CFE por energías obsoletas


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Ahora que la Comisión Federal de Electricidad está dirigida por una persona casi decimonónica, un personaje propio de su tiempo, de principios del siglo pasado, extrañas y exóticas le han de parecer las tecnologías modernas y todo lo nuevo que sucede en el mundo, en especial dentro de las tendencias respecto de las innovadoras formas de generar energía eléctrica, consideradas como alternativas en base a la radiación solar, mareomotriz y la que se genera con el viento por medio de aerogeneradores, máquinas que no contaminan el ambiente y tienen alto rendimiento energético, no obstante, CFE apuesta por energías contaminantes, porque según advierten expertos, pretenden quemar combustóleo a costa del ambiente.

“Combustóleo que se produce en gran cantidad las refinerías de PEMEX será utilizado para hacer funcionar plantas antiguas de CFE con un alto costo contaminante, porque las plantas generadores llamadas “must run” o de reserva, estarían relacionadas con una estrategia para deshacerse del combustóleo, que al no tener utilización y no venderse fácilmente, entonces lo quemaran para producir energía eléctrica, dado que si se estaban procesando 400 mil barriles diarios en las refinerías y generando un 26 por ciento de combustóleo, ahora se pretende incrementar la producción  y se generarán más barriles de un producto que nadie quiere en el mundo, pero que seguramente quemaran las centrales de CFE, porque según Cesar Cadena, presidente del “Clúster Energético” de Nuevo León, el sector renovable representa inversiones superiores a los 20 mil millones de dólares en el país, siendo este sector el que como en todo el mundo civilizado debería apoyarse, dado que es tendencia global eliminar la utilización de combustóleo o cualquier otro combustible fósil para generar electricidad, en una dinámica tecnológica que hará a finales de esta década el petróleo transformado en gasolina ya no se utilice ni para impulsar automóviles, porque todo está por convertirse en solar o eléctrico, circunstancia que implica también sea una necedad construir otra refinería de petróleo, dado que para cuando la terminen y traten de poner en operación, el precio del petróleo será ínfimo y la demanda mínima, porque son los vehículos de combustión interna los que consumen la mayor parte de petróleo, sin embargo, cuando no se escucha a los expertos, cuando se sigue pensando ideológicamente más que científica o tecnológicamente, como hombres de su tiempo, incluido el jefe del director de CFE, entonces no hay argumento que valga, porque para ellos lo nuevo es malo, el cambio es perverso, excepto el que convenga a su intereses y se ajuste a sus datos, no a las condiciones que imperarán en el futuro próximo cuando el transporte, industria y todas las tecnologías funcionen con electricidad, tal y como sucedió cuando se terminaron las máquinas de vapor.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s