“El exorcista”: Diferencias entre el libro y la película


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Desde hace algún tiempo, algunos periodistas y críticos especializados en el séptimo arte, así como portales y redes sociales, han mencionado con insistencia que Warner Bros., se encuentra trabajando en un ‘remake’ de la película “El exorcista”, el clásico de horror que ha conmocionado al público por casi 50 años, siendo hasta este momento, la cinta del género que se considera insuperable y que cuenta, además, con un séquito de fanáticos que se cuenta por millones alrededor del orbe. 

El estudio ante estas especulaciones no se ha pronunciado al respecto. Si es cierto o no, queda aún en un misterio, pero déjenme insistir en algo, meterse con un clásico que ha sido una película de ese género con una lista de grandiosas críticas y además de culto, es demasiado riesgoso. Para mi gusto y en mi opinión (que seguramente le viene valiendo tres cacahuates a Warner), que no deberían hacerlo. La cinta además de aterradora, es una de las mejores adaptaciones literarias que se haya presentado en el celuloide, destacándose por su fidelidad a la novela. Incluso, uno de los dos premios Oscar que ganó en 1974, fue justamente a “Mejor guion adaptado”, que se llevó el mismo autor, William Peter Blatty, pues él mismo hizo la adaptación al cine. 

Aún con eso y para que una historia presentada originalmente en un libro funcione mejor en la pantalla, siempre se tienen que hacer ajustes, puesto que detenerse en los detalles que una narración nos ofrece daría como resultado en una película tremendamente larga, algo que comercialmente no funcionaría y tampoco, causaría el impacto esperado en el público. Y hoy queridos lectores, les invito a que revisemos algunas diferencias entre la novela y la película que detallan mejor la historia, sin embargo, no demeritan la esencia de lo que vimos en el cine: 

LAS FECHAS: 

Mientras que en la película, sin decírnoslo de manera abierta, la historia se desarrolla en tiempos o víspera de ‘Halloween’, los acontecimientos en la novel suceden entre abril y junio, es decir, entre la primavera y el inicio del verano. 

UN PRIMER HIJO DE CHRIS MCNEILL: 

La novela plantea que ChrisMcNeill (Ellen Burstyn) tuvo un hijo antes que Regan (Linda Blair) y que murió a los tres años de una enfermedad. Por ello, la aversión de Chris hacia los médicos, a quienes culpa de una mala atención a su hijo y de su fallecimiento. Ese sentimiento, hace que sea una madre muy sobreprotectora con Regan, pues carga la falta de la muerte de su primer hijo. 

EL PÁJARO ROJO:

Este detalle aparece en la serie de 2016 estelarizada por Alfonso Herrera para la cadena FX pero en la película pasa completamente desapercibido, a pesar de que Chris mira ese pájaro que es exactamente como lo describe el libro, pero sin hacer mayores comentarios. La historia del pájaro rojo la vemos desarrollada en la serie, pero no en la película. 

EL PADRE KARRAS ES UN PRESTIGIADO PSIQUIATRA:

En la película, solo vemos que el padre Damien Karras (Jason Miller) llega a visitar a su madre a Nueva York sin mayores explicaciones, cuando en la escena anterior lo vimos en el Campus de la Universidad de Georgetown, donde se desarrolla la historia, y en la iglesia de la Santísima Trinidad, cercana a la casa de Chris McNeill. Sin embargo, él acude a Nueva York para dictar una conferencia en un congreso psiquiátrico como un respetado médico de esta especialidad y de paso, acude a ver a su madre, a quien encuentra en precarias condiciones. 

LA CENA EN LA CASA BLANCA: 

En la película, vemos que Sharon (Kitty Winn) le comenta a Chris que la han invitado a una cena en la residencia oficial del presidente de los Estados Unidos por ser una actriz muy famosa y que se encuentra filmando en Washington. Mientras que en la cinta nunca vemos la fiesta, en el libro sí sucede y ahí Chris, conoce a un personaje que resulta clave en el inicio de la trama y que se omite completamente en la película y por quien se hace una fiesta que Chris ofrece en su vivienda de Georgetown. Esa fiesta, sí aparece en la cinta. 

