Libertad de expresión


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Se recordó el día de la “Libertad de Expresión”, un día dedicado principalmente a los medios o lo que se ha dado en llamar Prensa, ya sea escrita o de telecomunicaciones, sin incluir a redes que por falta de seriedad y objetividad, si bien constituyen opinión, esta equivale a criterios personales o anécdotas particulares que únicamente cuando viralizan se convierten en opinión con influencia, y todo como consecuencia del año 1694 en Inglaterra, cuando se declaró la Libertad de Prensa, apareciendo de inmediato distintos periódicos que se convirtieron en canales de opinión dando voz a la opinión pública, porque a partir de entonces todos los escritores ingleses estaban en contacto con los partidos políticos, el gobierno y los periódicos, participando con sus escritos en el debate público.

Con la aparición de periódicos de información en los que periodistas, reporteros, editores, columnistas y articulistas daban voz a ciudadanos, se creó un contrapeso a gobiernos acostumbrados a que su palabra era ley, su opinión la verdad y sus datos los auténticos. Antes de la aparición de la Libertad de Prensa, de culto y surgimiento de la democracia, la opinión de reyes, monarcas, emperadores, sacerdotes y hasta presidentes tercermundistas era absoluta siendo su palabra ley y verdad; más o menos como sucede ahora con la autodenominada 4T. que estigmatiza a la Prensa, porque al contrario de lo que afirmaba A.M. en campaña electoral, ahora el derecho a disentir no está permitido y es políticamente incorrecto discrepar, porque es suficiente con publicar alguna refutación, opinar diferente, tener otra ideología o publicar datos reales, no otros, los que convienen al gobierno, para que periodistas, columnistas o articulistas sean clasificados fifís, hipócritas, farsantes, conservadores o neoliberales, promoviendo violencia y agresividad contra periodistas y medios de información. Es lógico y entendible que quienes tienen poder temporal tres o seis años, crean que su palabra es ley y que únicamente ellos y sus seguidores tienen razón, estando equivocados todos los demás, como sucede cuando se le pregunta a alguien ofuscado por la publicidad oficial ¿Qué opinión tiene del gobierno? Contestado que la inseguridad cada vez está peor, la economía arruinada, la violencia contra las mujeres creciendo, la corrupción en aumento, el desempleo en su peor nivel, la seguridad en salud quebrada y todo de mal en peor, excepto lo intocable: el tren maya, refinería dos bocas y aeropuerto, por lo que dicen el país está bien, progresando y a punto de tener mejores niveles de bienestar que Holanda, porque México saldrá adelante debido a que somos muy machos y el ingenio del mexicano es superior al de cualquier premio Nobel. En el Día de la Libertad de Expresión, alabada sea la PRENSA y elogiados los periodistas y quienes a diario trabajamos en los medios, enviando mis felicitaciones a todos los trabajadores, en especial a TIEMPO de Oaxaca 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s