saber si la que señala sucede, habrá que esperar a que termine su sexenio, mientras es soberbia asumir que así será, pero lo cierto es que si cambiará, transformará, la política nacional, porque desde ya (incluso antes que porte la banda presidencial y se le tome protesta), ha iniciado la oclocracia del sexenio.

Resentimiento con poder

Ya no viviremos ni estaremos gobernados por líderes de partidos políticos ni por pandillas de funcionarios o autoridades que imponen su voluntad en cualquier contexto o circunstancia, porque la democracia mexicana que eligió al próximo presidente se transformará en Oclocracia, esta será la Cuarta Transformación, forma de gobierno que sucede cuando las decisiones no las toma un pueblo informado o sociedad crítica y escéptica, sino la muchedumbre, la masa,  gente enojada, resentida y de odios largos contra el sistema. Lo señaló Polibio de Megalópolis, uno de los más importantes historiadores griegos, además de embajador, quien vivió hacia el 200 a. de C. indicando que la Oclocracia se vive cuando una inmensa mayoría de desinformados, analfabetos funcionales y ciudadanos iracundos deciden sin información, como los que votaron por el sí o no del aeropuerto en CdMx, ignorantes de aeronáutica, logística aeroportuaria, traslado de aviones, aterrizajes, traslados y demás disciplinas del conocimiento científico y técnico relacionado con los aviones, pero que orgullosos y felices de que les pregunten para “decidir” fueron a votar, siendo este el peor de los casos de los distintos sistemas políticos del mundo, el último nivel de degradación de la democracia, dado que la oclocracia se nutre del rencor y la ignorancia, votando, por ejemplo, manipulados ideológica y publicitariamente para decidir respecto de asuntos de aeronáutica de la que no saben nada, como si yo opinara de amniocentesis o ¿que anestesia habría que suministrarle a un enfermo que se va a operar?. Si en auténtica democracia se elige por el presidente y demás autoridades, es para que ellos decidan, porque no se puede estar preguntando cada rato y por cualquier cosa a la gente. Es obligación de las autoridades electas decidir bien, y para eso cuentan con asesores, profesionales expertos en los temas a considerar, lo demás es populismo, oclocracia para dejar feliz a la gente que no quiere la verdad, sino lo que la deje contenta, aunque luego tenga que pagar las consecuencias de sus decisiones desinformadas o derivadas de resentimiento y enojo por el pasado.  

Presentan protocolo de actuación para atender casos de migrantes

El Maestro Fernando Pintado Corral, de la SCJN, brinda al personal del Poder Judicial del Estado mecanismos que se deben aplicar en asuntos donde se involucre a este sector


 

Al presentar al personal del Poder Judicial del Estado el Protocolo de Actuación para quienes imparten justicia en casos que afecten a personas migrantes sujetas a protección internacional, el integrante de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Maestro Fernando Pintado Corral, dijo que este fenómeno es “tan antiguo, como la historia del hombre”.

Jueces, personal de juzgados y de las diversas salas, participaron en este taller donde se les dotó de mejores herramientas para resolver asuntos relacionados al fenómeno migratorio, el cual fue organizado por la Dirección de Derechos Humanos del Poder Judicial, teniendo como sede la Biblioteca “Fray Francisco de Burgoa”.

Luego de resaltar la importancia que le ha dado el titular del Poder Judicial, Magistrado Raúl Bolaños Cacho, al fomento de la actualización académica al personal del PJEO, Pintado Corral, quien es director de Vinculación con Organismos Nacionales e Internacionales de la SCJN, abundó:

“La migración es tan antigua como la historia del hombre. Antes, los nómadas migraban de un lado a otro para buscar sustento, hoy se cierra el círculo a nivel mundial”.

Comentó que una persona migrante es quien sale, transita o llega a territorio de un Estado, distinto al de su nacimiento, por cualquier motivo. Pueden ser migrantes internos, que migran dentro de un mismo país, o migrantes externos, que traspasan fronteras. Actualmente, a nivel mundial, una de cada siete personas atraviesa por esta situación.

