Expropiaci贸n petrolera: ya la olvidamos

Date:

+ Pemex: apertura vs 鈥渞azones hist贸ricas鈥

Hoy se cumplen 75 a帽os de que el presidente L谩zaro C谩rdenas del R铆o decret贸 la expropiaci贸n de la industria petrolera mexicana, e hizo efectivo lo que establec铆a el art铆culo 27 constitucional relativo a que el suelo, subsuelo, mar territorial y espacio a茅reo son propiedad de la naci贸n. Aunque hoy a nosotros se nos hacen temas obvios tanto lo relacionado a la industria petrolera como lo que concierne a la propiedad de la naci贸n de las tierras y aguas que comprenden la rep煤blica, lo cierto es que de ese momento hist贸rico surgieron diversos asuntos nacionales que hoy deber铆amos conocer mejor, para comprender lo que ocurre hoy en d铆a en nuestro pa铆s.

En efecto, hoy que se conmemora un aniversario m谩s de la expropiaci贸n petrolera, hay un conjunto de datos y antecedentes hist贸ricos que todos los mexicanos deber铆amos conocer. En principio, esto tiene que ver con la industria petrolera como tal, pero tambi茅n con los cambios constitucionales que derivaron de la Revoluci贸n y que impactaron profundamente en los gobiernos posteriores a la era revolucionaria. Si hay razones para entender por qu茅 muchos consideran a C谩rdenas como el mejor presidente que ha tenido este pa铆s, varias se encuentran en este momento hist贸rico.

Vayamos por partes. Desde 1917 que fue promulgada, la Constituci贸n federal 鈥攓ue era de un corte demasiado socialista y nacionalista en relaci贸n a los intereses extranjeros establecidos en M茅xico鈥 dispon铆a en su art铆culo 27 que la propiedad de las tierras y aguas nacionales corresponde originariamente a la Naci贸n, la cual, ha tenido y tiene el derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares. Si esto ya de por s铆 causaba escozor particularmente a los intereses norteamericanos, el contenido del cuarto p谩rrafo de ese art铆culo constitu铆a una verdadera afrenta a sus intereses. 驴Qu茅 se帽alaba?

Dec铆a, como hasta ahora, lo siguiente: 鈥渃orresponde a la Naci贸n el dominio directo de todos los minerales o substancias que en vetas, mantos, masas o yacimientos, constituyan dep贸sitos cuya naturaleza sea distinta de los componentes de los terrenos (鈥) Los productos derivados de la descomposici贸n de las rocas, cuando su explotaci贸n necesite trabajos subterr谩neos; los fosfatos susceptibles de ser utilizados como fertilizantes; los combustibles minerales s贸lidos; el petr贸leo y todos los carburos de hidr贸geno s贸lidos, l铆quidos o gaseosos.鈥

驴Por qu茅 tanta molestia? Porque desde finales del siglo XIX la industria petrolera, junto con la explotaci贸n y aprovechamiento de los hidrocarburos hab铆a estado por completo en manos de norteamericanos. Incluso hay versiones que sostienen que fue el gobierno vecino el que incit贸 la ca铆da del presidente Porfirio D铆az cuando 茅ste comenz贸 a alentar la industria petrolera de capital ingl茅s en nuestro pa铆s. Esto nos da una idea de que los norteamericanos conoc铆an perfectamente la riqueza petrolera mexicana, y que la quer铆an s贸lo para ellos.

Por eso a los norteamericanos no les gust贸 el contenido del art铆culo 27 constitucional, y por esa raz贸n se negaron a reconocer a gobiernos como el de 脕lvaro Obreg贸n. A 茅ste lo obligaron a firmar el Tratado de Bucareli en 1923, en el que bajo la justificaci贸n de que el gobierno mexicano se compromet铆a a pagar quebrantos cometidos a ciudadanos norteamericanos durante la Revoluci贸n, en realidad lo que buscaba el gobierno estadounidense era asegurar que el contenido del art铆culo citado no fuera retroactivo, y que particularmente no se tocara a la industria petrolera, cuyo aprovechamiento se encontraba en manos de capitales y empresas norteamericanas.

