Vacuna anti covid


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Desde que Edward Jenner descubriera el potencial de los virus atenuados para crear la primera vacuna contra la viruela, inoculando a James Phipps con la viruela de las vacas (un virus similar al de la viruela) para crear inmunidad, luego de haber escuchado en boca de Sara Nelmes, una ordeñadora de vacas: “Yo nunca tendré viruela porque he tenido la viruela bovina y nunca tendré la cara marcada”, desde 1800, químicos, bioquímicos, médicos o virólogos  han buscado vacunas para inmunizar a la humanidad de enfermedades mortales, siendo Jenner el científico  que más vidas ha salvado en la historia humana, continuando a la fecha, de manera vertiginosa por la epidemia, la búsqueda de una vacuna que inmunice del Covid-19.

El anuncio de la farmacéutica estadounidense Pfizer y su socia, la biotecnológica alemana BioNTech, de que lograron una efectividad de 90 por ciento en pruebas de una vacuna contra el Covid-19 fue recibido con entusiasmo por el personal médico, la población incluidos políticos y mercados, porque gracias a la ciencia y a la velocidad a la que se ha desarrollado la vacuna resulta un prodigio genético y biotecnológico, pero especialmente por la intuición de Ugur Shanin, cofundador ejecutivo de BioNTech, quien hace años puso al personal de investigadores de su empresa ubicada en Maguncia, a trabajar en la vacuna contra un virus que conocían y aún no tenía nombre, aprovechando biotecnología que ya tenían lista para otros propósitos y de la que tenía patente, sabiendo desde hace años que las espículas del coronovaris son proteínas, y los anticuerpos que las bloquean también, comenzando a desarrollar una vacuna diseñando 20 candidatos a vacunas en cuestión de semanas, que probaron en animales de laboratorio, faltándoles únicamente ensayos en humanos, y que ahora se ha podido realizar debido a la emergencia que implica la pandemia, por lo que la empresa BioNTech estaba adelantada en es esta investigación y búsqueda de la vacuna respecto de competidoras que tuvieron que empezar de cero, así que una vez que las pruebas con humanos concluyan, el siguiente paso será inocular 7 mil millones de personas, debiéndose fabricar millones de litros para posterior inyección en el organismo para obtener inmunidad, terminando la pandemia que ha matado más de un millón de personas y, salvando, como hizo Edward Jenner otros millones de vidas, demostrando que ningún rezo, estampita religiosa, agua bendita u oración sirven para nada, siendo únicamente la ciencia la que nos dará inmunidad al Covid-19, como ya tenemos contra el sarampión, viruela, polio y así será en el futuro con las nuevas enfermedades que se puedan evitar gracias a la vacunas inventada por Edward Jenner y ahora por Ugur Shanin y otros científicos europeos, rusos, chinos o estadounidenses, no los mexicanos que creen los salvará la virgen de Guadalupe o una estampita del presidente, desestimando a los médicos y la ciencia..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s