驴Es por confianza en su triunfo, o por la preocupaci贸n de su gobierno, que hoy AMLO pide votos para sus legisladores?

Date:

En sus 煤ltimos spots de radio y televisi贸n, el candidato de Morena Andr茅s Manuel L贸pez Obrador cambi贸 radicalmente el sentido de su discurso, y dej贸 de orientarlo al llamado 鈥減royecto alternativo de naci贸n鈥 o a su figura en espec铆fico, para centrarlo en el voto a los candidatos a diputados federales y senadores por su partido. En alguna lectura pol铆tica, ese cambio se interpret贸 como parte de la confianza del tabasque帽o sobre su fortaleza y posible triunfo; aunque m谩s bien, esto debe ser visto como la preocupaci贸n por la aparente imposibilidad de romper la inercia de la pluralidad en la integraci贸n de las c谩maras federales, y con ello ver frenados 鈥攆rustrados, quiz谩鈥 los objetivos de su gobierno.

En efecto, una de las cuestiones por las que desde hace al menos dos a帽os se ha acusado a L贸pez Obrador de inequidad en la larga carrera por la presidencia de la Rep煤blica, es porque siendo 茅ste Presidente Nacional del partido Movimiento de Regeneraci贸n Nacional, utiliz贸 los tiempos oficiales de radio y televisi贸n para proponer no las propuestas o la plataforma de su partido, sino esencialmente su figura y algunos mensajes muy concretos. Ello, desde el inicio, estableci贸 la idea de que Morena era inexistente sin Andr茅s Manuel o que, en el mismo sentido, Morena era en realidad un simple veh铆culo institucional del tabasque帽o para apuntalar sus aspiraciones presidenciales, y para poder acceder formalmente a la postulaci贸n por la v铆a partidaria.

Los resultados han sido claramente redituables. Pues adem谩s de que las propias condiciones del pa铆s le han terminado dando la raz贸n 鈥攅n apariencia鈥 a lo largamente denunciado por L贸pez Obrador, mucho ha tenido que ver para su crecimiento y reposicionamiento como candidato presidencial, el hecho de que ha estado largamente expuesto a los medios masivos de comunicaci贸n, y que hasta ahora ha encontrado en el proceso de preparaci贸n de las campa帽as a dos candidatos grises que no han tenido la capacidad de superar sus respectivos lastres e inconsistencias de sus equipos de campa帽a.

A todo eso se suma hoy el hecho de que L贸pez Obrador tiene cautivada a una importante masa de votantes entre los militantes de su partido, y sus simpatizantes. Por eso no ha sido raro que en los 煤ltimos a帽os, los 煤nicos actos de campa帽a de miles de candidatos de Morena a cargos de elecci贸n popular hayan consistido en la toma de la fotograf铆a 鈥攁 veces fotomontaje鈥 con el tabasque帽o, para asociar las im谩genes y los nombres a los de L贸pez Obrador, y as铆 tener cierta ventaja frente a sus competidores.

Lo cierto, en todo esto, es que hoy L贸pez Obrador se asume claramente como un candidato robusto que ya no necesita seguir alimentando el ego de la imagen, y que m谩s bien tiene que comenzar a preparar las condiciones para su gobierno. En esa l贸gica, lo que en un inicio pudiera verse como un desplante o un acto de soberbia, en realidad parecer铆a estar m谩s encaminado a generar las condiciones que hacen falta para poder consolidar un gobierno c贸modo que le permita los m谩rgenes para cumplir con su pol茅mico y contradictorio programa de gobierno, y con las promesas concretas que tambi茅n ha lanzado.

Si a Andr茅s Manuel le queda claro que a煤n en una democracia incipiente como la nuestra, ser铆a imposible gobernar por decreto, entonces le debe preocupar sobremanera no ganar los suficientes espacios en el Congreso.

