Humillar al ejército


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Diversas de las instituciones oficiales, de gobierno y seguridad que hasta finales del siglo pasado mantenían aún incólume su prestigio y a salvo la dignidad de sus integrantes, paulatinamente lo perdieron; primero los profes de la Gestapo 22, quienes de decentes profesores integrantes del distinguido gremio docente, se convirtieron en rufianes capaces de todo delito con el propósito de conseguir sus mezquinos intereses. Otros y peores son los agentes de vialidad, que de servidores públicos que antes hasta regalos recibían en su día, hoy son jauría agazapada buscando victimas a quienes asaltar en operativos viales o cualquier pretexto para morder o despojar de vehículos, igual que taxistas, choferes de autobuses de pasajeros, mototaxistas o tianguistas donde venden cosas robadas, incluidos los vendedores ambulantes, quienes amparados en la ley del más fuerte ponen de rodillas a las autoridades y humillan al gobierno.

No existe autoridad oficial que se respete ni gobernante que aplique la ley con todas sus consecuencia, porque comenzando con los defensores de “derechos Inhumanos”, que protegen delincuentes y condenan a policías que se atreven a usar sus macanas o escudos para liberar alguna vialidad o rescatar oficinas o negocios secuestrados, ya que los mismos gobernantes nunca se involucraran en defensa de los derechos ciudadanos, porque preferirán siempre la inacción, omisión o negligencia, antes que los califiquen como represores, déspotas o abusivos si aplican la ley, exactamente como ocurrió hace días cuando una banda de resentidos sociales humillaron a un pelotón del ejército mexicano, poniendo de rodillas a los soldados, acabando así con la dignidad y respeto que merecían, esos militares que rescatan damnificados en desastres, que representaban el valor y gallardía de la nación mexicana; siendo esta agresión otro ejemplo de la impunidad e indolencia que caracteriza al actual gobierno, porque no hubo ningún castigo ni condena para los agresores, quienes ahora podrán presumir haber sometido a representantes del otrora digno ejército mexicano, la última institución que aún mantenía su decoro y respeto, no únicamente por su disciplina, gallardía y gentileza, sino por las pavorosas armas que portan, quienes a diferencia de los militares del ejercito de USA o europeos, incluidos los policías, son intocables e indiscutibles y si alguien pretende sobornarlos, intimidarlos o humillarlos como ahora se puede hacer con soldados mexicanos, los responsables son de inmediato esposados, encarcelados y condenados con todo el peso de la ley, porque no es únicamente la humillación contra una persona, sino contra lo que representa su uniforme y simboliza la institución castrense, que ahora se une a la de policías, gobernantes, inspectores municipales, policías y demás representantes del estado mexicano a quienes se puede poner de rodillas impunemente y humillar alegremente, sin que haya consecuencias…  

Ficticia contaminación


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Durante las semanas que se mantuvo sobre el valle de Oaxaca una inmensa capa de vapor de agua proveniente del agua gasificada en el Atlántico y Pacifico y que por ubicarse nuestra ciudad en el istmo de Tehuantepec nos alcanza el aire marítimo tropical, esta nube de vapor opaco sirvió para que sensacionalistas ecológicos y fanáticos ambientalistas señalaran apocalípticamente que todo estaba contaminado por humo de coches, y  tenían razón respecto del humarada de incendios forestales, pero no en relación de la calina que confunden con emisiones de vehículos de combustión interna, exactamente igual que en cdmx, Puebla o Tuxtla donde sucedió lo mismo, y ahora, cuando el vapor se condensó por las lluvias y el sol se desplaza para alcanzar el trópico de cáncer, el aire vuelve a ser transparente, diáfano, las nubes blancas y el cielo azul, siendo el mismo número de autos y las mismas circunstancias de tránsito vehicular, pero atmosfera sin calina o niebla.

