Un brote llevado al cine


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Hace 25 años, una película llegaba a las salas de cine tomando como inspiración, la hipotética expansión de una enfermedad que tenía al mundo aterrado y que quizá unos dos años antes, es decir, en 1993 se había dado a conocer la peligrosidad de un brote de esa dolencia pero que en ese entonces, en realidad se veía como mito. El padecimiento del que se habla en esa cinta es el ébola, y la historia lleva por nombre “Epidemia”, que de título original ostenta “Outbreak”, traducido literalmente como brote. 

La película es dirigida por Wolfgang Petersen, quien entonces era conocido por haber llevado a la pantalla otra adaptación cinematográfica de grandes dimensiones, “La historia sin fin” en 1984 y que más tarde tuviera otro gran éxito cinematográfico con “Troya” en 2004; pero con “Epidemia” nos llevó a vislumbrar una crisis sanitaria de escala mundial, obviamente con su toque fantástico y con algunas imprecisiones al tratarse, al final de cuentas, de una historia ficticia pero que nos hacía testigos de la crisis global que puede provocar un virus cuando sale de control. 

La cinta comienza ubicándonos en un poblado de Zaire, en África, cuando el médico y científico Billy Ford, interpretado por Morgan Freeman, descubre un virus llamado motaba, siendo letal en un 100% a las 24 horas que era contraído por el supuesto paciente; cuando reporta esto a los Estados Unidos, el gobierno de ese país decide que la mejor forma de acabar con ese nuevo brote, es bombardeando el poblado. Treinta años después, un nuevo contagio supone que ese virus ha regresado, y ahora es el científico Sam Daniells, encarnado por Dustin Hoffman es, quien es enviado a investigar los sucesos. Sin embargo, todo se complica cuando un chango africano portador del virus (que en realidad, la especie es originario de América del Sur), es llevado de manera ilegal a los Estados Unidos.

Recordar esta película es porque así, como hace más de 25 años, había una alarma mundial por el descubrimiento del ébola pero que también, se pensaba que era una especie de invento o guerra bacteriológica al no conocer casos concretos, recordemos que, en esos años no había la inmediatez en los medios de información como ahora y se especulaba más de lo que se conocía. Este año, con el coronavirus, sabemos de una manera más confiable, sí de su peligrosidad, pero también que al menos en nuestro país y quizá en nuestro continente, no se han detectado casos aún de esa enfermedad. Lo que también debemos estar seguros, es que no es nada descabellado imaginar que desde luego, alguien ya estará maquilando una historia inspirada en los eventos ubicados en China y que tiene al mundo al pendiente de lo que pueda pasar en materia de salud pública. 

Muchos críticos y público han comparado este brote del coronavirus, con cualquier cinta o novela del género de zombis, sin embargo, ha habido otras historias como “Epidemia” que con las limitantes y fantasías que requiere el cine comercial, ha retratado de manera más seria una crisis similar (con sus debidas distancias), como la que el mundo vive hoy en día. 

“Epidemia” es una cinta de 1995, protagonizada por Dustin Hoffman; Rene Russo; Morgan Freeman; Kevin Spacey; Cuba Gooding Jr.; Donald Sutherland y Patrick Dempsey y actualmente, se encuentra disponible en Netflix. 

Publicado por

Adrián Ortiz Romero

Licenciado en Derecho. Maestro en Derecho Constitucional. Periodista. Ha colaborado en diversos periódicos y revistas de Oaxaca y de la Ciudad de México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s