Inicia Poder Judicial del Estado Taller para formación de jueces en oralidad familiar

El Magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Antonio Muñozcano imparte taller a juezas y jueces del TSJE

El Poder Judicial del Estado (PJE), a través de su Escuela Judicial arrancó la “Formación Inicial para los jueces en materia de Oralidad Familiar”, con un taller impartido por el Magistrado Antonio Muñozcano Eternod, integrante de la Sala Familiar del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, acompañado del Doctorando Arnulfo Ruiz Lara, secretario de acuerdos de la misma institución.

Estas sesiones académicas se realizan por instrucciones del titular del Poder Judicial, Magistrado Raúl Bolaños Cacho en el sentido de posicionar en Oaxaca en el plano nacional en este nuevo sistema de oralidad familiar.

Muñozcano Eternod puntualizó la necesidad de que los jueces sean buenos oradores, que dominen el uso de la retórica, ya que está es la base de toda sociedad democrática, la cual significa que existe la libre discusión de ideas, donde cada una de las partes buscan convencer de tener la verdad sobre un hecho.

“El juez es la última instancia donde se dirime un caso, es la expresión última de la democracia; el juez no es solo un funcionario público más. En los juzgados se trabaja por y para la paz social, por eso es tan importante el papel que juega un juez, sobre todo porque la justicia oral es desnuda”, señaló.

El especialista en derecho con estudios en Madrid, España, Indicó que en el Sistema Oral se tiene una interacción directa con las partes involucradas, por lo que es necesario que un juzgador pueda dictar una sentencia con argumentos, con razonamientos y a la vez, entender el compartimiento de los involucrados.

“Es importante que un juez pueda explicar una sentencia, que genere un discurso. La oralidad se trata de darle a la justicia un sentido humano. En el discurso no puede haber neutralidad. En el juicio, el último que pronuncia un discurso es el juez y debe siempre fijar una postura, para eso se requieren argumentos. Una buena sentencia, educa”, refirió.

Comentó a los jueces y juezas asistentes al taller, que es necesario, se preparen en retórica, pues de esta manera podrán entender el discurso de los involucrados en el juicio, identificar sus argumentos, saber si dicen la verdad, ya que el objetivo de un juez es buscar y defender la verdad.

“El juicio oral es el camino para llegar a la verdad. La parte actora y al parte demandada tienen una verdad interesada, el juez debe identificar la verdad, para eso es necesario saber de qué estamos hablando, de qué se trata el juicio y a partir de ahí comenzar a trabajar”, puntualizó.

Las dos sesiones se realizaron el pasado fin de semana en las instalaciones del Centro Recreativo que se ubican en jurisdicción de Tlalixtac de Cabrera.