Día de la libertad de Expresión

Date:


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Si bien vivimos en un país democrático, laico e independiente donde desde la separación de la religión del estado se privilegia la libertad de expresión y culto como derechos inalienables para expresar libremente lo que opinemos llevando nuestras ideas o credo a todos los medios, incluidos gracias a internet no solo los libros, revistas y Prensa, sino a Redes Sociales donde viralizan y expresan, no únicamente quienes tienen prestigio para opinar o autoridad para juzgar, coexistiendo así dos tipos de libertad de expresión, la que el presidente califica de hampones, porque refutan declaraciones oficiales mañaneras del gobierno federal, y la todavía libre expresión de columnistas, analistas y líderes de opinión, quienes con su experiencia, conocimientos y estilo opinan respecto de lo que les parece funcione o no en gobierno.

Por siempre y todavía, la Prensa se ha considerado un 4 poder, una plataforma pública ajena a funcionarios y políticos que, gracias a la libertad de expresión establece un contrapeso al poder oficial, porque es sabido que a gobernantes y políticos nunca les serán refutadas sus acciones  o rebatidas sus opiniones por sus seguidores o empleados, porque su trabajo o cargo depende de estar bien con el jefe incluso aunque exprese tonterías y lógicamente ningún subordinado en su sano juicio se atrevería, por ejemplo a refutar a AMLO o cualquier funcionario, sabiendo que de inmediato será despedido o destituido, excepto los periodistas y columnistas, quienes por la Libertad de Expresión podemos opinar libremente y ya sea con datos o no, lo cierto es que al margen de los periodistas que reportan hechos o cronistas que describen situaciones, los columnistas o articulistas, como yo, podemos opinar, tener juicios de valor o axiológicos que si bien están sustentados en criterios personales, conocimientos y experiencia de vida, cuando a los gobernantes no les gusta, les condenan y califican como hampones, porque según los políticos su opinión es infalible, sus decisiones seguras o verdaderas, y cuidado alguien contradiga lo que expresen.

Entre gobernantes y subordinados no existe libertad de expresión ni posibilidad de objeción y ahora, entre gobernantes y prensa no existen tampoco criterios de educación, porque si bien para celebrar el Día de la Libertad de Expresión en desayuno se reúnen hoy gobierno y Prensa, sin la menor atención invitaron por mensaje pidiendo acudir por la invitación oficial al edificio de gobierno, como si los periodistas fueran sus empleados y en consecuencia no merecen deferencia, y es que si para los políticos acostumbrados al halago y aplauso permanente, que un hampón de la prensa se atreva a expresar opiniones contrarias a las declaraciones o datos oficiales, porque los políticos siempre tienen otros datos, es causa suficiente para que inviten a su desayuno del día de la libertad de expresión con la intención de que no asistan o si van sea sin atención ni protocolo de respeto, recogiendo su invitación con Oscar Ramos en comunicación social del edificio del Gobierno del Estado.

Previous article
Next article

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Surge la Academia Sensorial del Agave

OAXACA DE JUÁREZ, 29 de febrero, 2024. Con el objetivo de garantizar...

Implementa IMSS Oaxaca medidas de austeridad en el consumo de agua potable durante el estiaje

Como parte de la temporada de estiaje que comprende...

Con sorpresas y muchas expectativas

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas  Ayer por la...

AL MARGEN || Elecciones 2024: una de las grandes batallas será por la capital oaxaqueña 

Llama la atención lo que está ocurriendo nuevamente en el PRI. Sin mayor turbulencia, la dirigencia priista decidió postular al ex secretario de Salud en el gobierno de Ulises Ruiz, Martín Vásquez Villanueva, como abanderado a la presidencia municipal de la capital. Ello ha generado una serie de movimientos no sólo en el PRI sino en todos los partidos.