“No son ilegales, son migrantes. Las acciones pueden ser ilegales, pero no las personas”, señaló el funcionario federal con más de 30 años de experiencia, por lo que hizo un llamado a los participantes a no incentivar el racismo y la discriminación.

A nivel internacional, de acuerdo con cifras de la Organización Internacional de Migrantes (OIM), perteneciente a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), existen 258 millones de migrantes mundiales, de los cuales 51 por ciento radica en 10 países; la India y México son los países con mayores migrantes.

“Los mexicanos exigimos a Estados Unidos el respeto de los derechos de nuestros migrantes, debemos ser congruentes y respetar a los migrantes que cruzan nuestro territorio”, comentó el especialista en Derecho Administrativo respecto a la caravana migrante integrada por personas de países de Centroamérica.

Pintado Corral recordó que los migrantes han aportado al desarrollo de México, y que a lo largo de la historia nacional, se ha dado refugio a personas de diversas nacionalidades que huyen de sus países por violencia o persecución, tal fue el caso que el entonces Presidente Lázaro Cárdenas recibiera a españoles que buscaban la seguridad y paz.

Otro punto que resaltó el representante de la SCJN, es que la migración era un fenómeno con mayor presencia masculina, pero en los últimos 20 años ha aumentado la migración femenina. Esto, debido a la integración de la mujer al trabajo, ya que el 48 por ciento de los migrantes son mujeres.

“Migrar hace visible a los invisibles. Migrar significa dejar los lazos con la tierra, con el lugar de origen; eso no es fácil, por eso es importante que entendamos el fenómeno para brindarles a los migrantes un trato digno y con respeto a sus derechos humanos”, dijo el ponente.

En la presentación del Protocolo de Actuación para quienes Imparten Justicia en Casos que Afecten Personas Migrantes, Pintado Corral brindó los términos que deben ser utilizados, así como las leyes internacionales que respaldan al documento y los mecanismos que se deben aplicar para llevar casos donde se involucren a estas personas.

Ahora consultar horario

Carlos R. Aguilar Jiménez.


Hemos descubierto estupefactos porque así lo ha indicado AMLO y sus cuates, porque aún no son funcionarios oficiales del gobierno, que durante los seis años del próximo gobierno federal las decisiones importantes sobre el país se tomarán en función de los resultados de consultas en las que –aunque voten unos cuantos–, se considerarán vinculantes, válidas, para que el jefe del ejecutivo decida, tal como acaba de suceder con la dizque consulta para definir el futuro de las obras del aeropuerto en CdMx,  y en la que apenas votaron un millón, frente a los casi 120 millones de mexicanos, por lo que sin valor estadístico proporcional ni oficial, sabiéndose que las decisión estaba tomada previamente, se confirmó que se cancelan dichos trabajos del aeropuerto ya avanzados, tirando a la basura miles de millones de pesos que hemos pagado como impuestos y se habían convertido en cemento, varillas y pagos de empleados, entre otras cosas, situación que a los oaxaqueños no nos debe sorprender, porque igual sucedió con el Libramiento Norte donde se tiraron millones a la basura, con el pretexto que se va a calentar más el planeta y no tendrán donde vivir pájaros y lagartijas si se utiliza como vialidad.

La decisión es definitiva e inapelable porque en asuntos técnicos altamente especializados, decidió el pueblo, el taquero, la tamalera, el bolero,  odontólogo y muchos otros ciudadanos, que de su oficio o profesión han de saber mucho, pero de aeronáutica no creo, así que ya en tendencia y moda respecto de lo que a muchos no les gusta, con que sea un millón es suficiente. Propongo se haga ahora una consulta entre cuates para desaparecer (por lo menos un sexenio), el Horario de Verano y regresemos al horario de Dios o natural, porque el horario artificial, el de verano, es de los ricos, del mundo capitalista y neoliberal que solo sirve para ajustar transacciones bursátiles internacionales, horarios de aviones en vuelo intercontinental y beneficia únicamente a los pudientes, no a la gente de pueblos donde siguen su vida en función del canto del gallo y puesta del Sol, tampoco lo quieren los profes de la Secta 22 que siguen en su horario de resistencia contra la política neoliberal y capitalista.

