Marcha por la ciencia


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Científicos, investigadores, catedráticos y estudiantes de ciencias además de diversas organizaciones sociales y culturales se unieron respetuosamente en la cdmx con una “Marcha por la Ciencia” en demanda de presupuesto y para advertir que, si este gobierno (por el perfil religioso del presidente) relega a la ciencia tendremos que seguir comprando todo dispositivo, formula, patente, innovación o equipo científico a países con ciencia a muy alto precio, porque en México todo es folklore, artesanías, arte, arqueología, turismo o dádivas y es lo que apoya ahora populistamente el gobierno para seguir manteniendo a la gente sin cultura científica y así acepten, sin escepticismo, duda u objeción, todo lo que se haga o diga en este sexenio.

Dejaron sus lecturas científicas, recintos de investigación, laboratorios, observatorios astronómicos, así como conferencias a distancia con el mundo y abandonaron por un rato sus equipos de estudio para marchar, demandando un presupuesto digno para las instituciones dedicadas a la ciencia y tecnología, porque desde que comenzó este gobierno han visto disminuido su presupuesto, solicitando también respeto a derechos laborales de investigadores así como a centros de investigación, señalando en entrevista el Dr. Gerardo Herrera Corral, del Departamento de Física del Cinevestav y miembro del Centro Europeo de Investigaciones Nucleares, aseguró que no se trata de un asunto de élites o académicos, sino un problema que afecta a todo el país y pone en riesgo su futuro, porque las políticas de pobreza, que este gobierno llama austeridad, que el gobierno federal implementa atentan contra el desarrollo de la incipiente ciencia y tecnología mexicana. Refiriéndose a  la mengua de presupuestos al Conacyt y Universidades públicas, pronunciándose también contra la creación de un organismo que centralizará las decisiones, destacando que si la política de mediocridad en ciencia sigue y aumenta en este sexenio, lo poco que México ha conseguido respecto a ciencia gracias a jóvenes nacidos este siglo y que en sus universidades logran importantes avances tecnológicos, descubrimientos e inventos, todo colapsará, porque sin presupuesto no se puede hacer nada, en una dinámica que aniquilará concretar ideas de jóvenes talentosos, de científicos e inventores que al no tener presupuesto optaran por lo más lógico, irse de este país, abandonar México y otorgar su ingenio, elevado intelecto, maestrías en ciencias y doctorados a donde se les apoye y reconozca científica e intelectualmente. Obviamente en Oaxaca no hubo marcha porque este es un estado que se regodea con la droga nociva del mezcal, donde hasta Ruta y Feria tiene, con calendas o folklore y, esta bien, pero no lo es todo, también existe la ciencia y tecnología como lo demuestran todos los aparatos, equipos, medicamentos y artefactos que usamos y son patentes extranjeras de costo muy caro para México. Alabada sea la ciencia que salva vidas, nos intercomunica y pronto fabricará teléfonos más inteligentes que sus dueños mexicanos analfabetos funcionales en ciencias.