Para el gobierno que aprovecha pretextos ecológicos o ambientales para prohibir un día sin autos o más y cobra impuestos alegremente a propietarios de vehículos, le conviene promover la falsa contaminación atmosférica, y si bien es real en el valle de México donde circulan millones de vehículos y no hay casi vientos alisios que la ventilen como en Oaxaca, de cualquier forma ahora tienen de nuevo un cielo relativamente transparente porque el vapor de agua se condensó, pero bien sirvió la ficticia contingencia para asustar más a la gente mintiendo al decir que era humo con partículas venenosa y mortíferas que causarían la gente moriría como insectos fumigados. El aire en la ciudad de Oaxaca hoy y durante los próximos cinco meses será de azul celeste, de cielo de zafiro, debido a que el inmenso vapor proveniente del océano Pacifico y Atlántico al tener la radiación solar en el meridiano, alcanzó el punto de licuefacción o condensación que convirtió la “olla de vapor” en que estábamos, en celajes y nubes blancas. Nimbos, Cumulonimbos, Cirros y todas las formas nubosas previas a la formación de huracanes, ciclones, tormentas tropicales y demás fenómenos meteorológicos que convierten el vapor del aire en lluvias a partir de junio y hasta octubre. ¿Dónde esta esa supuesta contaminación del aire si los coches son los mismos? ¿Por qué de repente después de las primeras lluvias se limpió el aire y así sigue? La actividad industrial, el número de coches en circulación es el mismo y ahora el aire es transparente. Había, por supuesto, humo de incendios y aunque algunos siguen activos, para todos es evidente que el aire se limpió e hizo transparente; no porque se halla detenido la circulación de autos o apagado las deflagraciones, sino sencillamente porque comenzó a llover y, las lluvias son condensación del vapor de agua que sirvió a los apocalípticos ambientalistas para decir que el mundo se va acabar y a los fanáticos verdes para seguir creyendo la vida se terminará, aunque sigan utilizando todo lo que la industria proporciona y vehículos que los transportan.

Cinco grandes discos que cumplen 20 años en 2019


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Han pasado 20 años desde 1999. 20 años desde que esperábamos todos quienes formamos parte de la generación X que comenzara el nuevo milenio, aguardando quizá una era donde la utopía de una sociedad más justa comenzara, también con el temor de que los aparatos como el horno de microondas o la computadora de escritorio colapsaran al no reconocer los números para abreviar el nuevo milenio. En fin, nos imaginábamos un sinfín de historias, algunas con lógica y otras un tanto disparatadas; pero era parte de ser joven en aquellos años y era parte de que el internet aún no se encontraba casi en cada hogar como hoy.

1999, también nos trajo materiales discográficos grandiosos, incluso algunos no fueron tan exitosos en su momento, pero al paso de los años se convirtieron en verdaderas piezas de culto; así que comenzamos con:

1.- “Hours…” – David Bowie

Discográfica: Virgin Records

Este disco es el último que Bowie grabaría con el sub-sello propiedad de EMI Music. “Hours…” es una placa que al igual que “The Rise And Fall Of Ziggy Stardust And The Spiders Form Mars” no entró al Top 40 de la lista Billboard 200, alcanzando el puesto 47 y que ambos se convirtieron en materiales apreciadísimos y de culto al paso de los años. Nadie niega que “Hours…” fuera un estupendo disco, pero en el año en que estaban de moda las Spice Girls y Savage Garden, era complicado que Bowie entrara con su genialidad y sonido sofisticado en el gusto de los jóvenes noventeros. La crítica ovacionó este material de “su camaleónica majestad” argumentando que nadie había madurado de la forma tan refinada en que David lo hizo; aplaudían la osadía del británico a quien se le reconocía la grandeza de este trabajo. Con “Hours…” David Bowie se consagra como “gran maestro de la música”; lo magistral de este disco, se nota al escucharse como el artista disfruta de principio a fin este incomprendido trabajo. Por cierto, “Hours…” también fue el primer disco tanto de Bowie como de EMI en comercializarse en el entonces nuevo y desconocido mercado de las descargas legales de internet.  

2.- “Rainbow” – Mariah Carey

Discográfica: Columbia Records

Último material de Mariah con Columbia Records en su primera etapa con Sony Music y que vendió alrededor del mundo más de 20 millones de copias; además, contiene dos temas que llegaron al puesto uno en Billboard Hot 100: “Heartbreabker” y “Thank God I Found You”; este último tema, la diva neoyorkina se lo dedicaba a Luis Miguel que en ese entonces era su pareja, a lo que “El sol” le respondió también con la canción “Amarte es un placer” contenido en el disco del mexicano del mismo nombre. Mariah utiliza en este material prácticamente la misma fórmula de su anterior trabajo, con base pop pero empleando arreglos en R&B, Hip-Hop y baladas suaves. Colaboran con ella compositores consagrados como David Foster y Diane Warren y además, da oportunidad a Usher, Jay-Z y Snoop Dog (¡nada más!), entonces nuevos valores. Rainbow es un disco que sigue sonando muy actual al paso de los años.

