Recuento de daños en el PRI: son víctimas de su soberbia

Date:

+ La derrota, por la suma de errores y quebrantos internos

En las pocas declaraciones dadas hasta ahora por líderes y dirigentes del Partido Revolucionario Institucional en Oaxaca, existe un dejo de “satisfacción” por el alto margen de votación que, dicen, obtuvieron en los comicios del pasado 4 de julio. Más allá de sus automedicaciones discursivas, parece claro que en el recuento implacable de los daños, se tendría hacer una revisión no sólo de los errores cometidos en la recta final del trabajo proselitista, sino de lo mal que inició el proceso sucesorio dentro del tricolor.

Bien dice el refranero, que lo que mal comienza, mal termina. Al hacer un ejercicio de retrospectiva, podremos darnos cuenta que desde el inicio, en el tricolor se dejó ver un ánimo implacable por el avasallamiento y por las decisiones tomadas no bajo esquemas democráticos, sino por verticalismos. Más allá de que hubiera quien justificara todas esas prácticas por ser parte de una “tradición priista” poco comprensible, lo que dicho proceso dejaba ver era un ánimo oculto de resentimiento y confrontación que, además, no era inédito en dicho partido, y que finalmente se vino a combinar con los errores que se cometieron en los meses posteriores.

Veamos. El 6 de noviembre de 2009 se realizó una comida en la que la cúpula tricolor presentó a quienes figurarían como sus seis prospectos para convertirse en candidato a Gobernador. En aquella reunión participaron José Antonio Estefan Garfias, José Antonio Hernández Fraguas, Adolfo Toledo Infanzón, Eviel Pérez Magaña, Jorge Franco Vargas y Martín Vásquez Villanueva. Se dijo entonces que a partir de ese momento se daba el banderazo de inicio a una especie de “contienda interna fáctica” en la que todos competirían con reglas claras y en condiciones de equidad. Se dijo que ganaría la candidatura aquel que demostrara un mejor desempeño y mayor aceptación por parte del electorado.

Nada de eso ocurrió. La contienda interna no fue más que un intento de legitimación de quien, desde el primer momento, se vio como el inminente candidato a gobernador. Los cinco personajes restantes, sin embargo, fueron orillados a abandonar sus cargos, y a servir de legitimadores de la causa que ya para entonces visiblemente favorecía al diputado federal Eviel Pérez Magaña.

Sorprendentemente, los dos precandidatos priistas con mejores índices de aceptación por parte del electorado —Hernández Fraguas y Toledo Infanzón—, fueron quienes finalmente dejaron ver una actitud de mayor sumisión que los demás competidores. Sin asumir la importancia como aspirantes sólidos que en sí mismos revestían, ambos se doblegaron ante el primer amague del grupo que impulsaba a Pérez Magaña.

Sólo que en el camino, ellos y todos los participantes fueron cuestionados, descalificados, soslayados y literalmente insultados por sus mismos compañeros priistas que, en el intento de lograr el objetivo de la candidatura, minaron las bases sobre las cuales descansarían después sus posibilidades de triunfo.

CONFRONTACIÓN INTERNA

Hace ocho meses, el 9 de diciembre de 2009, en este espacio hicimos un ejercicio de retrospectiva, en el que comparábamos aquel proceso interno, entonces en ciernes, para la designación del candidato a Gobernador por el PRI, con el proceso que tres años antes había vivido el priismo nacional de cara a la designación de su Abanderado presidencial.

Eran abundantes las similitudes habidas entre ambos ejemplos, fundamentalmente por la soberbia y el ánimo avasallador con que éstos se habían llevado a cabo. En el caso del 2006, Roberto Madrazo Pintado se convirtió en candidato presidencial del tricolor, pero luego de un proceso ríspido, que desgastó desde sus bases a la organización interna del priismo, que generó confrontaciones insalvables, y que finalmente eso fue lo que llevó a todos a un proceso profundo de división y traiciones, que desembocó en la peor derrota priista de la historia.

En aquel momento apuntamos que “Roberto Madrazo hizo una campaña presidencial basada en el avasallamiento. Al final, la mayoría de los gobernadores y factores de poder en el priismo, le negaron su apoyo por una razón elemental: no le darían la posibilidad de llegar a la Presidencia de la República, a un hombre que los coaccionó, que trató de pasarles por encima, y que provocó conflictos irreconciliables.

“Esto porque lejos de ponderar cualquier beneficio político o económico por tener un presidente priista, darle ese poder a Roberto Madrazo habría significado empoderarlo, consolidar la validez de sus manotazos, y darle las pautas para la repetición del avasallamiento y prácticas duras que les aplicó en la lucha interna de 2005 y 2006. Por eso todo, prácticamente todo el priismo del norte del país le dio la espalda a Madrazo, y éste perdió los comicios estrepitosamente.”

