Guelaguetza, el ejemplo para un futuro mejor

Date:

  • Pongamos todo en perspectiva con:

Carlos Villalobos

La Guelaguetza, un mágico encuentro lleno de tradición, cultura y color, no solo es un encuentro es el encuentro cultural y racial más importante de Latinoamérica, además, aún quedan muchas lecciones que podemos aprender al respecto como sociedad. Al sumergirnos en ella, nos damos cuenta de cómo podría convertirse en el punto de partida para forjar un futuro político y social más prometedor. 

A través de danzas, contagiosa música y cautivadores trajes tradicionales, la Guelaguetza une a comunidades diversas y etnias, mostrándonos la riqueza que surge cuando compartimos nuestras tradiciones y nos abrazamos como hermanos.

En este evento único, que representa la diversidad de Oaxaca, encontramos un espejo de la riqueza de nuestra sociedad y la importancia de la inclusión. De igual forma en la Guelaguetza, podemos aspirar a una unión más profunda en nuestra vida política.

Imaginemos una sociedad donde, siguiendo el ejemplo de la Guelaguetza, cada individuo, sin importar su origen o ideología, pueda ser escuchado y respetado. Una sociedad donde la diversidad de opiniones sea una fuente de enriquecimiento y no de división. Es un camino desafiante, complicado, pero no imposible; al igual que en las danzas y música que vemos en la festividad, debemos armonizar nuestros esfuerzos para avanzar juntos hacia un futuro más inclusivo y próspero.

Durante estas festividades, aprendemos la importancia de la solidaridad y el apoyo mutuo. Al trabajar en conjunto para llevar a cabo este evento, reconocemos que, cuando nos unimos, logramos cosas asombrosas. Del mismo modo, en el ámbito político y social, debemos aprender a colaborar y dejar de lado las diferencias partidistas para construir comunidades, estados y una nación que prioricen las necesidades de la gente.

La Guelaguetza también nos recuerda la importancia de preservar nuestras raíces y valores culturales. En el ámbito político, esto implica recordar nuestra historia, aprender de ella y evitar caer en los mismos errores del pasado. En lo social, significa honrar nuestras tradiciones y, al mismo tiempo, avanzar hacia una sociedad más justa y equitativa.

Por último, la Guelaguetza nos enseña cómo la celebración de nuestras diferencias puede ser un impulso para el progreso. En un país tan diverso como el nuestro, la clave para un futuro mejor radica en abrazar esa diversidad e implementar mecanismos que impulsen el desarrollo mutuo.

Así como el baile y la música nos llenan de alegría y orgullo, imaginemos un México donde cada uno de nosotros se sienta orgulloso de pertenecer a esta tierra, donde trabajemos en conjunto para superar desafíos y donde construyamos un futuro más brillante.

¡Sigamos bailando juntos hacia ese horizonte de esperanza y transformación! ¡Qué viva Oaxaca!

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

https://carlosvillalobos.substack.com/

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

AL MARGEN || Con la defensa de la prisión preventiva oficiosa, el “progresismo” de la 4T llama a restringir las libertades fundamentales de los...

De ganar la mayoría calificada en las dos cámaras federales en los comicios de junio próximo, Morena y sus aliados no verán mal la posibilidad de una contrarreforma constitucional en materia de derechos humanos. Así lo dicen cuando refieren, al final del texto, al mecanismo de reforma constitucional establecido en el artículo 135 constitucional. 

Mujeres y Política| Las elecciones 2024

Soledad Jarquin Edgar SemMéxico, Oaxaca, 22 de febrero, 2024.-...

“En el día de las lenguas indígenas, nada que festejar”: Mariana Yáñez

Maríana Yáñez Unda es una joven abogada oaxaqueña, feminista,...

Realiza IMSS jornada regional de capacitación en materia de Protección Civil en Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- El día de hoy se...