3.- “Enema Of The State” – Blink 182

Discográfica: MCA Records

Para muchos de los seguidores de Blink 182, este fue el disco con el que la banda se entregaba al sonido más comercial y dejaban atrás la resonancia y apariencia ‘underground’. Con “Enema Of The State”, Blink 182 además de despedir a su baterista original Scott Raynor y sustituirlo por Travis Barker, realizaron una especie de reinvención del pop-punk, algo que podía ser bueno o malo según la percepción de cada quien. Con este material y canciones irreverentes, Blink 182 conocieron el verdadero éxito al conquistar nuevos fanáticos, además de la joya de video que nos dejaron del single “All The Small Things” que parodiaba y criticaba de una forma certera, la dominancia del pop en aquellos años.

4.- “Californication” – Red Hot Chili Peppers

Discográfica: Warner Bros. Records

La carrera de Red Hot Chili Peppers comienza en 1984, sin embargo, muchos fanáticos y críticos consideran su disco insignia precisamente a “Californication”, un material que nos sigue emocionando a muchos y transportando a épocas grandiosas, además de que es quizá la mejor época para la banda apuntándose un acierto por el regreso de John Frucsiante. Temáticas oscuras como insinuaciones de suicidio, temas sexuales, drogas, soledad e ira adolescente fueron los recurrentes en este material que conquistó a un público nuevo y que además, es considerado uno de los mejores discos de todos los tiempos. El Salón de la Fama del Rock lo colocó en el puesto 88 en su lista de “Los 200 álbumes definitivos que todo amante de la música debería tener”.

5.- “Play” – Moby

Discográfica: Independiente

Un ejemplo de perseverancia es este disco del neoyorkino Moby, que antes de andar con las tonterías esas de que si anduvo con Natalie Portman, hacía cosas bastante dignas. Y digo que es un ejemplo, porque el músico visitó varias discográficas como Sony Music, Warner, EMI, RCA y algunas otras con la maqueta de este material; los “conocedores” lo rechazaron por raro y Moby se fue a producirlo de manera independiente en su estudio casero montado en su departamento. En pocos meses, “Play” se convirtió en el disco independiente más vendido del año 1999-2000. El encanto de este material es que pudo ser el último de la carrera de Moby y se quedó para la posteridad como una grabación que sigue siendo vigente hasta este día gracias a la publicidad, ya que los mercadólogos siguen encontrando en “Play” el jingle perfecto para comercializar casi cualquier producto. ¡Bien Moby!

Seguro hay más estupendos discos que cumplen 20 años, así que ya saben que gustoso acepto sugerencias, mientras la dejamos aquí por hoy.  

Origen de la humanidad


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Media poco más de un metro de altura, ya era bípeda, pero aun sabía trepar a los árboles. Había nacido en las sabanas del Plioceno africano y murió en el lago de Hadar aproximadamente a los 20 años de edad. Ya no era un simio, pero todavía no era humana. Tres millones de años después, en 1974, los paleo antropólogos Yves Coppens, Donald Johansson y Maurice Taieb descubrieron su osamenta casi completa. Cuando estudiaban los huesos de nuestro ancestro más antiguo en el linaje humano, los investigadores escuchaban por la radio la canción de los Beatles: “Lucy in the sky with Diamons” comprendiéndose desde entonces que el linaje humano se remonta apenas tres millones de años y la expansión de los homos sapiens a todo el planeta, llegando por fin a lo que ahora es el continente americano pasando a través del estrecho de Bering durante la última glaciación, fue apenas hace 15 mil años más o menos.

Escuche en los medios que alguien dijo que ‘la humanidad tiene 10 mil millones de años de edad’. Sé también que el obispo irlandés James Usher midiendo cronológicamente genealogías bíblicos determinó en el siglo XVII que el origen del mundo ocurrió en el año 2004 antes de Cristo, de la misma forma otros teólogos, sacerdotes y filósofos, incluso actuales, establecían fechas para el origen del universo y la humanidad, no fue sino hasta mediados del siglo XIX cuando gracias a la teoría de la evolución darwiniana y estudios de múltiple control cronológico, bioestratigrafico, magenoestatigrafico y radiométrico, que fue posible datar lo más preciso posible la edad de los fósiles de homínidos encontrados en África, la cuna de la humanidad hace 3 millones de años, y de igual forma la edad de los fósiles de osamentas humanas antiguas encontradas en América que datan apenas de entre 15 y 20 mil años, pero no más porque antes hubiera sido imposible una migración importante al estar en plena acción la glaciación.