MARY JO PERRIN: 

Es una carismática adivina y vidente que a Chris le parece simpática y que conoce justamente en la cena de la Casa Blanca, pues es amiga de la Primera Dama estadounidense. Su simpatía por ella anima a Chris a realizar una fiesta en su casa, donde acude un afamado astronauta, el vicepresidente de los Estados Unidos, el director de la película que realiza Chris, Burke Dennings (Jack MacGowran) y quien le insiste que invite al rector de la Universidad de Georgetown pues ahí filman y sería algo de “buenas relaciones públicas”; pero quienes llegan son el padre Wagner, decano jesuita de la Universidad y el joven Vicerrector, el padre Dyer (William O’Malley). Con estos últimos, Mary Jo Perrin sostiene una plática sobre misas negras que llama poderosamente la atención de Chris, pues al ser atea no tiene referencias de eso. Es Mary Jo Perrin, quien le advierte a Chris sobre el peligro de la tabla ouija con la que juega Regan. 

CHRIS MCNEILL SE CONVERTIRÁ EN CINEASTA: 

Aunado a todo el drama, Chris tiene que lidiar con algunas dificultades profesionales pues un famoso estudio cinematográfico la ha invitado a dar el gran salto: pasar de actriz a directora de cine, situación que la tiene animada y se convierte en su refugio, cuando la situación de Regan se convierte en algo que no puede manejarse con facilidad. 

EL PASO POR LOS MÉDICOS: 

Quizá en la película son las escenas más perturbadoras a nivel de imagen. Pareciera que el sufrimiento visto en pantalla por Regan es completamente real y según entrevistas con los productores de la película, era esta la parte en donde mucha de la gente que acudió a verla en su entreno, salió despavorida y con ataques de nervios. En la novela, el paso por los médicos es profundamente detallado y aún más turbulento. Antes de llegar a un psiquiatra, Regan pasa por revisiones y estudios realizados por un médico internista. El psiquiatra llega hasta que el internista declara que el “padecimiento” de Regan sale ya de su competencia, después de pesados y violentos estudios médicos.

EL CAMBIO DE REGAN:

La novela nos relata como el deterioro físico de la niña, el cambio de su voz y coloración de piel provoca cada vez más horror y preocupación en Chris, incluso en los médicos, mientras que, en la película, aunque vemos el cambio gradual, nunca vemos que cause mayor sorpresa en los personajes. La novela relata que cuando la personalidad que está dentro de Regan aparece, su piel, sus dientes y su aliento cambian completamente. Asimismo, cuando ya está presente la posesión, hace que Regan defeque y orine cuando tiene contacto con quienes acuden a ayudarle. “La habitación de la niña emite un hedor a mierda, orines y a carne podrida” menciona el libro, situación que nunca es mencionada en la película. Cuando la niña ya muestra signos de posesión, en el libro se refieren a ella como “la cosa” y no como Regan y de eso, tampoco se hace referencia en la cinta. 

KINDERMAN: 

Mientras que en la película, el personaje de Lee J. Cobb es un teniente de la policía que parece es torpe al solo seguir pistas, en el libro es en realidad quien llega al fondo del asunto esclareciendo de manera intuitiva el asesinato de Burke Dennings y afirmando, que fue la niña quien lo hizo pero sin saber de su posesión. Los diálogos entre Kinderman, Chris, el padre Karras y el padre Dyer son en verdad de mucho contenido en la novela y muestran una personalidad amable, pero insistente e implacable del detective, características del personaje que fueron omitidas en la cinta. 

KARL EL PRIMER SOSPECHOSO Y CUIDADOR DE REGAN:

En la película nos refieren que el mayordomo de Chris McNeill, Karl (Rudolf Schündler), mantiene una relación ríspida con Burke Dennings pero no pasa a más. La novela nos narra que, después del asesinato de Burke por “la cosa”, Karl se convierte en el primer sospechoso de Kinderman, quien lo interroga y lo persigue hasta que descubre el gran secreto del mayordomo y que es utilizado por “la cosa”, cuando se realiza el exorcismo; pues es el mismo mayordomo quien se encarga de cuidar a la niña todo el tiempo y amarrarla a la cama cuando se vuelve incontrolable. 

LOS DIÁLOGOS DE KARRAS Y EL DEMONIO: 

En la novela son simplemente estremecedores y no son dos como en la cinta, son cinco. A Karras le cuesta mucho trabajo demostrar la posesión de Regan, pues incluso, “la cosa” le refiere que puede entrar a su mente para conocer las respuestas que el sacerdote espera, conocer su personalidad, sus miedos y hasta hablar latín con él y por eso, nunca le dará una prueba de eso y la obtendrá, hasta que Regan muera. La parte quizá más terrorífica del libro, pero también la más disfrutable. En la novela, el llegar a la conclusión de que “la cosa” le habla en inglés pero al revés, refiere un estudio completo por parte de la escuela de idiomas de la Universidad de Georgetown, detalle simplemente estupendo, pues además revela que le teme a él y a un tal Merrin, a quien Karras aún no conoce. 

