Migrantes abusivos

Carlos R. Aguilar Jiménez.


El mundo está lleno de migrantes porque desde el principio nuestros ancestros salieron de África, donde evolucionaron los primero homo sapiens colonizando el planeta, principalmente lo que llamamos Viejo Mundo, porque  América no se pobló sino hasta 20 mil años atrás cuando migrantes asiáticos cruzaron el estrecho de Bering y llegaron a este continente, pero la migración aplica para todo el planeta porque las migraciones son un fenómeno constante e inevitable por la necesidad que tenemos todos de mejorar nuestras condiciones de vida; trabajar, estudiar o simplemente por curiosidad o espíritu de aventura, migrando hasta hace décadas sin problemas de fronteras o visas porque los países no tenían complicaciones de población ni extrema inseguridad.





Políticamente correcto

Hoy para entrar a un país que no sea el nuestro se requiere cumplir requisitos, en principio pasaporte, cartilla de identidad, visa de turista, estudio o trabajo o garantía de que el migrante regresa a su país pronto, solicitando boletos de transporte para retorno, tarjetas de crédito que avalen solvencia económica o mínimo tener pagados hoteles donde se pretende quedar, no obstante, si no se tiene ninguno de los requisitos aduanales o migratorios básicos, de cualquier forma se puede migrar infringiendo la ley introduciendo subrepticia e ilegalmente, a veces amparado por comités de apoyo a migrantes, de Derechos Humanos o amnistías y otras organizaciones de ayuda humanitaria porque es políticamente correcto, sin embargo los migrantes que son ayudados incluso por el gobernador de Veracruz con autobuses para que se vayan rápido de ese estado, ayudan porque saben se irán, porque nadie los quiere cerca de su casa a menos que sean migrantes legales, porque se trata de gente que no tiene nada que perder, que es ignorante e indisciplinada, que no tiene oficio ni beneficio, que quizás puedan lavar platos, hacer camas y trabajar de peones o en el campo, siempre con la perspectiva de ser expatriados o desterrados por la causa que sea, y así, son un riesgo para la gente, los nacionales de los lugares donde se quedan, especialmente en Oaxaca y Chiapas, donde dice EPN que serán bienvenidos y nacionalizados, ¡claro está!, porque Peña Nieto en 2019 ya no vivirá en México, se irá a España o cualquier otro lugar del planeta dejando todo el problema de migración e inseguridad a quienes aquí vivimos, pronto rodeados de centroamericanos que hasta exigen a México les de autobuses, comida y seguridad, mientras millones de mexicanos viven en pobreza extrema, no tienen empleo, servicios básicos ni de salud, así que en total incongruencia, como son todos los políticos que mienten para ser populares, México está siendo invadido violentamente en su territorio y soberanía sin que ninguna autoridad aplique leyes aduanales o migratorias, acciones de respeto a sus paisanos que sí hará Donald Trump al blindar su frontera con militares, tal como hacen los que defienden a migrantes pero que construyen inmensas bardas en sus casas y las llenan de cerraduras y candados para que no se meta ilegalmente nadie que no sea invitado.