Desde que evolucionó la conciencia humana, lo que ocurrió hace aproximadamente 3.5 a 2.5 millones de años, esta se ha visto afectada por la emoción o angustia de saber de donde venimos, a donde probablemente vamos y quienes somos, existiendo desde siempre los que se explican todo religiosa o mágicamente, recurriendo a explicaciones sobrenaturales infantiles, y quienes se explican el origen del universo, el planeta y la humanidad, por medio de la ciencia, siendo estas explicaciones las que se imparten en clases de biología desde la primaria, explicando que no somos ángeles caídos, sino antropoides erguidos y, si alguien cree todavía que el hombre fue hecho de arcilla, insuflado de vida por un ser sobrenatural quien después extrajo una costilla para hacer una mujer, en primer lugar es un individuo misógino, machista y sexista, y en segundo, desconoce absolutamente la teoría de la evolución, las bases de la supervivencia diferencial de los más aptos y la cronología del universo, siendo un buen ejemplo para entender estos tiempos o eras geológicas, el “Calendario Cósmico” de Carl Sagan, que por cierto, sería útil fuera parte de la enseñanza escolar de niños en escuelas primarias  y así se evitaría cometieran errores exorbitantes.

¿Ordenan rescatar ríos?


Carlos R. Aguilar Jiménez.

El Tribunal Colegiado del Circuito del Centro confirmó la sentencia de amparo que obliga a los gobiernos de Oaxaca y Xoxo rescatar ríos Atoyac y Salado, como si recuperar el caudal de agua que tuvo hasta mediados del siglo pasado fuera asunto de decretos o leyes, sabiendo que si el río no tiene agua en la actualidad se debe a que en todos sus afluentes, arroyos y escorrentías se han construido represas y la explotación del caudal de agua, desde el inicio de sus primeros manantiales se sobre explota en todos y cada uno de los caseríos, aldeas y pueblos por donde fluye.

Se puede rescatar el cauce,  la vertiente o cañada del ríos por donde originalmente discurría el agua de lluvia, se puede limpiar, sanear, reforestar o utilizar como vía de circulación, como un libramiento vehicular, pero lo que no se puede hacer es rescatar o recobrar el caudal de agua, porque los dos ríos: Atoyac y Salado no tienen agua de deshielo de altas montañas como los ríos europeos, de Canadá o EU, incluso en Sudamérica donde sus grandes ríos derivan de los Andes, porque en Oaxaca y en todo el país los ríos únicamente tienen agua de la que se acumula durante la temporada de huracanes, de mayo a octubre, cuando se recargan mantos freáticos, las escorrentías y arroyos manan y surten al Atoyac, Salado o de San Felipe, no obstante, si desde el principio u origen de los manantiales que brotan del subsuelo en la montañas altas y cordilleras al norte del valle de Oaxaca, la explotación  excede la capacidad de suministro, el agua no llegará lejos, no alcanzará a la ciudad de Oaxaca porque se agota o acaba antes antes, igual que el agua del río Colorado en la Unión Americana donde la presa Hoover con la que se creó el lago Mead y se suministra agua a la ciudad de las Vegas y otras poblaciones de la zona en pleno desierto y todos los acueductos en su trayecto, hacen que menos del 5 por ciento de agua del río llegue al mar de Cortés.

 Los pueblos y aldeas de Oaxaca que a mediados del siglo pasado apenas tenían unos cientos de habitantes, hoy son miles donde todos y cada uno consumen agua que extraen de pozos artesianos o profundos en el trayecto de los ríos en cuestión, y se acumula en presas, como la de Telixtlahuaca deriva por canales de riego a campos de cultivo, como sucede también en la zona de Tlalixtac y Huayapan, donde el agua del río que viene de la sierra se queda en las presas de Talixtac y se manda por decenas de canales de riego a campos de maíz y alfalfa de la zona, por lo que ordenar se rescate el río es ilógico y solo se le puede ocurrir a abogados que no saben nada de ciencias de la Tierra, geología, geofísica y demografía. Se puede rescatar el cauce y convertirlo en cañada zona arbolada gracias a la humedad del subsuelo, se puede convertir en un libramiento de circulación vehicular, pero no se puede ordenar a la nubes o huracanes que precipiten más agua o determinar que la gente que vive en las zonas por donde discurren las aguas deje de utilizarlas para que pueda llegar al valle de Oaxaca. Quizá no entiendo la intención de la confirmación de la sentencia, pero lo que si comprendo es que el río como caudal de agua no se puede recuperar, la cañada seca, sin agua si.   

