Aniversario del Hubble


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Hace un par de días (el 24 de abril, pero de 1990) a bordo de un Transbordador Espacial se pone en órbita el Telescopio Espacial Hubble, instrumento astronómico que por estar fuera de la atmósfera tiene una resolución óptica casi perfecta; girando alrededor de nuestro planeta a una altura de casi 500 kilómetros con un período de 96 minutos, bautizado como Hubble en honor del astrónomo Edwin Hubble puede obtener imágenes con una resolución óptica mayor de 0.04 grados de arco debido al diámetro de su espejo de 2.4 metros y distancia focal de 57.6 m terminará su misión de observar y fotografiar el universo el año 2030, no sin antes habernos enviado las fotografías astronómicas más interesantes, enigmáticas y hermosas de toda la historia de la astronomía.

Cumplió 29 años de estar en órbita este telescopio espacial desvelando misterios del universo que, no obstante sean datos digitales, muchos aún no han sido analizados en totalidad, esperando que algunos cosmólogos, astrofísicos, químicos y otros especialistas se interesen en examinar, mientras se construye el nuevo telescopio que con mejor tecnología y óptica sustituirá al Hubble y,  mientras en el mundo con telescopios instalados en la superficie de la Tierra se sigue estudiando o simplemente contemplando,- en la medida de las posibilidades de cada observatorio- los planetas, estrellas, nebulosas y galaxias, como sucede desde hace casi medio siglo en el Observatorio Astronómico Municipal de Oaxaca de Juárez, que ubicado en una de las cimas del Cerro del Fortín se ha convertido en referente de las ciencias del cosmos para todos los interesados a la astronomía, porque si bien existen maravillosas fotografías conseguidas por el Hubble o grandes telescopios, lo cierto es que no hay ninguna comparación que valga entre una imagen y la posibilidad de contemplar y observar a los astros directamente, como puede hacerse en Oaxaca con los telescopios del Observatorio, donde más de un millón de visitantes han observado alguna vez la Luna, Saturno, Júpiter, Venus, Mercurio, Urano, el cometa Halley, lluvias de estrellas, eclipses, tránsitos, conjunciones, alineaciones o cuadraturas, siendo también sede de audiencias de conferencias y participantes en talleres, coloquios, exposiciones y Noches de Estrellas, siendo así Oaxaca, guardando las infinitas proporciones, un sitio especial en el país donde existe un Observatorio Astronómico Popular, Municipal, que como las fotografías astronómicas del Hubble, inspira a niños y jóvenes estudiantes para interesarse por la ciencia y tecnología, porque visitar y utilizar los telescopios de los oaxaqueños, únicamente requiere que el cielo esté despejado y así observar el universo directamente, incluso pudiendo tomar fotos al acoplarse teléfonos celulares a oculares de los telescopios, opción de gran interés y atractivo para los visitantes que se pueden llevar una maravillosa foto telescópica (un souvenir o recuerdo) de Oaxaca,  del Observatorio Astronómico Municipal de Oaxaca de Juárez