Grandes canciones que debieron llevarse el Oscar (I)


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Una de las categorías del premio Oscar que siempre me ha gustado mucho es la de Mejor Canción Original. Y es que en ese sentido, casi todas las composición que han competido son simplemente estupendas. Me emocioné cuando ganó “Glory” por ejemplo de la película “Selma” en la octogésima séptima ceremonia; también el año pasado me pasó más o menos lo mismo cuando “Remember Me” de “Coco” se llevó el premio. Pero ¿se han puesto a pensar que hay muchas canciones que han competido y que no se llevan el galardón aún con todo el potencial para hacerlo? Permítanme queridos lectores a partir de hoy y hasta que la ceremonia del Oscar se lleve a cabo el próximo domingo 24 de febrero, hacer seis entregas de grandiosas canciones que compitieron y que no resultaron ganadoras. Verán que de aquí y hasta el 21 de febrero, recordaremos algunas que son legendarias y que se fueron sin su Oscar.

Y comenzamos con:

1.- Happy- Pharrell Williams

Letra y música: Pharrell Williams

Película: Mi villano favorito 2

La canción escrita para la película producida por Illumination Entertaiment y distribuida por Universal Pictures tenía todo para ganar. Desde su lanzamiento resultó un éxito inmediato y fue número uno en Billboard Hot 100 por diez semanas consecutivas y no había lugar donde no la escucháramos: centros comerciales, antros, radio, televisión, redes sociales, restaurantes y casi todos los lugares que visitábamos entre 2013 y 2014. No solo es un gran tema, es pegajoso, optimista y bien producido. Evidentemente, no fue sorpresa que la canción fuera nominada en la terna de Mejor Canción Original y muchos pensamos que sin problemas, “Happy” resultaría la triunfadora, pues además del Oscar, fue nominada en los premios MTV Video Music Awards. Al menos yo, no esperaba que esa noche, el Oscar le fuera entregado a la horrenda canción llamada “Let It Go” de Frozen; no sé si me hace repulsiva por lo común y ordinaria que resulta o porque siempre, casi sin pensarlo, la Academia le entrega la estatuilla a una canción de una cinta de Disney cuando compite en esta terna, aunque la pieza, como en este caso no solo no la merezca, sino que además sea mala.

En mi humilde opinión, en el 2014 quien debió alzarse con el Oscar a Mejor Canción era la creación de Pharrell Williams y no la de Disney. Pero como no soy miembro de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas, mi opinión no importa, pero ¿a poco no debió ser “Happy” la ganadora del Oscar? Este tema se contiene en la banda sonora de “Mi villano favorito 2” y fue el primer single del álbum debut como solista de Pharrell Williams llamado “Girl”.

2.- I Have Nothing – Whitney Houston

Música: David Foster. Letra: Linda Thompson

Película: El guardaespaldas

En esta ocasión no tengo tanta objeción por la que le ganó el Oscar a esta canción porque también es una balada colosal: “A Whole New World” de la película de Disney, “Aladdin” (les digo, la Academia siempre es parcial hacia la casa del ratón, pero en este caso la canción sí es maravillosa), ese año, Whitney se había coronado como una súper estrella de la escena musical y cinematográfica con la banda sonora de “El guardaespaldas” que resultó todo un suceso. Pero quizá no ganó porque analicemos algo; el tema principal de la película no fue éste sino “I Will Always Love You”, un cover de una canción de estilo country de Dolly Parton y que también había sido éxito unos 20 años antes. Así que “I Have Nothing” fue el segundo single de la banda sonora, pero que no alcanzó los niveles del primer corte. Este tema alcanzó la nominación porque fue expresamente escrito para la película, mientras que “I Will Always Love You”, ya había sido popular años atrás; incluso se menciona en la película que es un tema de Dolly Parton.

Por la técnica, producción, éxito comercial y todo lo que representó este grandioso tema, pienso que sí debió ganar la estatuilla. Aunque también aclaro y reitero que “A Whole New World”, canción que le ganó, es un gran tema, mereciendo la estatuilla sin lugar a dudas. Al paso de los años “I Have Nothing” ha alcanzado una posición muy respetada, convirtiéndose en un símbolo de las baladas y conocida prácticamente en todo el planeta; y “A Whole New World”, no.

Continuaremos esta lista el próximo jueves. Ya verán que varias, sí merecían el anhelado Oscar.