No olviden mirar hacia arriba


Carlos R. Aguilar Jiménez.

En general me complace decir casi siempre que me despido de amigos, discípulos o alumnos, que: “No Olviden Mirar Hacia Arriba”, porque más allá de las circunstancias propias de la vida cotidiana, inmersa ahora en todo tipo de problemas de inseguridad y falta de valores o respeto hacia los demás, como sucede con las actividades impunes de delincuentes y abusos de grupos de resentidos sociales contra la población al bloquear calles o secuestrar oficinas y causar daño a quien sea, lo cierto es que por encima de nosotros está el universo con todas sus maravillas y fenómenos extraordinarios de la mecánica celeste planetaria, como el Tránsito de Mercurio a través del Sol que ocurrirá este lunes 11 de noviembre desde la salida del sol en el horizonte y hasta el mediodía, obviamente si no olvidamos “Mirar Hacia Arriba”.

Desde esta semana las trayectorias orbitales de la Tierra y Mercurio comenzaron alinearse, como cuando ocurre entre la Luna y el Sol y acontecen eclipses lunares o solares, y que en esta ocasión será entre el planeta Mercurio y el Sol, ubicándose, alineándose la Tierra en perspectiva directa, por lo que el lunes al salir el Sol, unos minutos después del orto, como una gota negra debido al contraste ante el radiante disco solar, Mercurio hará contacto con el astro Dios y cruzará en casi seis horas su superficie para salir del otro lado después del mediodía, constituyendo todo un espectáculo celeste, que si bien no se podrá observar a simple vista, excepto utilizando filtros solares adecuados, en las instalaciones del Observatorio Astronómico Municipal, ubicado en lo alto del Cero del Fortín, desde las 06: 00 horas estarán abiertas las instalaciones para que todos los interesados en el Tránsito de Mercurio puedan observar y vigilar como sucede este fenómeno, que no volverá a repetirse hasta el año 2033, siendo así una magnífica oportunidad para conocer a Mercurio, planeta muy difícil de observar porque al orbitar alrededor del Sol entre la Tierra y Venus, solo es visible antes del amanecer o después de ponerse el Sol y únicamente durante máximo media hora, incluyendo siempre el problema de que el horizonte al oriente o poniente casi siempre está nublado, porque en el primer caso se hace de día y no se puede ver por la luz o, porque luego de ponerse el Sol, Mercurio lo sigue y queda del otro lado de nuestro planeta invisible para nosotros, así que en Oaxaca de Juárez, ciudad donde tenemos el privilegio de contar con un observatorio astronómico público, gratuito y municipal, los aficionados a las ciencias del cosmos y todo aquel que tenga aún curiosidad por saber y observar que ocurre en alto, en el cielo, los que no han olvidado Mirar Hacia Arriba, podrán acudir a observar e informarse del Tránsito de Mercurio este lunes mercurial, al tiempo que pueden participar en el Taller de Construcción de Relojes de Sol y asisten a la impartición de conferencias y demás actividades culturales y científicas respecto del sistema planetario solar y la mecánica celeste.