Pueblo contento

Si antes parecía difícil o imposible cambiar el horario que nos obliga a adelantar y luego atrasar el reloj una hora, con AMLO sería muy fácil derogar, porque basta con que decida hacer una consulta a modo, vote una mínima cantidad de ciudadanos y ya está, se acaba el horario de verano y volvemos a las horas de antes, a las que se ajustan al ciclo circadiano, mientras el resto del mundo en un planeta global no importa, porque lo que vale realmente es que el pueblo esté contento, y lo estaría si nos regresamos a lo de antes, porque es un hecho que el horario de verano no es para ahorrar energía eléctrica, porque geográficamente estamos entre el ecuador y el trópico de cáncer y no cambia mucho la duración del día, así que insisto, que se organice una consulta en Oaxaca donde con que vote la mitad de oaxaqueños en contra del horario, ya está, se demuestra que todo México está en contra del Horario y, todos felices, porque de eso se trata, no de decir la verdad, sino de dejar contento al pueblo.

Apu: la víctima colateral de un problema insulso

Ismael Ortiz Romero Cuevas


Para estas fechas, seguro que ya estamos más que enterados de la solución que “Los Simpson” darán a una controversia generada hace unos años con el personaje de Apu, cuando el cómico indio Hari Kondabolu criticó al encargado del Kwik-E-Mart, argumentando que la caracterización del dibujo animado era una visión racista y ofensiva para la comunidad india en los Estados Unidos. Ante años de quejas y pleitos, la producción ha decidido que Apu, dejará de aparecer en el programa para evitar reyertas incómodas.

Si algo nos ha cautivado a muchos seguidores de “Los Simpson” es justamente la sátira que realizan de los problemas políticos y a la sociedad clásica norteamericana, exagerando las actitudes o rasgos de los personajes justamente en aras de que esa crítica sea más ridícula aún. Todos los personajes se han convertido en entrañables a los largo de 30 años que la serie lleva en la televisión. Aunque también es cierto que hace más de 15 temporadas que la familia amarilla perdió su más ácidas situaciones, sigue siendo una serie que es vista por millones de personas todos los días, siendo ya a estas alturas un emblema de la cadena FOX.

La burla a la religión, a la política, a la migración, a la economía, a los medios de comunicación, al racismo, a la segregación y a tantos y tantos temas, han sido la constante en cada episodio, sorprendiendo además a los críticos televisivos y público en general, quienes reconocen que hace unos años, todos los domingos, cuando en Estados Unidos aparece un capítulo estreno, tenían ya la crítica o sátira de los acontecimientos de la semana; eso ha hecho que al paso de los años, cautivaran a más y más público.

A quienes nos tocó crecer viendo “Los Simpson” conocemos de alguna forma las situaciones divertidas que presentaban, quizá sin conocer el trasfondo de las circunstancias presentadas, lo que sí, es que nos fuimos identificando y hasta encariñando con muchos de los personajes; mientras cuando fuimos niños, a Bart lo consideramos una especie de Daniel el travieso en turbo, poco a poco nuestra mentalidad fue cambiando hasta que entendimos que el verdadero héroe y hasta filósofo es Homero, que Marge nos da ternura y los capítulos protagonizados por Lisa nos dieron más pereza que antes. Así, fuimos creando empatía con alguno u otro personaje. Nadie, que yo recuerde en esos 30 años de transmisión del programa, se había sentido ofendido por la aparición o representación de algunas figuras. Y definitivamente, Apu Nahasapeemapetilon se convirtió en uno de los recurrentes más queridos. Lo vimos arruinarle a los vecinos de Springfield el día de San Valentín terminando dándole a su adorada Manjula un concierto privado con Elton John; perdió el Kwik-E-Mart por vender comida podrida y Homero, muy a su estilo lo ayuda a recuperarlo; es padre de octillizos; el ladrón de Springfield llamado “Serpiente” le ha disparado en diversas ocasiones por asaltar el mini súper; es amigo de Paul McCartney, quien dice que él y su esposa, la desaparecida Linda visitan en jardín de Apu cuando van a Springfield ya que al igual que ellos, Apu es vegetariano; le da empleo a Homero cuando le compra el poni a Lisa y nos podemos pasar enumerando los capítulos en los que el tendero cobraba importancia.