EL EXORCISMO, KARRAS Y KINDERMAN: 

Hacia la parte final del libro, nos narran el exorcismo y la llegada del padre Merrin (Max Von Sydow) que sucede justo como lo vemos en pantalla. El exorcismo no dura una noche como hace referencia la cinta, sino que se extiende por tres semanas, obligando a los sacerdotes a vivir en la casa de Chris McNeill. Asimismo, durante el rito se encuentran presentes Karl; Sharon y la propia Chris. Cuando ya han pasado varios días y mientras Karras visita el campus universitario a petición de Merrin para descansar, sostiene una charla con Kinderman quien le dice que ha descubierto que fue Regan la asesina de Burke y por tratarse de una niña, el asunto ya se encuentra en manos de sus superiores. Pero le advierte que la niña es una “demente”, por lo que no se podría proceder contra ella, pero que es peligrosa, pues puede asesinar a una persona.

LA TEMÁTICA ES SUGERENCIA DE UN SACERDOTE JESUITA:

Obviamente eso no puede aparecer en la cinta, pero el autor al final del libro agradece al padre Thomas Berminngham, S. F., Viceprovincial del noviciado de la Compañía de Jesús de la provincia de Nueva York por sugerirle el tema de esta novela, asimismo, a su formación jesuita que le permite mantener un equilibrio entre sus creencias religiosas y lo científicamente comprobable. 

Sin duda, “El exorcista” es una de esas historias que ha encantado y aterrado a prácticamente cinco generaciones y aunque, más que el horror la novela se centra más en un thriller policiaco y de suspenso, no limita a que ambos, sean considerados en realidad obras de horror, incluso, cuando los productores de la cinta han mencionado que se trata de un thriller religioso. La novela sin duda posee un equilibrio genuino entre la religiosidad, la ciencia y hasta el ocultismo, volviéndose un libro tremendamente disfrutable. La película, es una pieza que también posee sus propios valores y ha permanecido a lo largo de sus casi 50 años, como una de las cintas no solo más aterradoras de las que se tenga memoria, sino como una producción que ha conjuntado de manera magistral lo aterrador con escenarios bellísimos como el barrio de Georgetown en Washington D. C. ¿Crees que me faltó algún elemento por mencionar? Espero tus comentarios. 

Mi Twitter: @iorcuevas. 

Derrotan atletas medallistas paralímpicos al INCUDE


Carlos Morales Sánchez¹

+Obtienen sentencia de amparo

Son glorias del deporte nacional pero el gobierno del Estado de Oaxaca los discrimina y excluye. Hace algunos años, en las pistas de Río, Seúl, Mar del Plata y Guadalajara, enfrentaron a otros atletas paralímpicos de alto nivel. Y se alzaron con la victoria. Hoy enfrentan la insensibilidad y el menosprecio de las autoridades deportivas de Oaxaca, que les niegan una beca vitalicia. 

Ni los extenuantes entrenamientos son tan cansados como la insensibilidad de las autoridades. En el 2016, los atletas paralímpicos lograron que la 62 Legislatura incorporara en la ley un justo reconocimiento a su esfuerzo por obtener el laurel de la victoria.

El artículo 67 de la Ley de la Cultura Física y el Deporte para el Estado de Oaxaca estableció que los atletas oaxaqueños paralímpicos discapacitados que ganaran una medalla en una competencia internacional (paralímpicos, parapanamericanos y mundiales) tendrían derecho a obtener una beca vitalicia. 

Eso decía la ley pero el Poder Ejecutivo no les dio nada. Y ya pasaron cinco años.

En nuestra lastimada Oaxaca existe un justificado ejercicio de la protesta social. El único medio para ser escuchados son las movilizaciones, bloqueos de vialidades y toma de oficinas públicas. Pero los atletas decidieron seguir el camino institucionalizado del litigio ante los tribunales.

Han sido ya varios años de la lucha jurídica. Litigio Estratégico Indígena A.C. acompaña esta lucha de manera gratuita y desinteresada. El primer logro obtenido fue la recomendación de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca. El defensor del pueblo determinó que la titular del Instituto de Cultura Física y Deporte de Oaxaca violó derechos humanos de 23 atletas paralímpicos al no gestionar el fideicomiso ni los recursos para los reconocimientos económicos vitalicios.

Paralelamente, Litigio Estratégico Indígena promovió juicios de amparo. Tres años de litigio empiezan a dar resultados. El lunes primero de marzo de este año, el Juzgado Quinto de Distrito notificó a los promotores del juicio constitucional el otorgamiento del amparo. La autoridad judicial federal determinó que la titular del Incude violó derechos humanos de los quejosos. Y le ordenó construir de manera inmediata el Sistema Estatal del Deporte y a constituir el fideicomiso.

