Terminan recreo


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Termina esta semana el período vacacional, otro período de recreo y a partir del lunes todos los alumnos de instrucción básica desde preescolar a secundaria regresan a las escuelas a iniciar un nuevo año escolar en el que se pretende aprendan y aprehendan conocimientos que después les sean útiles en la vida, porque es un hecho inobjetable que lo que en la escuela se aprende y aprehende, desde leer y escribir hasta hacer cuentas, es fundamental para sobrevivir y esencial para triunfar en la vida, ya sea que se dedique alguien a un oficio o concluya equis licenciatura o doctorado, porque si no se sabe leer y hacer cuentas no se puede alcanzar el éxito social o triunfo académico y, por supuesto que también en oficios, comercio, talleres o negocios, pero siempre será determinante leer escribir y definitivo contar, obviamente con las diferencias y posibilidades que significa estudiar en una escuela publica manejada por la Gestapo 22 del magisterio o en una escuela privada.

Afortunados quienes a partir del lunes iniciaran sus estudios básicos en escuelas privadas, porque nunca habrá suspensión de clases por motivos políticos o resentimiento social;  dichosos los alumnos que tendrán como maestros a arquitectos, abogados, psicólogos o titulados de cualquier otra licenciatura y no a profes egresados de escuelas normales donde se enseña a robar camionetas repartidoras, instalar barricadas, secuestrar casetas de autopistas, bloquear calles y cometer toda clase de delitos en total impunidad. Felices los niños que regresaran a clases a escuelas privadas limpias, cuidadas, seguras y con las mejores instalaciones educativas y personal docente para que el proceso enseñanza-aprendizaje sea optimo, aprendiendo además otro idioma, arte y ciencias, circunstancias o disciplinas que no aprenderán los niños escolares cuyos padres lamentablemente no tienen el poder adquisitivo para inscribir a sus hijos en escuelas de paga y se tienen que conformar con lo que hay y aunque no les guste no les queda opción, aun sabiendo que cuando terminen primaria o secundaria y después pretendan ingresar a una escuela de nivel superior, sus conocimientos serán tan pobres que no podrán aprobar exámenes de admisión, pero, como aprendieron en las escuelas públicas con profes resentidos sociales o manipulados por líderes venales que casi toso se consigue con amenazas secuestros, chantaje y bloqueos, entonces se unirán en un colectivo, grupo o pandilla de rechazados y exigirán a la fuerza sean admitidos en escuelas de nivel superior porque la educación debe ser para todos. Obviamente existen excelentes alumnos en escuelas públicas, pero son quienes tienen un coeficiente intelectual IQ superior a sus compañeros incluidos sus profes, así que ellos de todos modos triunfarán, pero son excepción siendo lo normal que la inmensa mayoría de alumnos de escuelas públicas que terminan sus vacaciones, se queden en el camino como fracasados que no aprendieron lo suficiente para concluir una licenciatura, maestría o doctorado, pero así es la vida, el éxito académico no es para todos y, con menos probabilidades, mínimas posibilidades, para alumnos que asisten a escuelas públicas controladas por la Secta 22 y que el lunes regresan a las hostilidades.