Elecciones en Oaxaca: ¿una moneda al aire?

Nematini Vladimir Acevedo Silva

Durante los comicios federales del año pasado, una de las grandes preocupaciones de la hoy casi extinta coalición “Va por México”, era la de consolidarse como un contrapeso al partido en el poder, Morena. ¿El resultado? Lograr, hasta en cierto punto, que en la Cámara de Diputados Federal el partido político del actual mandatario, ya no contara con la mayoría absoluta, sin embargo, esto poco o de nada ha servido, ya que poco a poco dicha alianza se ha ido desmoronando.

En el caso de Oaxaca, los resultados fueron similares. Un congreso local controlado en su mayoría por Morena, mientras tanto, la oposición celebraba con bombo y platillo una aplastante y amarga derrota que, al menos para ellos, le sabía a victoria.

Los perfiles

Tal parece que la ya desgastada oposición poco aprendió de tan penosos resultados, pero, sobre todo, de sus errores, ya que para las próximas elecciones en donde se elegirá a la o el próximo Gobernador de Oaxaca, tanto el PRI, PAN y PRD, han decidido apostar por los cuadros políticos de siempre.

Por un lado, el PRI, sin decir “agua va” a sus demás aspirantes, decidió postular a última hora a Alejandro Avilés Álvarez, su único precandidato de unidad. Cabe señalar que, en el pasado, mientras Avilés fungía como presidente estatal del PRI, fue señalado y denunciado por sus propios compañeros de partido ante la FEPADE, debido a la presunta venta de candidaturas a diputaciones y presidencias municipales que estaba realizando al amparo de su cargo.

Por otro lado, en el PAN se registraron al menos tres precandidatos: Gerardo García Henestrosa, Natividad Díaz Jiménez y Carlos Alberto Alcántara.

El primero, señalado en su momento por regidores del PAN, PRI y PANAL, debido a que presuntamente desvió recursos y dejó obras inconclusas durante su mandato como presidente de Salina Cruz; mientras que Natividad Díaz ha sido duramente criticada por diversos militantes del blanquiazul debido a no contar con un trabajo político competente; mientras que, Carlos Alberto Moreno Alcántara, ex Titular de la entonces Secretaría de Vialidad y Transporte durante la administración gabinista, pasó ocho meses en prisión debido aun proceso penal que le fue iniciado debido a que, presuntamente había cometido el delito de tráfico de concesiones, sin embargo, fue hasta el 24 de julio de que año cuando fue puesto a libertad y pudo continuar su proceso en libertad.

Por su parte, el PRD y el PANAL (Partido Nueva Alianza), anunciaron que analizan la posibilidad de buscar una candidatura en coalición. Aquí cabe la posibilidad en que se unan tanto al PAN o al propio PRI. Una opción nada descabellada, sobre todo cuando ambos partidos políticos ya no cuentan con cuadros políticos y mucho menos, con el capital político para poder competir de manera individual. No obstante, esto no los exime a su pronta y agonizante desaparición.

Asimismo, Movimiento Ciudadano, apostó en repetir su fórmula y jugársela de manera individual. Entre sus precandidatos se encuentran Alejandra Morlán y Francisco Melo.

La primera, fue ex diputada plurinominal por el PAN, partido al cual renunció recientemente al considerar que ya no se siente representada por aquel partido que la arropó y llevó a ser legisladora plurinominal tanto local y federal. Mientras que, Francisco Melo, mantiene una larga trayectoria dentro del partido naranja, contrario así en la administración pública, donde tan solo fungió como Diputado Federal y, posteriormente, como Director General del Instituto de la Juventud del Estado de Oaxaca durante la administración gabinista, ¿los resultados? Habrá que preguntarle.

Mientras tanto, MORENA, PT, PVEM y el Partido Unidad Popular, decidieron realizar una gran alianza desde el cual, dieron su total respaldo al senador con licencia Salomón Jara Cruz, ungiéndolo, así como el precandidato de unidad. Claro, siempre y cuando el órgano jurisdiccional electoral competente no decida lo contrario y de la razón a su homóloga Susana Harp.

Salomón Jara, ha sido señalado por supuestos desvíos de recurso público que realizó cuando estuvo al frente de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Forestal, durante la administración gabinista. No obstante, ningún funcionario público encargado en investigar este tipo de anomalías, ha iniciado la investigación necesaria para deslindar algún tipo de responsabilidad administrativa o penal en contra del senador con licencia.

En contraparte, Susana Harp cuenta con una carrera como cantante, gestora cultural y es muy allegada a la sociedad civil. Contando de esta manera, con un perfil más ciudadano, siendo este último punto el que posiblemente le sea más atractivo al electorado. Más aún, cuando hoy en día Oaxaca requiere a una mujer al frente del Ejecutivo local.

Empero, la senadora por Oaxaca, cuenta con una mínima experiencia en la administración pública y mucho menos, de la experiencia política, cualidades que podría afectarle en algún momento dado.

La moneda ¿en el aire?

En Oaxaca existe de manera relativa, un aire de intriga sobre de quien será él o la gobernadora. ¿El motivo? Nuestro estado es un bastión en el que Morena cuenta con una alta competitividad electoral, tan solo veamos los resultados de las elecciones pasadas en las que este partido logró obtener una victoria arrasadora.

Tan solo para elegir a las y los nuevos integrantes del Congreso Local, según datos del IEEPCO, Morena logró obtener 666 mil 527 (41,1685%) votos, de un total de un millón 619 mil 21 votos contabilizados. Mientras que, en la renovación de ayuntamientos se llevó un total de 374 mil 854 (31.5448) votos, de un total de un millón 188 mil 321 votos contados. 

Con esta información, se puede pronosticar que el o la próxima gobernadora de nuestro estado estaría acorde al proyecto de la Cuarta Transformación que impulsa el mandatario nacional.

Mientras tanto la oposición…

Los partidos políticos de oposición, han decidido repetir los mismos errores que en la elección pasada al elegir a candidatas y candidatos que, seguramente, no darán el ancho en los próximos comicios. Con la única diferencia que en esta ocasión, se la jugarán cada quien por separado. Lo cual, seguramente resultará en un declive para sus propias instituciones partidistas.

Proyectos, propuestas a la expectativa

A pesar de toda esta situación, la gran interrogante de las y los ciudadanos oaxaqueños es ¿cuáles serán los proyectos de cada uno de las y los precandidatos?

Acaso el partido oficialista de la entidad, ¿buscará continuar con los pocos o hasta nulos proyectos que se han impulsado hasta ahora? Y es que es importante el puntualizar que, la actual administración muratista no ha logrado hasta el momento, lograr aquellas promesas de campaña que aún lo persiguen.

Al contrario, tan solo ha dado seguimiento a proyectos heredados de administraciones pasadas, tal es el caso de la autopista que conectará a Puerto Escondido, el infame Citi Bus que, al día de hoy, continua inconcluso.

Mientras que, por el lado del partido Morenista, se buscará consolidar aquellos proyectos que el Gobierno Federal ha pretendido implementar en el estado, así como también, se le dará un apoyo absoluto al movimiento de la Cuarta Transformación que hoy impulsa Andrés Manuel López Obrador, así como a su futuro sucesor en el poder.

A modo de reflexión

Los tiempos electorales continúan corriendo y con ello, las negociaciones entre los diferentes actores y fuerzas políticas seguirán su marcha.

La interrogante será ¿continuar con un proyecto político que ha dado nulos resultados a Oaxaca o, apostar por Cuarta Transformación que mucho ha prometido pero que, hasta el momento y debido a las actuales adversidades, poco ha logrado?  

Twitter:

@NemasVA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s