Hacer litigio por el cambio social en México es difícil y cansado. El adversario más poderoso es la insensibilidad de las autoridades. La Incude promoverá el recurso de revisión para retardar el cumplimiento de la sentencia de amparo. Seguirá retardando el asunto, pero al final deberá cumplir la sentencia. Hoy le notifiqué la resolución a José Manuel Ríos Casas, quien ha llevado el liderazgo del tema. “Aún falta mucho mi lic. Y nos urge el recurso para la alimentación de nuestras familias.” Me dice. “Ya falta menos.” Le digo. Pero es cierto. Aún falta mucho. Ya se avizora la luz al final del túnel. Seguiremos.


¹ Presidente de Litigio Estratégico Indígena A.C. Maestro de posgrado de diversas universidades públicas y privadas del país. Postula casos paradigmáticos ante la SCJN.

La ASF y Goliat


Nematini Vladimir Acevedo Silva

Hace algunos días la Auditoría Superior de la Federación hizo público el informe sobre el gasto que la administración de la llamada “Cuarta Transformación” realizó durante su primer año de gestión. Este documento contenía datos que alarmaron, de manera inmediata, a la mayoría de la población, pero más aún, desató una ola de críticas y molestias a la supuesta oposición.

Sí, aquella oposición que está integrada por diversos actores políticos que cuentan, según ellos, con una amplia “capacidad moral” y “política” para emitir sus inconformidades y repartir culpas.

Ahora se jactan de ser paladines de la “honestidad”, la “justicia” y la “transparencia”. Olvidan su pasado oscuro y ahora, se reivindican como figuras ejemplares. Todo esto porque va por México.

Con esto no quiero argumentar que dicho informe carece de veracidad y seriedad, al contrario, mediante este tipo de ejercicios que realizan los diversos órganos autónomos, como lo es la ASF, es como las y los ciudadanos podemos conocer la manera y forma en como nuestros gobernantes, destinan los recursos públicos, pero, sobre todo, si el trabajo que los servidores públicos que nos representan están desempeñando su trabajo de manera correcta o no. 

Acciones como los realizados por la ASF han servido para destapar un sin fin de anomalías que surgen a lo largo de las diversas administraciones. En una publicación de la Jornada se informó que ese mismo órgano autónomo fiscalizador detectó que en el último año del sexenio (2006-2012) de Felipe Calderón Hinojosa, se incurrió un notable subejercicio de recursos en el ámbito del gasto federalizado. Éste corresponde a los fondos destinados a servicios sociales como educación, salud y desarrollo.

Con esto se pudo señalar que dejaron de gastar 8 mil 229 millones de pesos en el Seguro Popular y en lo referente a los apoyos a personas vulnerables fueron 3 mil 500 millones más. De igual forma la ASF presentó 147 denuncias ante la entonces Procuraduría General de la República, derivado de las irregularidades detectadas.

Por otro lado, según una nota de El Sol de México, la ASF entregó a la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación de la Cámara de Diputados, un reporte de la cuenta pública del 2018 que correspondía al cierre del gobierno del entonces presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Gracias a este informe se tuvo conocimiento de la llamada “Estafa Maestra”, en donde se encontró una gran red de corrupción mediante la cual se llevaron a cabo una serie de desvíos de recursos del erario público, las cuales presuntamente fueron realizada por ex servidores públicos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, así como de la entonces Secretaría de Desarrollo Social y Humano, hoy Secretaría del Bienestar.

En este mismo informe también se señaló que, durante el último año de gestión de EPN, presuntamente se utilizaron de forma irregular 144 mil 430 millones de pesos del gasto federalizado. Recurso que la misma ASF reportó hasta el año pasado, haber recuperado tan solo mil 647 millones de pesos de la cuenta pùblica del año 2018. 

La ASF cuenta con una gran responsabilidad para llegar a la verdad y buscar, mediante los mecanismos que la propia ley le confiere, esclarecer aquellas irregularidades que se puedan detectar y, en su caso, llevar a la justicia a los servidores públicos que se presuma, hubiesen cometido alguna afectación al erario público.

Efectivamente. La aclaración realizada por parte de ese órgano fiscalizador a su informe donde refiere que el costo de la cancelaciòn del Aeropuerto de Texcoco había sido tres veces más costoso de lo anunciado por la administración morenista, para algunos fue sinónimo de pleitesía y sumisión al Ejecutivo Federal.

