Municipios y Ramo 28: ¿pronto, una rebelión?

Date:

+ Reasignación municipal inquieta a autoridades

Transcurrió ya la primera semana hábil de 2014 y en muchos municipios de la entidad hay preocupación por la posible disminución del Ramo 28, que constituye la principal fuente de ingresos para el funcionamiento de los gobiernos municipales, y que proviene de las transferencias que realiza la Federación por la recaudación de diversos impuestos.
En efecto, una vez que las nuevas autoridades municipales asumieron sus cargos y comenzaron a revisar los recursos con los que contarán, muchos se percataron que contrario a lo común, en muchos casos el Ramo 28 de su municipio –que siempre aumentaba de forma anual, así fuera de forma sólo testimonial- disminuyó drásticamente para 2014, mientras que en otros municipios creció hasta duplicarse o triplicarse. Es tiempo que el gobierno estatal y federal ofrezcan explicaciones al respecto.
¿Qué es el Ramo 28? De acuerdo con lo que establece la Ley de Coordinación Fiscal federal, éste el Ramo del Presupuesto de Egresos de la Federación que contiene los recursos correspondientes a las participaciones en ingresos federales e incentivos económicos que se asignan a las entidades federativas y los municipios en los términos establecidos por la citada Ley y los Convenios de Adhesión al Sistema de Coordinación Fiscal y de Colaboración Administrativa en Materia Fiscal Federal.
Esencialmente, el Ramo 28 ha buscado ser una expresión del llamado “federalismo fiscal”, a través del cual se ha buscado que tanto la Federación, como las entidades federativas y los municipios, participen en el reparto de los recursos recaudados por la existencia de diversos impuestos que se aplican en todo el territorio nacional y que involucran por igual a los contribuyentes.
En el ámbito municipal, y al margen de las desviaciones y los vicios que existen en muchas administraciones corruptas, lo cierto es que en esencia el Ramo 28 constituye la principal fuente de ingresos, porque es el rubro presupuestal que les permite el funcionamiento de la administración y que les da margen de decisión para optar por el uso de esos recursos en funciones administrativas o en obra o servicios, con un grado de libertad que no tiene ningún otro fondo al que pudieran acceder del Estado o la Federación.
El origen federalista de dicho Ramo, radica en su integración: el Ramo 28 se compone del Fondo General de Participaciones, que se constituye con el 20 por ciento de la Recaudación Federal Participable (RFP), el Fondo de Fomento Municipal; el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, en el que las entidades federativas participan con el 20 por ciento de la recaudación.
Otro de los elementos de dicho ramo es el Fondo de Compensación, mediante el cual se distribuye la recaudación derivada del aumento a la gasolina y diesel. Para la integración del Ramo 28 también participan recursos de otras fuentes, como el Fondo de Extracción de Hidrocarburos, el Fondo de Compensación del Impuesto sobre Automóviles Nuevos; incentivos por el cobro del Impuesto a la Tenencia y Uso de Vehículos, y otros.
Uno de los aspectos que ha tenido el Ramo 28 como de vital importancia para los municipios, es que dicho fondo ha constituido algo así como un ingreso progresivo garantizado que tienen para cubrir sus necesidades más básicas, que van desde el otorgamiento de servicios a su comunidad, su gasto corriente y la inversión en temas que escapan a la cobertura de otros fondos que tienen recursos etiquetados para ciertos rubros.

LAS DUDAS
No son pocas las voces que, desde los municipios de la entidad sostienen que el Ramo 28 que corresponde a su comunidad ha disminuido, llegando a niveles que incluso hablan de reducciones de más del 50 por ciento, respecto a los recursos recibidos en 2013.
La primera duda que surge es en relación a si este es un problema de asignación desde la Federación, o si fue un error o una decisión deliberada del Paquete Económico aprobado por la LXII Legislatura para 2014. De entrada, y según lo establece el Acuerdo por el que se da a conocer a los Gobiernos de las Entidades Federativas la Distribución y Calendarización para la Ministración durante el Ejercicio Fiscal 2014, de los Recursos Correspondientes a los Ramos Generales 28 y 33, el Ramo 28 asignado a Oaxaca no sólo no decreció, sino que fue incrementado en más de mil millones de pesos respecto a 2013. En datos duros, para 2014 el mencionado Acuerdo establece que Oaxaca recibirá 15 mil 716 millones 766 mil 802 pesos, mientras que en 2013 fueron transferidos 14 mil 462 millones 776 mil 134 pesos. Hay una diferencia de mil 253 millones 990 mil 668 pesos.
Luego, en el Presupuesto de Egresos del Estado se establece, en su artículo 25, que los municipios ejercerán un presupuesto de 11 mil 486 millones 542 mil 155 pesos, y establece que la distribución y calendario de pagos se publicará en el Periódico Oficial a más tardar 15 días después de que Hacienda publique el calendario de entrega.
De ser correcta esta primera apreciación de muchas autoridades municipales, sería bueno que desde ahora el Gobierno del Estado, y el federal, tomaran las previsiones necesarias, primero para explicar si esto es cierto, y después –y sobre todo- para eliminar las disposiciones que establecen un cambio en el cálculo del Ramo 28 para cada municipio, tomando en cuenta que dejar esta modificación afectaría gravemente el funcionamiento de muchos municipios, y los servicios que reciben cientos de miles de ciudadanos en cientos de municipios de la entidad, provocando también problemas políticos, manifestaciones y hasta rebeliones.

SUBIR Y BAJAR
En contraparte, desde los mismos municipios sostienen que hay algunos a los que su Ramo 28 se multiplicó. Tiene la idea, porque no cuentan con datos concretos, que esto puede ser por la inclusión de dichas localidades en la Cruzada Nacional contra el Hambre, que en Oaxaca desde 2013 focalizó prácticamente todos los programas federales a los 133 municipios contemplados en el mapa de la Cruzada. De ser así habría beneficiarios colaterales, que no precisamente sufren de hambre pero sí de avidez económica: cinco de los doce municipios a los que la LXII Legislatura les asignó administradores, son parte de la Cruzada. Estos son San Juan Ozolotepec, San Mateo del Mar, Santiago Camotlán, Santiago Choapan y Santa Cruz Acatepec. ¿En estos hubo duplicación del Ramo 28? De ser así, ¿de verdad será para beneficio de la gente, o de los administradores y sus patrocinadores y socios del Congreso? Pronto lo sabremos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

El cáncer de mama en las celebridades: un impacto más allá de los escenarios

Paréntesis  Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas Un día como...

Promesas improductivas

Carlos R. Aguilar Jiménez Mientras los ciudadanos se debaten en...

Los candidatos, Litigio Estratégico y el rescate del Río Atoyac

Oaxaca de Juárez, Oaxaca, a 20 de mayo de...

CONTRAFUEGO || Democracia a la venta 

Aurelio Ramos M. Es cierto. Con independencia de la...