Nuevas refinerías

Carlos R. Aguilar Jiménez.


Con mentalidad arcaica, propia de haber nacido a mediados del siglo pasado, con una visión adecuada a un tiempo que no corresponde al siglo XXI y una perspectiva obsoleta, carente además de cultura científica y sin idea de los avances de la ciencia, no de tecnología, aunque tampoco de esta ha de saber mucho, el candidato de mayor edad durante el último debate afirmó que construirá nuevas refinerías en México para así abaratar el costo de combustibles fósiles, confirmando con esta declaración que no tiene la menor idea de lo que está sucediendo en el mundo científico ni de lo que viene en tecnología automotriz, al utilizarse hoy y cada vez más en muchos países europeos vehículos híbridos y eléctricos que nunca más utilizarán combustibles hechos en refinerías ya obsoletas.

De la misma forma que ya casi nadie utiliza bombillas incandescentes,usándose ahora focos LED y tampoco funcionan las fábricas o industrias con hulla o carbón, también en pocos años raros serán quienes viajen en automóviles de combustión interna, porque la investigación científica casi ha perfeccionado baterías y acumuladores eléctricos que harán eficientes, potentes y veloces a los automóviles, sirviendo el petróleo únicamente para la petroquímica, no para quemarlo en motores de coches, así que como señaló en el debate, invertir y gastar miles de millones de pesos en nuevas refinerías sería un desastre y pérdida de dinero total, porque es suficiente con viajar a Noruega, Islandia, Inglaterra u Holanda para darnos cuenta de la realidad del siglo XXI en transporte híbrido o eléctrico, que si para mal aún en México no se utiliza, lo cierto es que, como todos los avances científicos y tecnológicos que a todos conviene y gusta, en menos de 20 años la mayoría de vehículos en circulación en México no usaran gasolina y, todas las gasolineras del país tendrán que cerrar porque no venderán nada y las refinerías actuales o las que promete el señor López, poco servirán, pero, ese no és el asunto principal, sino su miopía científica y tecnológica que refleja un individuo inculto científica y tecnológicamente, que si bien quizá pueda utilizar una computadora o teléfono, difícilmente ha de tener idea de las leyes de la termodinámica o de cualquier otro concepto científico, porque como todos, cada quien es hombre o mujer de su tiempo y, cada generación no entiende lo que sucede en la siguiente, así que este adulto mayor que quiere ser presidente dice que hará nuevas refinerías, siendo lo mismo que si mi abuelo dijera que producirá máquinas de vapor para industrializar el país o que construirá carretas para jalarlas con bueyes, mientras otros construyen naves especiales y centrales nucleoeléctricas, solares, eólicas o mareomotrices, porque como dijo Eurípides: “Un hombre viejo no es más que que una voz y una sombra”