EXPROPIACI脫N PETROLERA

Para hablar en lenguaje coloquial jur铆dico, podemos decir que hasta antes de 1938 el art铆culo 27 constitucional era vigente, pero no positivo. Es decir, que ya se encontraba en la Constituci贸n pero que no era aplicado. Desde que asumi贸 el gobierno el presidente C谩rdenas, comprendi贸 que los tiempos cambiaban y que era imposible continuar sufriendo por las carencias econ贸micas y las limitaciones en el aprovechamiento de las riquezas naturales, cuando al mismo tiempo el capital extranjero se estaba sirviendo de la explotaci贸n libre de recursos como el petr贸leo.

El presidente C谩rdenas, adem谩s, entend铆a tambi茅n que los tiempos hab铆an cambiado y que para lograr los cambios trascendentales, la v铆a de las armas ya no era la 煤nica viable. En su gobierno se inauguraron las grandes movilizaciones de los sectores populares (obrero, campesino, etc茅tera) para presionar al Estado a conseguir esos cambios. Y una de las primeras grandes movilizaciones ocurri贸 no en contra del gobierno de C谩rdenas, sino justamente alentado por 茅ste para presionar a la aplicaci贸n del art铆culo 27 constitucional y para frenar a los poderes f谩cticos que se opon铆an a ellos.

El presidente C谩rdenas se encontr贸, adem谩s, a una industria petrolera que, en manos de extranjeros, se sent铆a aut贸noma, extraterritorial y al margen del imperio constitucional. Los intentos que hac铆a su gobierno para intentar que 茅stos tuvieran una relaci贸n menos ventajosa para sus intereses y m谩s acorde con el inter茅s nacional, fueron infructuosos. Por eso, cuando vio que el inicio de la Segunda Guerra Mundial era inminente, decidi贸 emprender el proceso de nacionalizaci贸n de la industria petrolera mexicana.

驴Por qu茅 en ese momento? Porque entendi贸 que, en el contexto hist贸rico, Estados Unidos no tendr铆a capacidad para enviar a su flota naval a amedrentar a M茅xico, cuando su prioridad era la gran guerra que estaba a punto de estallar en Europa. Por eso, a partir de la nacionalizaci贸n del petr贸leo el art铆culo 27 constitucional tuvo vida propia. Aunque tambi茅n por eso los mexicanos, y las fuerzas pol铆ticas, tenemos tantas reticencias a hablar de la apertura de la industria petrolera al capital privado, e incluso tenemos hasta atavismos sobre ese tema.

驴NO A LA APERTURA?

La del petr贸leo es la 煤nica 鈥済uerra鈥 por un inter茅s, que M茅xico le ha ganado a Estados Unidos. Ellos nos arrebataron la mitad del territorio, se sirvieron de nuestros recursos y hoy en d铆a siguen usando nuestra fuerza de trabajo barata en los inmigrantes. Por eso muchos prefieren que el petr贸leo nacional se pudra en el subsuelo antes que abrir la industria al capital privado o a las empresas estadounidenses. Es un asunto emocional que, sin embargo, debemos superar para darle viabilidad a una industria que, nos guste o no, representa el pilar del gasto p煤blico y la econom铆a en M茅xico.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Solo un priista puede acabar con el PRI

Pongamos todo en perspectiva con: Carlos Villalobos Desde las 煤ltimas...

AL MARGEN || Los pozoleros: 鈥楥uando la perra es brava, hasta a los de la casa muerde鈥︹

Adri谩n Ortiz Romero Cuevas聽 Viernes 26 de mayo de 2023 驴Cu谩nto...

Adi贸s a la reina del rock: Tina Turner en datos

Ismael Ortiz Romero Cuevas Ayer mi茅rcoles 24 de mayo, una...

Del mal gusto a lo rid铆culo

Par茅ntesis M煤sica. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas聽 Tengo que aceptar...