GOBIERNO SIN FUERZA

Andr茅s Manuel L贸pez Obrador ha dicho que de llegar a ser Presidente podr铆a tomar decisiones del tama帽o de la cancelaci贸n de la obra del nuevo aeropuerto en la Ciudad de M茅xico, la venta del avi贸n presidencial, la cancelaci贸n de las reformas educativa y energ茅tica, y la modificaci贸n de los esquemas de combate a la corrupci贸n y de nombramiento de los integrantes de 贸rganos del Estado a los que la Constituci贸n federal ya les reconoce plena autonom铆a, y sobre los que se帽ala que su nombramiento es potestad del Congreso y no del Ejecutivo.

A estas alturas, a L贸pez Obrador le debe quedar claro que habr铆a algunas decisiones que s铆 podr铆a tomar y procesar como Presidente, pero que habr铆a otras sobre las que simplemente no podr铆a actuar. En el caso de la cancelaci贸n del nuevo aeropuerto o la venta del avi贸n presidencial, tendr铆a que establecer innumerables condiciones no s贸lo relacionadas con las acciones del Ejecutivo, sino tambi茅n con la forma en que el propio Estado procesa los compromisos que contrae de forma institucional.

No obstante, todo cobra mayor complejidad cuando se asume la sola posibilidad de que el tabasque帽o quisiera cancelar la reforma educativa o la energ茅tica. En ambos casos, la implementaci贸n y seguimiento de las reformas se encuentra en manos de 贸rganos constitucionalmente aut贸nomos 鈥攅l Instituto Nacional para la Evaluaci贸n de la Educaci贸n, en el caso de la reforma educativa; y la Comisi贸n Nacional de Hidrocarburos, entre otros 贸rganos no dependientes ni de Pemex ni de la Secretar铆a de Hacienda, en el caso de la reforma energ茅tica鈥 y no del Ejecutivo, como para que 茅l quisiera encabezar los trabajos de desmantelamiento de dichas reformas.

M谩s a煤n: el propio Andr茅s Manuel sabe que en el caso de reformas como la educativa, tendr铆a que ser su obligaci贸n no s贸lo la de impulsar la derogaci贸n de las disposiciones actuales, sino tambi茅n y sobre todo, la de suplir esas normas por otras. Ser铆a imposible pensar que podr铆a derogar la reforma educativa 鈥攃on todo el entramado legal que eso implica鈥 para simplemente dejar todos los temas educativos en la situaci贸n en que se encontraban antes de la reforma. El principio constitucional y convencional de progresividad de las normas que contienen derechos humanos 鈥攜 el derecho a la educaci贸n es uno de ellos鈥 impedir谩 una derogaci贸n lisa y llana y le terminar谩 imponiendo la obligaci贸n de quitar una reforma educativa para impulsar otra.

Todo eso debe estarle preocupando a Andr茅s Manuel, a partir de una cuesti贸n bastante concreta: est谩 entendiendo que a pesar de la autocracia de su partido y de la verticalidad de las decisiones en el partido pol铆tico que 茅l comanda, al pa铆s no podr谩 administrarlo de la misma forma. Habr谩 diversos contrapesos a los que se tendr谩 que sujetar, y tendr谩 tambi茅n que someterse al desgaste ciudadano que implicar谩 el hecho de que deje de ser el l铆der opositor para convertirse en el presidente en turno.

SALVARSE EL FUTURO

Por esa raz贸n hoy debe estar particularmente preocupado por impulsar el voto para sus candidatos a diputados y senadores, como una forma de allanarse el camino de su posible gobierno, pero tambi茅n de salvarse 鈥攁l menos parcialmente鈥 del implacable juicio de los ciudadanos que ya est谩n enojados, y que a煤n con su triunfo, seguir谩n molestos como hasta ahora.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

CONTRAFUEGO || Gubernaturas, 隆matanga!

Aurelio Ramos M茅ndez El certero pial con que el...

Apuntes finales de la victoria de Milei

Pongamos todo en perspectiva con: Carlos Villalobos En la vor谩gine...

Actualiza Poder Judicial a periodistas聽sobre el Sistema Penal Acusatorio

El magistrado Eduardo Pinacho S谩nchez inaugur贸 las actividades del...

Rinde protesta titular del PJEO como integrante聽de la directiva de Tribunales de Justicia

El magistrado Eduardo Pinacho S谩nchez ocupa por segunda ocasi贸n...