Por otro lado, otra gran parte comenta que esto se trató de un error técnico no fue hecho de manera deliberada, pero que sí tendrá un coste político importante. Pero sin importar el motivo, esto nos debe de preocupar y, sobre todo, continuar exigiendo cuentas claras a la administración que hoy nos gobierna.

Entiendanlo. Ustedes, la oposición que tanto se jacta y que hasta por fin se preocupa por nosotros, las y los ciudadanos, también propiciaron que hoy, nuestro país se encuentre sumido en más pobreza, desigualdad e injusticias sociales. 

@NemasVA

48 años que conocimos el lado oscuro de la luna


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Ayer lunes 01 de marzo de este 2021, se cumplieron cuarenta y ocho años de existencia uno de los discos fundamentales en la historia de la música: “The Dark Side Of The Moon”, de la banda británica Pink Floyd y que además, resultó todo un logro en las grabaciones de ese entonces. El álbum, es un trabajo conceptual de la banda que ha representado uno de sus mayores éxitos y que ha marcado influencia no solo en la música misma, sino hasta en las carreras de músicos y bandas. 

Y aunque la banda es de origen inglés, la disquera EMI decidió lanzarlo primero en los Estados Unidos, donde consideraron que poseían el mayor número de público cautivo en el mundo y quince días después, es decir, el 16 de marzo de ese mismo año, fue puesto a la venta en Reino Unido, donde también fue un éxito inmediato. 

Los números de “The Dark Side Of The Moon” es algo muy interesante de revisar. Primero porque se estima que ha vendido alrededor del mundo más de 50 millones de copias, siendo uno de los álbumes con mayores ventas en la historia de la música, solo por detrás de “Thriller” de Michael Jackson y de “Back In Black” de AC/DC que se dice, han rebasado los 65 millones de unidades colocadas. El disco, también estuvo en la lista Billboard 200 por ¡937 semanas!, es decir, casi 19 años y por ello es el que más tiempo ha permanecido en la lista de los álbumes más vendidos. Logró llegar al número uno de ventas en los Estados Unidos en su semana de estreno y al número dos en Reino Unido y actualmente, cuenta con más de 450 millones de reproducciones en Spotify y casi 100 millones en YouTube. Todo un logro si ubicamos que es un álbum que tiene casi medio siglo de existencia. 

“The Dark Side Of The Moon” fue grabado también en el mítico Abbey Road Studios, propiedad en ese entonces de la discográfica EMI, una de las más poderosas en ese tiempo y la producción estuvo a cargo de los integrantes del grupo, ya que “el productor” se acredita como Pink Floyd, pero también por Alan Parsons, quien fue en realidad quien le dio esa personalidad enigmática, elegante y progresiva al disco. En 1968, su principal arreglista, compositor y líder Syd Barret dejó la banda debido a problemas relacionados con su adicción al LSD, esto que le ocasionó problemas mentales severos; eso inspiró justamente a Parsons y a quien asumió el papel de líder desde entonces, Roger Waters, a explorar temáticas mucho muy oscuras (por ello el título del disco) para realizar un trabajo de diez tracks que hablaban de relaciones en conflicto, la avaricia, la soledad, el significado de la vida y la muerte, el miedo, la vejez y obviamente, los tormentos mentales que sufre alguien adicto, inspirados justamente en los problemas de Barret, de quien por cierto, nunca dejaron de ser amigos pese a su beligerante salida. 

Este disco fue grabado pensando en una futura gira de la agrupación e incluso, varios de los temas que componen el ‘tracklist’, fueron estrenados tiempo antes de la salida del material tocados en directo por la banda. Sin embargo, fue justamente el talento y visión de Waters y Parsons que hicieron que la grabación resultara algo muy innovador para la época: introdujeron ‘loops’ y grabaciones multipista en ciertas canciones, lo que repercutió en un sonido vanguardista y moderno, se dice también que en varias pistas se utilizaron sintetizadores analógicos; pero la introducción de citas filosóficas que se implantan a lo largo de los temas del álbum, así como la interpretación conocida como “no léxica” de la cantante Clare Torry para el tema “The Great Gig In The Sky” y varias novedades a nivel de sonido, fueron creaciones de Alan Parsons. 

El disco sigue siendo uno de los más aclamados por la crítica al paso de los años y es un emblema no solo del rock progresivo, sino de la música. Gracias a este trabajo, muchos artistas incluso actuales, se han inspirado para cimentar su sonido e incluso, carreras completas. “The Dark Side Of The Moon” sigue siendo hasta este momento, uno de los discos elementales para cualquier amante de la música y que las nuevas generaciones, deben conocer como un testimonio de que el arte, no tiene época.

Mi Twitter: @iorcuevas.