Pero ¿qué tan inteligente es retirar a Apu de los capítulos de “Los Simpson?, en mi opinión, creo que nada. Los mexicanos nunca nos hemos quejado (que yo sepa) de la representación del Hombre Abejorro, la feministas de Marge, los “obesos” de Homero o del hombre de la tienda de historietas, los ancianos de Mr. Burns o la comunidad gay de Smithers o de otros tantos personajes creados a partir del estereotipo. Si algo nos ha conquistado de “Los Simpson” es justamente eso, la valentía con que siempre enfrentaban los señalamientos hacia sus críticas, importándoles poco o nada lo que sus adversarios opinaban de cada capítulo como cuando Homero se tira a golpes con George Bush o afirman que Bill Clinton nunca ha tenido una buena idea; esa acidez de la familia amarilla es justamente la que gozábamos, aplaudíamos y nos conquistó.

Y parece que la salida de Apu por los señalamientos de racismo es prácticamente un hecho, también nos pone a pensar que quizá sea ya el principio del fin de “Los Simpson”, que han perdido su astucia y actitud para abordar este tipo de situaciones y que además, era parte sustantiva en sus contenidos. No nos queda más citar a la querida Lisa: “…algo que comenzó hace décadas y fue aplaudido y era inofensivo, ahora es políticamente incorrecto. ¿Qué le vamos a hacer?”.

Gobierno impostor

Carlos R. Aguilar Jiménez.


Mientras no asuman el poder, en tanto no se les tome protesta de ley; hasta que no reciban el documento oficial que les nombra según el cargo que corresponda al haber sido nombrados por el presidente en funciones, especialmente mientras el presidente electo no reciba la banda presidencial y los legisladores no confirmen al presidente, no es presidente de la república, y el junto con todo su gabinete son aún ciudadanos, quizá AMLO tenga el beneficio de ser presidente electo y eso tenga trascendencia política, pero todos los demás son sus cuates y nada más, ciudadanos comunes y corrientes, porque los auténticos funcionarios públicos, secretarios de estado y presidente de la república mexicana siguen siendo hasta el 31 de diciembre Enrique Peña Nieto y su gabinete.

Organizar encuestas para decidir obras, tomar decisiones y todo lo que hace actualmente y desde que fue elegido López Obrador, son todavía acciones privadas, particulares, entre cuates, ajenas a instituciones oficiales, porque mientras no asuman su respectivo cargo, siguen siendo don nadies, individuos antes anodinos o políticos que renunciaron a sus cargos para asumir otros, pero hasta el 1 de diciembre, antes no, por lo que todo lo que organizan y hacen no vale, no es institucional, como su fraudulenta encuesta para el NAICM, que no válida el INE ni ninguna institución oficial, sino únicamente los cuates del presidente electo, que todavía no es el presidente.

