“Mario Bros. la película”: un cariñito a los fanáticos

Date:

Paréntesis

Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

Este fin de semana en el cine, fue para Mario y Luigi, los hermanos fontaneros emblema de la compañía Nintendo, propiedad del no menos legendario Shigeru Miyamoto y que este 2023, llegaron a la pantalla grande gracias a Ilumination y Universal Pictures, con grandes expectativas pero que con Rotten Tomatoes no le fue tan bien, pues la evaluó con un 56% de comentarios positivos contra 98% del público, aunque en IMDb, la cosa cambia, pues obtuvo una calificación de 7.4/10, lo que la pone como una película buena. 

Pero lo que crítica comente queda sin importancia cuando el público responde en la taquilla y se vuelca a ver una cinta que, por alguna circunstancia, considera digna de que se pague una entrada para verla. Y eso justamente está pasando con “Mario Bros. la película”, que a nivel mundial recaudó la descomunal cantidad de ¡377 millones de dólares!, en su fin de semana de estreno, situación que la pone como la mejor apertura mundial en lo que va del 2023. Y es que la producción de la cinta fue de 100 millones de dólares, por lo que prácticamente ya duplicó su costo en ganancias. 

Y es que no es para menos, la cinta, aunque dirigida al público infantil, no puede deshacerse tan fácil de ese nimbo de nostalgia que la rodea desde su origen, pues muchas personas ya adultas, como en mi caso, no perdimos la oportunidad de ver en la pantalla grande a los personajes con los que jugamos en las consolas de juegos de video de Nintendo, cuando éramos niños. La evolución de los gráficos hasta llegar, a principios de los noventa al Mario Bros. 3, quizá el más representativo de la franquicia en su primera etapa y donde aparecieron elementos que definieron el futuro del juego, como su transformación en el mapache volador gracias a la hoja tanuki, el traje de rana o la flauta mágica y la introducción de Yoshi, uno de los personajes más entrañables de ese universo. Y por todos esos elementos que nos hicieron recordar gran parte de la niñez a muchos, es que la cinta cumple el cometido de ser una especie de cariñito a los seguidores más fervientes y no tanto un ‘fan service’, como han comentado algunos. 

La historia es simple y aunque en el cine cambia de rescatar a la princesa Peach por Luigi, no deja de tener la estructura del juego que ha conquistado a generaciones, de ser emocionante, emotivo, que emplea la música que nos da en medio de la nostalgia y las expresiones de los personajes que se han convertido incluso en formas de expresión coloquial, además de que la escena de Mario Kart en la película, que apareció por vez primera a finales de los noventa en el hoy histórico Nintendo 64, provocó que más de uno aplaudiera en la sala, sí, todos los que hicimos eso, ya rebasamos los 30 años porque así era el nivel de emoción que provocaba ese juego cuando ya lo podíamos manipular con cuatro jugadores y que lo convirtió en el icono de aquella revolucionaria consola. 

“Mario Bros.: la película” cumple su tarea sin dudarlo. Posee una animación enternecedora haciendo que nos olvidemos de aquella cinta un tanto tenebrosa de 1993, “Súper Mario Bros.”, están todos los personajes, situaciones y las dos escenas post créditos, nos dan la esperanza de una continuación con muchas más estrellas que han aparecido a lo largo del tiempo en el juego; a los niños, Mario y Luigi los ha conquistado ahora en evolucionados formatos como las consolas en 3D, además de otros medios, mientras que muchos de quienes ahora somos papás y adultos, lo conocimos cuando llegó en la entonces novedosa consola que revolucionó el mundo de los juegos de video. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Acción legal contra Semovi

Carlos R. Aguilar Jiménez No soy abogado, pero si lo...

Un inicio que promete 

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas  En octubre de...

¿Y el libramiento norte?

Carlos R. Aguilar Jiménez Años van, décadas vienen y desde...

CONTRAFUEGO || Ninguneo al Legislativo

Aurelio Ramos Méndez Suena muy democrático, pero entraña un lamentable...