Autorizar la mota


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Con la oposición de los ortodoxos del PAN, el resto de los grupos parlamentarios del Senado de la República consideraron la autorización legal del consuno lúdico de cannabis sativa, cáñamo, mota o mariguana, permitiendo a los consumidores adultos portar libremente hasta 28 gramos y tener  incluso 8 plantas en casa sin riesgo de ser multados o encarcelados, porque de acuerdo con la próxima reglamentación el consumo personal será permitido siempre que no sea frente a niños, así como de personas o lugares que no concedan su autorización, estableciéndose normas para cultivo, transportación, producción, almacenamiento, distribución, venta, publicidad y consumo, casi igual que con el alcohol en todas sus presentaciones y el cigarro de tabaco.

Si esta iniciativa del Senado es avalada por la Cámara de Diputados se estará garantizado el derecho de todo ciudadano -adulto- a “tronárselas” , “darse toques” o alivianarse, como se decía el siglo pasado respecto de motorolos o mariguanos, consumidores de mota, reivindicando el derecho y emancipación de adultos a consumir lo que se nos venga en gana, sin que los gobernantes, como si fueran nuestros padres, prohíban lo que se nos antoje consumir, obviamente cuidando y regulando en lo posible que niños y adolescentes que adolecen de juicio y perspectiva de vida, consuman, de la misma forma que el alcohol y en su caso el mezcal, que en Oaxaca el gobierno, iniciativa privada, mezcaleros y todo mundo se encarga de promocionar  hasta como bebida de dioses, cuando no es más que una droga igual que la mota, pero que, como todas las drogas legales o no, sirven a los adultos, con moderación y criterio, para la disipación, relax, entretenimiento, potenciación de los sentidos y sensaciones y, servirá ahora para crear nuevas industrias, empresas, comercios y creación de empleos, iniciando con el proceso de aniquilación de narcotraficantes y crimen organizado que hacen grandes negocio con las drogas prohibidas, que aunque estén prohibidas los ciudadanos que gustan de ellas siempre las compraran, porque es un hecho que los adultos conscientes, no los adictos perdidos de cualquier droga, de la misma forma que los consumidores de alcohol, como ocurrió con la ley seca de EU a principios del siglo pasado, siempre buscaremos estimulantes para mejorar la calidad de vida y las sensaciones y, no tiene derecho ningún adulto con el poder temporal que les da el gobierno, a prohibir a otro adulto lo que quiera hacer con su vida, excepto cuando trate de lastimar a otros, así que la legalización de la mota se suma a la permisibilidad del alcohol, estableciéndose un grado más de libertad en nuestro país, que a diferencia de naciones civilizadas y desarrolladas, donde las leyes no condenan el consumo de mariguana o mota, en breve se pueda hacer libremente en México sin riesgo de ser satanizado condenado o encarcelado, como quisieran quienes se oponen a todo simplemente porque a ellos no les gusta, pero ya lo dijo Juárez: “El respeto al derecho ajeno es la paz” y yo digo que es también: La libertad o Emancipación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s