¿Déficit de agua?


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Según SAPAO el déficit histórico de agua en la ciudad de Oaxaca es de más de 300 litros por segundo, debido al estiaje que bajo caudales de ríos y, aunque se ha buscado la forma de ofrecer un servicio eficiente actualmente se suministran 600. Cantidad de agua que es insuficiente y cada vez alcanzará menor porque la población sigue creciendo y el suministro natural del subsuelo y escorrentías cercanas a la ciudad no son suficientes, como fueron hace 50 años o más cuando la población de la capital era apenas de 100 mil habitantes y alcanzaba el agua.

No alcanza el agua y no será suficiente nunca, porque somos indolentes y apáticos; y a los gobernantes que eligen los que votan no les ha interesado nunca abastecer con agua suficiente a la ciudad, dado que mientras gobiernan y tienen el poder y dinero, nunca les faltará nada, menos agua, y cuando ya no gobiernan se van de Oaxaca, Aquí no vive Diodoro, Murat, Gabino, ni ninguno de los anteriores gobernadores, por lo que les tiene sin cuidado que la gente pobre sufra por falta de agua, y si bien es responsabilidad de los gobernadores proporcionar agua dignamente, lo cierto es que también la población es apática y poco previsora, porque son capaces de gastar  miles de pesos en vanidades, en lugar de construir una cisterna o tanque de agua que les sirva en tiempos de sequía, ya que durante los cinco meses de lluvias que tenemos en Oaxaca, de Junio a Octubre, el agua sobra, abunda y precipita de forma abundante coincidiendo con la temporada de huracanes, no obstante, el 90 % del vital líquido se desperdicia y fluye libre por ríos y arroyos rumbo al mar, sin ser estancada, detenida y represada porque no hemos tenido el juicio y exigencia suficiente a los gobernantes para que construyan represas en los lugares donde hay ríos con abundante agua y esta después se canalice..

Grandes obras e infraestructura hidráulica se construyeron en el pasado, desde la época colonial hasta finales del siglo pasado para llevar agua a donde se necesita, como en CDMX que extraen agua del Estado de México, igual que Monterrey, Guadalajara o Puebla, pero no en Oaxaca, donde existen cuencas hidrológicas que no se aprovechan y el agua corre libre al mar y así seguirá por los siglos de los siglos, porque en Oaxaca en lo que va de este sexenio no se ha hecho ninguna obra y no se hará porque no hay interés oficial en mejorar la calidad de vida de los oaxaqueños y, también porque los aldeanos y pueblerinos de regiones donde abunda el agua, dicen que es de ellos, aunque los manantiales subterráneas estén a cientos de kilómetros de sus pueblos, así que por una causa u otra, los oaxaqueños seguiremos careciendo de agua, aunque esta abunde, se desborde, exceda y rebose de junio a octubre, y luego no llueva durante siete meses. Agua habrá en abundancia desde junio hasta octubre, pero casi toda se regresara al mar…