Política de etiqueta

Oaxaca de Juárez y todos los municipios del estado tienen ya sus presidentes municipales electos, en el caso de la ciudad los ciudadanos votaron también por un candidato del mismo partido que ganó las elecciones presidenciales del país, así que el futuro presidente municipal será el Lic. Oswaldo García Jarquín, quien asumirá su cargo oficial e institucionalmente el próximo 1 de enero, pero mientras, respetuosa y educadamente se mantiene al margen del gobierno que aún encabeza aún el Lic. José A. Hernández Fraguas, sin inmiscuirse en sus asuntos y decisiones de gobierno, manteniéndose política, discreta y educadamente al margen, comportándose seria y éticamente como un caballero, quizá participando en comisiones de transición y entrega-recepción, pero no en la política ni en los trabajos y acciones del gobierno municipal aún en funciones; a diferencia de lo que hacen los próximos funcionarios federales, quienes aún no reciben el cargo ni el nombramiento institucional, pero ya se sienten lo máximo, paladines y héroes que llevarán al país a su fantasiosa Cuarta Transformación. Siempre hay que esperar, la prudencia así lo dicta, debemos ser mesurados, sensatos y circunspectos, dando su tiempo al tiempo, circunstancias que poco o nada le importan a los próximos secretarios y funcionarios federales que desesperados y ambiciosos y urgidos de poder pretenden mandar, dirigir y presidir ya, inmediatamente, desde que su cuate AMLO les dijo que serían sus colaboradores. Jorge Manrique dijo al respecto: “No se engañe nadie, no, pensando que ha de durar lo que espera más que duró lo que vió, porque todo ha de pasar por tal manera”. Y una conocida canción señala: ”Sabia virtud de conocer el tiempo, a tiempo amar a desatarse a tiempo…Como dice el refrán, dar tiempo al tiempo…”

Personal del PJEO se actualiza en derecho de ejecución de penas


Se deben generar acciones coordinadas entre todos los órganos de gobierno para disminuir índices de criminalidad, sugiere el doctor en Derecho Constitucional egresado de la UNAM, Jorge Ojeda Velázquez

Magistrados de las salas penales, así como jueces de control; de ejecución de penas, y secretarios de estudio y cuenta del Poder Judicial del Estado, nutrieron sus conocimientos al participar en el curso “Derecho de Ejecución de Penas” que impartió el doctor en Derecho Constitucional egresado de la UNAM, Jorge Ojeda Velázquez, quien es  Magistrado de Circuito del Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa, del Primer Circuito en el Distrito Federal.

Al  abordar la necesidad de comprender la importancia que tienen los juzgadores ante el dictamen de una pena conocida comúnmente como sentencia, Ojeda Velázquez señaló que a lo largo de la historia se han abordado diversas teorías de cómo castigar a quien comete un hecho delictivo, como es el caso de la teoría alemana, que señalaba que el mal se retribuye con el mal y el bien amerita un precio, mientras que la teoría francesa apuntaba a la prevención del delito.

“La conciencia moral exige un castigo; hay un llamado no solo personal, sino colectivo de ejercer un castigo. Si se castiga el delito, la sociedad se siente tranquila; cuando el Estado no puede castigar a los delincuentes, se genera la zozobra”, expuso el ex director de penitenciarias en el estado de Guanajuato.

Ojeda, cuestionó sobre qué cantidad de pena y cómo se encuentra el castigo adecuado para que la gente no repita el delito, para que las personas se alejen de la tentación del delito, para así evitar que sólo se castigue el mal con el mal.

“Se debe realizar un análisis de los costos que implica una detención de un probable responsable; de su enjuiciamiento y de dictar una condena para así generar acciones coordinadas entre todos los órganos de gobierno que permita generar resultados óptimos y disminuir índices de criminalidad”, precisó el  Premio Internacional de Investigación Jurídico Penal “Maestro Francisco González de la Vega.

El autor del libro Derecho Punitivo, precisó que esto es necesario para evitar que las acciones de los ministerios públicos, jueces y todos los involucrados en aclarar un delito, no sean realizadas en vano y cumplan el objetivo de lograr una pena para el culpable del hecho.

De esta manera, el académico apuntó que los juzgadores de penas deben analizar las situaciones alrededor de un delito para así dictaminar una pena justa, que esté en relación con el nivel de culpabilidad del delito; para lograr esta culpabilidad, dijo, el imputado debe tener conocimiento que su acción tiene un sentido negativo.

Sostuvo que en siglos pasados, el Código Penal señalaba 960 tipos de crímenes; dependiendo del delito, el juez dictaba la pena señalada; en caso que un delito no estuviese contemplado, la persona era absuelta, situación que ha evolucionado al incluirse delitos y modificarse las penas.

En este Curso de “Derecho de Ejecución de Penas” participaron los magistrados, Gerardo Adelfo Carmona Castillo, el magistrado Arturo Lázaro León de la Vega, y el magistrado José Luis Reyes Hernández.