Tenencia: gobierno tard贸 de m谩s en reaccionar

Date:

+ Tema ajeno, que por error dejaron en su cancha

M谩s all谩 de los lugares comunes, se supone que en una democracia madura y consolidada como la que busca representar el primer gobierno estatal de alternancia en Oaxaca, s铆 se deb铆a comenzar a gobernar 鈥渆scuchando a la ciudadan铆a鈥. Esta, que es una premisa que m谩s que otra cosa lo que implica es sensibilidad por parte del gobernante, no fue atendida en una de las primeras pruebas que represent贸 el tema de la tenencia vehicular. Por haber reaccionado tarde, y mal, el gobierno estatal hizo suyo un tema en el que, en realidad, bien pudo haber sacado provecho pol铆tico.

Hoy la historia de esa disputa es conocida por todos. A mediados de diciembre, cuando se aprob贸 la Ley de Ingresos del Estado para el ejercicio 2011, se contempl贸 la continuaci贸n del cobro del impuesto sobre la tenencia y uso de veh铆culos, ya como un gravamen de car谩cter estatal. En aquella sesi贸n legislativa, no estuvo presente la fracci贸n parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional, que era 煤nica que pod铆a controvertir la inclusi贸n de un asunto como el del referido impuesto vehicular.

Hoy queda claro que el gobierno estatal, ya bajo el mando del gobernador Gabino Cu茅 Monteagudo, incluy贸 el cobro de la tenencia vehicular no por gusto o porque fuera una forma de molestar o cobrar afrentas a la ciudadan铆a, sino porque existen necesidades presupuestales importantes y, adem谩s, porque 鈥攃omo 茅l mismo lo se帽ala鈥 los recursos provenientes del cobro de derechos vehiculares s铆 fueron comprometidos por la administraci贸n de su antecesor, el gobernador Ulises Ruiz Ortiz.

Como es evidente, m谩s que una bandera pol铆tica o una decisi贸n avasallante de su gobierno, el cobro de la tenencia vehicular en realidad parece haber sido decidido por el gobierno actual, en funci贸n de las necesidades y la imposibilidad de conseguir mayores m谩rgenes de maniobra, en ese momento, para obtener recursos econ贸micos frescos para ejecutar su programa de gobierno. Y con todo eso queda claro, pues, que pudo no haber sido de su inter茅s cobrarlo; pero que, por las circunstancias, de todos modos se ver铆a obligado a hacerlo.

驴Y por qu茅, entonces, si este no era un asunto de su inter茅s, sino una decisi贸n necesaria, el gobierno estatal decidi贸 hacer suyo este asunto? Tal parece que tom贸 el tema no por decisi贸n, sino m谩s bien por un evidente error de c谩lculo y visi贸n pol铆tica. Existen, por lo menos, tres razones que pudieron haber sido esgrimidas por el gobierno estatal antes de cualquier pol茅mica, para evitar los cuestionamientos y se帽alamientos negativos de que hoy son objeto.

El primero de ellos 鈥攓ue s铆 ha esgrimido, pero tard铆a y deficientemente鈥 es el relativo a que si alguien es responsable por el cobro de la tenencia hoy en Oaxaca, esos son ex funcionarios emanados de gobiernos del Revolucionario Institucional, que contrajeron cr茅ditos dando como garant铆a de pago, a un plazo de una d茅cada, los recursos obtenidos por los derechos vehiculares cobrados a los ciudadanos.

El segundo de esos argumentos 鈥攓ue nadie ha tomado en cuenta鈥 es la ausencia de la fracci贸n priista en la sesi贸n donde se aprob贸 el Paquete Fiscal para 2011. No se trataba de que el PRI fuera el 鈥済ran salvador鈥 de la ciudadan铆a (porque por sus antecedentes negros est谩 lejos de serlo), y tampoco que 鈥渇renara鈥 la aprobaci贸n de un impuesto tan rechazado como ese (porque no le alcanzan ni la representaci贸n ni los votos en el Congreso), pero s铆 que por lo menos estuviera ah铆 para brindar alternativas al gobierno estatal para que obtuviera los recursos que necesitaba, sin necesidad de seguir cobrando derechos vehiculares a la ciudadan铆a.