Y terminábamos asegurando que “eso lo deberían saber todos los que impulsan, hoy, una precandidatura —la del diputado federal Eviel Pérez Magaña— que rompe con todas las reglas del proceso interno en el priismo de Oaxaca. Se equivocan los que piensan que pueden pasar por encima de todo y de todos, y que luego la ‘institucionalidad’ de los priistas hará su trabajo mágico para que los avasallados se sumen. Al contrario: con eso generarán traidores y enemigos que sobrevivirán. Aún a costa de ellos.”

Hoy, ante la derrota, el priismo oaxaqueño tendría que comenzar su evaluación y autocrítica interna, si es que cabe en sus posibilidades, preguntándose si no fueron ellos mismos quienes inicialmente se provocaron las heridas que les resultaron mortales. Hubo soberbia y aplastamiento desde el inicio; después se cometieron errores abominables en la designación de candidatos, en la definición de liderazgos, en la manipulación de su propia corrupción y cooptación interna, y en el desgaste y menosprecio de sus figuras importantes (como Hernández Fraguas y Toledo Infanzón) que, además, no supieron estar a la altura del momento —y de su momento como políticos—, que el PRI y la entidad requerían.

RECOMPONER AL PRI

El priismo sigue siendo una fuerza política determinante en Oaxaca. Eso no debemos pasarlo por alto. Sin embargo, tampoco se debe dejar de ver que la votación del 4 de julio, no superó la que hace seis años hizo llegar a al poder a éste grupo aún gobernante. La estructura de dirección del PRI se tendrá que recomponer con los activos que aún tiene. Pero, ¿podrá depurar sus procesos y a sus integrantes que están viciados de origen?

Twitter: @aortizromero

1 COMMENT

  1. creo que Oaxaca merecia un cambio en la gubernatura y con lo que sucedió en días anteriores y las noticias de hoy en todos los medios,dieron vista de que realmente la gente comùn como nosotros o “el populacho” dijo en las urnas lo que no podia hacer en la via publica porque luego interviene la “ley”
    muchos Priistas apoyamos este cambio de estafeta, porque la burbuja que traìa Eviel manoseo las candidaturas a concejales y diputaciones en el estado, dejando muchos cuadros valiosos que saben sudar la camiseta en el trabajo de campo en las comunidades, dicese dirigentes natos en las regiones, dirgentes partidistas y los mismos cuadros que estàn dentro del mismo partido que no fueron llamados para hacer un trabajo real. solo los tenian abandonados y sumidos en las oficinas sin margen de maniobra para resolver los diferentes problemas que tenía la ciudadania que llegaba al partido revolucionario, quizas porque los encasillaron con un jefe al que los mismos priistas hicieron a un lado al no jugar de manera limpia a la hora de tomar decisiones , cuando eran 6 los candidatos y que este ultimo no participó mas en estas elecciones al hacerse aun lado por la traición,sabe a quien me refiero.

    bueno lic. layendo sobre la “TITIS” creo que no tenemos nada porqué que estar tristes el que haya perdido una persona que no representa a los que vivimos en la capital, llevando dentro de la planilla a un individuo como Israel Ramirez Bracamontes, quie es el que invadió las calles con los ambulantes y si eran gobierno, “regularía” a los comerciantes callejeros, POR FAVOR!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! es esto una burla a la inteligencia a los que sufrimos por esta invasión callejera.
    me alegro que no esten festejando el triunfo que esperaban.

    ____________________________________________________________________

    Queda claro que la alternancia que se esperaba no podia ser con un solo partido, y con la mescolanza que hubo para esto, creo que si tendrá problemas el Gabo, pero ya estabamos hasta la…. coronilla, de que pocos los que ni sufren y acongojan; sean los que decidan sobre la realidad de ellos y no la que Oaxaca vive, – la pobreza-falta de apoyos al campo, a los artesanos, a los colonos y sobre todo a los que no tienen una preferencia politica no son apoyados en los proyectos.
    Dijimos un BASTA a los Bulmaro rito – a los Aviles – a los kaplan – a los Ruiz – a los Leyva puga – a los Figueroa – a los Toledo.

    Tampoco Gabino Creo que vaya a ser la panacea de los problemas de Oaxaca, pero es para que de aguna forma el otrora invencible partido cambie su visión publica de participación ciudadana y no elitista.

    estamos en contacto.

    en 3 años estamos recuperando a OAXACA DE JUAREZ.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Un inicio que promete 

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas  En octubre de...

¿Y el libramiento norte?

Carlos R. Aguilar Jiménez Años van, décadas vienen y desde...

CONTRAFUEGO || Ninguneo al Legislativo

Aurelio Ramos Méndez Suena muy democrático, pero entraña un lamentable...

Lleva Cine Gob la magia del séptimo arte a Santo Domingo Yanhuitlán

Del 15 al 23 de junio las familias de...