¿Peligro de retorno a las aulas?

Mariano Estrada Martínez

Sin cubrebocas, ni sana distancia, los miles de asistentes disfrutaron de sus artistas favoritos en el Flow Fest 2021 un festival-reggaetón donde los jóvenes se deleitaron con temas llenos de ritmo, misoginia, discriminación, sexo y denigración a la mujer: 

“Yo nunca le bajo 

siempre estoy en high 

Enrola otro bate 

que eso sí le atrae

En la cintura tengo la 45 (woh oh)

Se pinta de santa pero se las trae 

En el VIP con la manada 

Demasiao poderoso como el Mayo Zambada (ja) 

Tiene un cuerpo cabrón, 

no le duele nada (woh oh oh) 

Y mueve el booty aunque se ve delicada 

Para darle pam-pam. 

Tal parece que  Yandel, Ozuna, Nathy Peluzo, El Alfa y  Farruko tienen más poder de convocatoria que AMLO, atraen más jóvenes que la SEP, más letras hermosas que los video de PREVENIMSS y más interés en la juventud que la UNICEF.  

El regreso a las clases presenciales genera debates porque se considera que es un peligro ya que los establecimientos escolares actúan como epicentro de los contagios, no así los cines, teatros, estadios, autódromos, bares y cantinas. 

Por otro lado, pediatras, psicopedagogos y muchos padres de familia consideran ya insostenible para la salud física y mental de los niños la prolongación de la virtualidad, además del desafío pedagógico, está el efecto psicológico del aplazamiento del confinamiento y el retraso en la interacción social y maduración de los chicos que parece ser que a pocos le importa. 

La UNICEF indicó que el riesgo de contagio era mayor para los infantes fuera que dentro de los establecimientos educativos. Y esa fue la base para sostener las escuelas abiertas tanto como fuera posible a fin de minimizar la movilidad de los padres. 

El reportaje titulado “México, entre los países del mundo con menos clases presenciales”  que publica el portal “La política on line”, menciona experiencias de semipresencialidad en todo momento, tiempo y lugar, es decir; cierres y aperturas a discreción y dependiendo de la escuela o ciudad y no del país completo. 

Quiero dejar en claro que no se trata de sólo procurar la continuidad de las clases, sino que junto con ellas procurar la continuidad de nuestras vidas. Si bien el confinamiento, la sana distancia, los cubrebocas que cubren las sonrisas de los niños y todos los mecanismos que han permitido reducir los contagios han sido buenos catalizadores  también ha despertado otras problemáticas en nuestros estudiantes: el encierro, la fatiga, la distancia social, la falta de sol, la falta de conectividad, el retraso académico,  múltiples disparidades que se originan al tomar clases en línea, pérdida de la realidad, entrada de lleno a un mundo virtual del  que tanto los veníamos cuidando. 

La enseñanza híbrida es un inicio de solución ya que promueve la integración de espacios escolares virtuales y presenciales para la instrucción. Esto implica interacciones entre docentes, estudiantes, contenidos y espacios. 

Ya embarcados en la enseñanza híbrida no ignoramos la dificultad que implica, pero no se trata de dar soluciones fáciles, tenemos la experiencia adquirida durante este tiempo de pandemia en el que, en el mejor de los casos, pudimos mantener el contacto con nuestros alumnos a través de una pantalla y ahora paulatinamente intentar regresar al salón, tocar el alma de los niños de cuyas duras realidades ignorábamos con la pantalla apagada, charlar con aquellos que se acerquen a nosotros con un abrazo y regalarles una palabra de ánimo, ganar en seguridad de los exámenes presenciales. El pase de lista presencial será una herramienta vital pues podremos atender lo esencial, es decir, a las personas.

Twitter: 

@PROFEMARIANO1

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s