(Incluso, debi贸 haber acudido a esa sesi贸n el dirigente estatal, y ex candidato a la Gubernatura, Eviel P茅rez Maga帽a, para dar luz sobre qu茅 decisiones alternativas habr铆a tomado 茅l para desaparecer el gravamen, ya que fue 茅l quien estableci贸, como una de sus promesas de campa帽a, eliminar el impuesto).

El tercer argumento, pudo haber sido el del establecimiento del destino espec铆fico que tendr铆an los recursos obtenidos del cobro de ese impuesto, junto con el otorgamiento de facilidades para que la ciudadan铆a regularizara la situaci贸n legal de sus veh铆culos ante la Secretar铆a de Finanzas.

OPORTUNIDAD PERDIDA

Quiz谩 respecto a la tenencia, el PRI de Oaxaca dio una primera muestra de lo que deben ser las fuerzas de oposici贸n. Cuando hace un mes el dirigente estatal de la CNOP, Jorge Toledo Luis hizo el llamado a la derogaci贸n del impuesto, lo hizo dejando voluntariamente (o descaradamente) de lado toda la responsabilidad que tiene su partido en este asunto. M谩s bien, tom贸 la bandera y comenz贸 a explotarla, como siempre hacen en otros 谩mbitos las fuerzas de oposici贸n para atacar a sus adversarios del oficialismo, independientemente de si fueron o no parte de las causas que originaron el problema.

Queda claro que argumentos hab铆a de sobra para atacar las exigencias del priismo. Sin embargo, tambi茅n queda claro que por no tener la sensibilidad suficiente, en el momento preciso, el gobierno estatal dej贸 pasar una oportunidad inmejorable para establecer que si ese impuesto se cobra no es porque ellos quieran, sino porque los priistas comprometieron los recursos, y luego fueron mezquinos al no establecer qu茅 posibilidades hab铆a de eliminar ese cobro sin que las arcas estatales dejaran de percibir esos recursos.

Parece claro que, m谩s bien, el gobierno estatal tom贸 el asunto por el lado partidista, y decidi贸 resistir para no dar gusto a sus adversarios. Lo que no calcul贸, es que detr谩s de esa bandera hay miles de ciudadanos que, independientemente del partido pol铆tico, lo que quieren es no seguir pagando ese gravamen, o cuando menos tener una alternativa al cobro que tradicionalmente se ha realizado.

YA PARA QU脡

Por eso hoy le sirve pol铆ticamente de poco al gobierno estatal, el haber emitido un decreto para pagar hasta en 12 parcialidades tanto la tenencia 2011, como la regularizaci贸n de los adeudos anteriores de los veh铆culos de motor. Las alternativas llegan tarde por un error de visi贸n y c谩lculo, y por tomar del lado partidista un asunto que m谩s bien se inscrib铆a en el inter茅s ciudadano. Y por eso mismo, a煤n con todo el control de da帽os que ya aplican en estos momentos para apaciguar este asunto, ser谩 el gobierno estatal quien cargue con el costo de un asunto que originalmente no era suyo, y al que s铆 le pudo haber sacado importantes ventajas pol铆ticas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

50 a帽os despu茅s, sigue siendo de alto impacto

Par茅ntesis  M煤sica. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas  La pel铆cula 鈥淓l...

CONTRAFUEGO || El camino de Marcelo

Aurelio Ramos M茅ndez Marcelo Ebrard est谩 a punto de resolver...

M谩s all谩 del pasaje, una oportunidad para el transporte en Oaxaca de Ju谩rez

Pongamos todo en perspectiva con: Carlos Villalobos En medio del...

La sombra de Tadzio

Par茅ntesis M煤sica. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas  Comenzar la columna...