¡Refinería o fábrica de vacunas!


Carlos R. Aguilar Jiménez.

México no tiene vacunas para inmunizar a sus habitantes contra el covid, en principio porque carecemos de la ciencia y tecnología que nos hubiera permitido décadas antes iniciar investigación y desarrollo respecto de virus, bacterias y gérmenes que nos enferman y matan, porque en México incluida la UNAM  todas sus instituciones educativas son tercermundistas, paupérrimas y de bajo nivel EN conocimientos científicos si se comparan con cualquier instituto de investigación estadounidense, europeo y chino o con las universidades de estos países, como Harvard, Yale, Cambridge, MIT, donde una sola de estas tiene más premios Nobel que todo Latinoamérica y África, porque hasta el Nobel mexicano otorgado a Mario Molina, ganó su premio por investigaciones en EU, no en México, donde se carece de instrumentos y equipos de primer nivel; aquí únicamente nació y estudió licenciatura, lo demás es mérito estadounidense incluido el premio.

No tenemos capacidad para la investigación científica: biomédica ,bioquímica, molecular, genética o viral porque aunque en México existen muchísimos profesionales talentosos y brillantes, no tienen con que investigar a alto nivel ni recursos financieros, así que se van como “fuga de cerebros”, sabiendo que en nuestro país, como sucede en tiempos de guerra, porque estamos en guerra contra virus mortales, las naciones transforman sus industrias para fabricar tanques, cañones, municiones y todo lo que se necesita para tratar de vencer al enemigo, (el covid) como están haciendo los países desarrollados que invirtieron  millones de euros y dólares para la creación de la vacuna y salvarán millones de vidas y ganarán muchísimo dinero, a diferencia de México, donde se podrían comprar las patentes, adquirir fórmulas, pagar derechos y, convertir la obsoleta refinería de petróleo que se está construyendo, en una fábrica de vacunas, una instalación biomédica donde con todos los permisos y normas se contrate a especialistas, se compren los aparatos o construyan y en meses, con política de economía de guerra, México estaría fabricando millones de vacunas, no únicamente para mexicanos, sino para vender a otros países pagando las respectivas comisiones a inventores y dueños de patentes, pero no, al gobierno no le importan los muertos y le cayó “como anillo al dedo” seamos el cuarto país más infectado y con muertos en el mundo, porque lo que le interesa es su obsoleta refinería para estar en contra de las energías limpias que son tendencia mundial, le preocupa acabe a tiempo su ineficaz tren y le gusta dilapidar el dinero de los impuestos de gente que trabaja en dádivas y limosnas para improductivos. Durante la II Guerra Mundial los aliados, incluido México dedicaron todos sus esfuerzos a vencer a los alemanes, comprendiendo siempre las prioridades. Nosotros en guerra contra virus seguimos teniendo como prioridad una refinería arcaica y un tren que únicamente servirá para turismo regional, y mientras que siga muriendo gente.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s