IMSS: Fantasma de la corrupci贸n y la quiebra

Date:

+ Garante social en riesgo, por el estancamiento

Como casi siempre ha sido, el Instituto Mexicano del Seguro Social se volvi贸 tema de inter茅s, s贸lo cuando el gobierno federal puso sobre la mesa las alarmantes cifras sobre su grave estado de salud financiera. Poco se hab铆a atendido el pasivo econ贸mico que enfrenta la instituci贸n, pero es menos a煤n lo que se ha entendido sobre la importancia que tiene ese Instituto para el pa铆s, y lo grave que puede costarnos a todos los trabajadores del pa铆s, el seguir teniendo una econom铆a deprimida a la que le es imposible crecer.

Por lo menos desde hace quince a帽os, el Seguro Social enfrenta una situaci贸n ca贸tica. Fue a mediados de la d茅cada pasada, cuando se hizo ver con alarma que la situaci贸n de esa instituci贸n era ya insostenible en las condiciones en que se encontraban. Su ley, que databa de la d茅cada de los setentas, contemplaba una serie de garant铆as y derechos para los trabajadores afiliados al IMSS, que ya para entonces no pod铆an seguir siendo costeadas frente a una masa laboral que crec铆a exponencialmente, y que lejos de inyectar recursos se los absorb铆a al hacer uso de los servicios m茅dicos y todas las prestaciones sociales que otorgaba la instituci贸n.

Hasta entonces, por ejemplo, un trabajador pod铆a tener derecho a jubilaci贸n al haber cotizado 煤nicamente quinientas semanas al IMSS (algo as铆 como unos diez a帽os de trabajo con prestaciones sociales); y era 茅ste, directamente, quien a partir del retiro del trabajador otorgaba una pensi贸n que erogaba de su presupuesto; para mediados de los a帽os noventas, sostener el r茅gimen de jubilaciones en estas condiciones, har铆a inviable la posibilidad del coste de las mismas en el corto plazo.

Fue entonces que se impuls贸 una nueva Ley del Seguro Social, en la que se fijaban nuevas reglas para, entre muchos otros t贸picos, hacer viables y costeables los derechos a futuro de los trabajadores. Se abandon贸 el r茅gimen de las quinientas semanas, y se sustituy贸 por otro en el que se estableci贸 la necesidad de haber aportado al Seguro Social durante mil quinientas semanas (algo as铆 como treinta a帽os de trabajo) para poder tener derecho a un haber por retiro, que ser铆a costeado por los fondos personales que cada trabajador acumulara en su Administradora de Fondos para el Retiro. Con ello, se supon铆a, el IMSS har铆a viable su existencia en el largo plazo.

A la par de ello, se establecieron otras modificaciones en cuanto a los seguros que otorga a los trabajadores, y las prestaciones que incluye en cada uno de ellos. Esto fue trascendental para las millones de personas que cotizan al IMSS, o que son beneficiarias de sus servicios a trav茅s de sus familiares trabajadores, porque s贸lo as铆 fue como esa instituci贸n pudo salvarse de la quiebra. Aunque en muchos sentidos, los usuarios soslayamos al Seguro Social por su recurrente atenci贸n m茅dica poco humana, o por la masificaci贸n en sus hospitales, cl铆nicas y centros de atenci贸n, es evidente que 茅ste representa la materializaci贸n de una de las garant铆as sociales m谩s necesarias e indispensables para todas las personas, que tiene adem谩s su origen en las exigencias del sector obrero que dieron vida y fundamento ideol贸gico y pol铆tico a la Revoluci贸n Mexicana. El IMSS representa, sin duda, la materializaci贸n de una de las garant铆as sociales m谩s anheladas por los mexicanos, independientemente de nuestra condici贸n social.