El final de “Game Of Thrones” y el ‘tren del mame’


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Ha pasado más de una semana desde el final de la aclamada serie “Game Of Thrones”, una de las más grandes producciones televisivas de que se tenga memoria y que cosechó millones de fanáticos alrededor del mundo. La serie se encuentra basada en la saga literaria llamada “Canción de hielo y fuego” de George R. R. Martin y que narra la historia en sus cinco novelas publicadas, de la lucha que se vive por llegar al Trono de Hierro en un supuesto continente o universo llamado Westeros, que se compone de siete reinos y que por motivos de espacio no voy a ponerme a describir aquí.

La temporada final de la serie es la que más polémica ha causado justamente porque para muchos (yo no me incluyo) no les gustaron nada los seis capítulos que conformaron el cierre. Hablaron de muertes demasiado tontas como la de Cersei Lannister (Lena Headey), la gran villana; los errores de continuidad, la toma en la que aparece un vaso de café de Starbucks o una botella de agua, la ascensión al Trono de Hierro de un personaje que no esperábamos, el giro argumental de Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), el final tan desesperanzador que tuvo Aria Stark (Maisie Williams) y el mismo Jon Snow (Kit Harington), a quien percibían conquistando el Trono de Hierro; y la consagración de Tyrion Lannister (Peter Dinkale) como el personaje más astuto. Muchos aplaudieron, otros lloraron, otros quedaron con sinsabores, lo que sí es que este domingo HBO no transmitió más “Game Of Thrones” después de ocho temporadas y ocho años de hacer que cada una de ellas se convirtiera en un acontecimiento desde 2011, cuando se transmitió por primera vez.

Desde el inicio de la temporada ocho, no dejamos de leer crónicas, reseñas, críticas, resúmenes y demás de cada episodio. En serio, verla siempre será un espectáculo grandioso; lo cierto, es que aunque muchos de esos fanáticos dicen ser enemigos de los spoilers, todas las noches del domingo mientras duró, ya sabíamos qué había sucedido a detalle en el capítulo que se había transmitido a veces sin necesidad de verlo. Y es que parecía haber una necesidad imperante de compartir el sentir que cada fanático tenía al respecto de lo sucedido; parecía que no podían esperar un segundo más para exponer lo que les había provocado el episodio; pero pienso, no era una necesidad de emitir algún comentario, era el dominante deseo de subirse al llamado ‘tren del mame’ y ser de ese selecto grupo de personas que tienen el paquete premium de la televisión por cable, es decir, un lujo dentro de otro lujo. Y no; no es malo tenerlo, pero en verdad queridos lectores, para quienes hemos seguido la serie desde la temporada uno, nos parecía (bueno, al menos a mí), que para mucha gente era más importante emitir una opinión de la serie por más sinsentido que esta fuera; muchas veces se notaba que quienes escribían o comentaban, habían comenzado a seguir la serie desde la temporada cuatro o cinco, o simplemente comentar para estar en sintonía con la gente que veía la serie.

Uno de los comentarios que me causó más ternura, no por infundado sino por básico, fue cuando alguien quiso verse muy interesante o quizá conocedor y decía que “Breaking Bad” había tenido un final mucho más sobresaliente que “Game Of Thrones”. En serio que tuve que leer varias veces. De entrada no podemos comparar una historia con la otra, no podemos cotejar a varios personajes centrales que tuvo la serie de HBO con Walter White o Jesse Pinkman; no podemos equiparar a King’s Landing con Albuquerque y menos a los dragones con los Pollos Hermanos. No tiene sentido ni siquiera la comparación, pues las historias dentro de lo grandiosas y estupendas que son ambas, distan mucho en contexto, desarrollo, personajes y forma de producción. “Braking Bad” es tan prodigiosa como lo es “Game Of Thrones”, cada una con sus características como con sus historias; compararlas estará siempre demás, sin embargo, es lo que provoca el subirse al “tren del mame” solo por hacerlo.

Vamos a extrañar “Game Of Thrones”, definitivo. ¿Te sugiero verla? Pero por supuesto, no sé como has vivido sin ver un solo capítulo si no lo has hecho. Puedes verla en la plataforma de HBO, donde están todas las temporadas o bien, si quieres emociones fuertes, puedes adquirirla en formato de Blu Ray y ser testigo en formato HD y con un vigoroso sonido, de uno de los fenómenos televisivos más grandiosos de todos los tiempos; de verdad, invertir en ello es algo que vale mucho la pena. Y así vas a descubrir porqué Kit Harington, Emilia Clarke y Maisie Williams lloraron tan desconsolados el día que leyeron el episodio final en el trabajo de mesa. De verdad, conociendo y disfrutando la serie, sabrán el motivo por el que todos, querían estar arriba del mentado ‘tren del mame’.