Premios en salud

Carlos R. Aguilar Jiménez.

Para incentivar los trabajos médicos que contribuyen a brindar alternativas innovadoras y eficientes a favor de los oaxaqueños, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) entregaron reconocimientos y estímulos económicos a los ganadores del Premio Estatal de Investigación en Salud 2018, en sus dos categorías, siendo galardonados con primero y segundo lugar Luis Román Ramírez Palacios y Omar Calvo Aguilar, entregándoles en reconocimiento a su esfuerzo, trabajo y talento un certificado oficial y estímulos económicos, además de que sus trabajos, los resultados de sus investigaciones científicas, serán publicados en la revista especializada y arbitrada: “Avances en Ciencia, Salud y Medicina” de los SSO.

Premiar y reconocer a investigadores profesionales en ciencias correlacionadas con la salud, será siempre una acción noble, comprometida y generosa de toda institución oficial o privada y así, desde el Premio Nobel en Medicina, el Príncipe de Asturias y todos los reconocimientos que se entregan cada a año a médicos, químicos, biólogos, físicos, ingenieros y demás profesionales involucrados en ciencias de la salud, quienes con profesionalismo, utilizando los recursos de la ciencia, ética e interés por mejorar la calidad de vida de la gente, es destacable y trascendente su trabajo, porque de toda investigación científica en medicina, dependerá nuestra salud o existencia y, si bien no nos preocupamos cuando somos jóvenes y sanos, cuando enfermamos o envejecemos, si que nos preocupa nuestra salud, no obstante,  desencanta e indigna como los mismos SSO, COFEPRIS, Protección al Consumidor y otras dependencias encargadas de regular la veracidad o autenticidad de empresas, instituciones, productos y servicios, no actúan en contra de charlatanes y chiflados, comenzando con los infames Parapsicólogos Unidos de la Colonia Reforma y otras zonas de la ciudad (con programas de radio) yerberos, alternativos, homeópatas, místicos, radiestesistas, piramidologos, astrólogos, constelaciones familiares, flores de Bach, ozonoterapia y demás embusteros que lucran con el dolor, sufrimiento y desesperación que producen las enfermedades, ofreciendo sus servicios en “consultorios” con total impunidad, así que muy bien y felicidades a los galardonados, Luis Román Ramírez y Omar Calvo Aguilar por sus investigaciones científicas, pero, que mal y terrible para los SSO por consentir a merolicos de las enfermedades, quienes en total impunidad, sabiendo que SSO, COFEPRIS o Procuraduría del Consumidor, ni los mismos Colegios de Médicos no hacen algo para impedir que los charlatanes sigan engañando a enfermos. A cualquier médico general o especialista se le exige, internado, servicio social, título universitario y cédula profesional, además de certificaciones y actualizaciones científicas, no chifladuras, panaceas, elixires o plantas que curan todos los males.