 

IMSS, POR QU脡 EN QUIEBRA

Hace m谩s o menos una semana, el presidente Felipe Calder贸n reconoci贸 que el IMSS se encuentra en una situaci贸n cr铆tica, que hace necesaria una nueva reforma de fondo. Para el gobierno federal, la responsabilidad de dar viabilidad social y econ贸mica al Instituto tiene que ver con una serie de reformas que dependen de quienes conforman el Poder Legislativo. Para 茅stos, a su vez, el problema se encuentra en otros rubros como la corrupci贸n. Una corrupci贸n que, si se denuncia, es porque parece ser asimismo vista por todos; pero sobre la cual nadie hace algo efectivo para eliminarla de verdad.

Ante esa realidad, tanto diputados del Partido Revolucionario Institucional, como del PRD y otras fuerzas pol铆ticas distintas al PAN, dejaron ver la consideraci贸n de que, para ellos, primero se debe limpiar al IMSS de la corrupci贸n, para despu茅s pensar en una nueva cadena de reformas que restrinjan a煤n m谩s los derechos de los nuevos trabajadores. Incluso, esa fue la din谩mica en la que 鈥渕anos extra帽as鈥 hicieron llegar al noticiero nocturno de la cadena Televisa, unas grabaciones en las que supuestamente se escucha a un alto funcionario del IMSS haciendo una negociaci贸n ilegal con un ejecutivo de una firma farmac茅utica, para que se le compraran medicamentos de bajo costo a cambio de compartir las ganancias de esas facturas infladas en cuanto a los costos reales de lo vendido.

驴De verdad el problema est谩 en la corrupci贸n? Seguramente una parte importante s铆. Estudios internacionales han revelado que los mexicanos perdemos cantidades exorbitantes de dinero en la manutenci贸n de la corrupci贸n, y que 茅sta se encuentra incrustada firmemente en la gesti贸n p煤blica que no puede abandonar sus vicios de corrupci贸n y extorsi贸n.

Pero evidentemente, esa no es la 煤nica arista de dicho problema. El conflicto m谩s grave a que se enfrenta el IMSS, m谩s que la corrupci贸n que le desv铆a recursos que bien podr铆an utilizar para mejorar la calidad de la atenci贸n que prestan, se encuentra en la necesidad de que el pa铆s y el empleo crezcan a un ritmo m谩s acelerado.

Hasta hoy poco se ha dicho al respecto. De eso, sin duda, son responsables tanto el gobierno federal, como el Congreso de la Uni贸n, porque en ambos recae el se帽alamiento por no poder procurar los acuerdos y las medidas necesarias que hagan crecer al pa铆s. Por eso, todos en conjunto pretenden responsabilizar a la corrupci贸n 鈥攓ue es infame鈥 por otros vicios que m谩s bien tienen que ver con la falta total de impulsos reales a la econom铆a.

 

CRECIMIENTO NEGADO

El pa铆s necesita crecer a un ritmo m谩s acelerado y consistente para poder dar viabilidad al IMSS. Apretar a quienes ya cotizamos, es tanto como querer tener una mayor recaudaci贸n sin extenderse antes a ampliar la base de contribuyentes, y por tanto seguir cobrando todav铆a m谩s a los mismos que ya pagan. Algo as铆 ocurre aqu铆. Mientras no haya honestidad en esa visi贸n y afirmaci贸n por parte de quienes integran los poderes p煤blicos, se seguir谩n diciendo las mismas verdades a medias de siempre.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Muchos cambios, poca claridad. El camino naranja a 2024

Pongamos todo en perspectiva con: Carlos Villalobos En la compleja...

El r铆o la Arena de Pinotepa Nacional tiene esperanza: CNDH emite recomendaci贸n para su rescate.

La Comisi贸n Nacional de los Derechos Humanos(CNDH) emiti贸 una...

鈥淚n Utero鈥 en datos por su trig茅simo aniversario聽

Par茅ntesis  M煤sica. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas聽 No s茅 si...

鈥淢i querida ni帽a鈥: te atrapa porque te atrapa聽

Par茅ntesis  M煤sica. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas聽 Antes de comenzar...