Ruiz Cer贸n: las acusaciones eran insostenibles

Date:

驴Qu茅 dir谩 hoy la justicia local sobre el amparo?

Luego de poco m谩s de dos meses, ayer un juez federal concedi贸 el amparo y protecci贸n de la justicia federal al ex titular de la Coordinaci贸n de Transporte, Gonzalo Ruiz Cer贸n. Con esa resoluci贸n, queda constatado el 谩nimo de persecuci贸n pol铆tica tanto de la instancia de procuraci贸n de justicia, como del Poder Judicial del Estado, que desde el inicio eran evidentes pero que, ignominiosamente, decidieron llevar hasta las 煤ltimas consecuencias.

En efecto, desde mediados del mes de junio pasado, cuando Ruiz Cer贸n fue aprehendido y encarcelado, las instancias estatales encargadas del asunto establecieron que la detenci贸n ocurr铆a en base a acusaciones relacionadas con el otorgamiento irregular de m谩s de nueve mil concesiones, y as铆 como con la no entrega a las arcas estatales, de los recursos econ贸micos que los particulares hab铆an pagado a Cotran por la emisi贸n de esos documentos.

Sin embargo, pronto se supo que tales se帽alamientos, vertidos de boca del procurador General de Justicia del Estado, Manuel de Jes煤s L贸pez L贸pez, no eran tales. M谩s bien, a Ruiz Cer贸n se le hab铆a aprehendido en base a una denuncia penal que se hab铆a formulado desde la misma Cotran (en base a los se帽alamientos de dos de los funcionarios actuales), y teniendo como soporte copias simples de un expediente penal en el que los integrantes de un sitio de taxis de Santa Mar铆a El Tule, se acusaban por la presunta ostentaci贸n de concesiones irregulares en sus autom贸viles de servicio p煤blico.

A Ruiz Cer贸n se le acus贸 directamente, de haber sido quien emiti贸 esas concesiones irregulares. Y aunque fue aprehendido, encarcelado y declarado formalmente preso 鈥攁ctos en los que participaron la Procuradur铆a estatal y el Poder Judicial del Estado, conjuntamente鈥, siempre se supo que tales documentos fueron emitidos legalmente, en base a un decreto a trav茅s del cual la administraci贸n del gobernador Ulises Ruiz orden贸 el inicio de un proceso de regularizaci贸n de las concesiones irregulares que cumplieran con los requisitos que exig铆a la ley.

Y sobre todo, tambi茅n siempre se supo 鈥攜 tambi茅n lo sab铆a la Procuradur铆a, que integr贸 la Averiguaci贸n Previa, y el Poder Judicial del Estado que emiti贸 la orden de aprehensi贸n鈥 que, particularmente, los taxistas de El Tule fueron algunos de los cientos de beneficiados por ese programa de regularizaci贸n de documentos.

Sab铆an tambi茅n que, adem谩s, tales concesiones fueron emitidas a partir de una resoluci贸n firme del Tribunal Contencioso Administrativo; e incluso ten铆an perfectamente claras cuestiones procesales tan simples como la relativa a que, en un expediente judicial, las copias simples no pueden obrar como medio de prueba, y que por su debilidad jur铆dica, ni siquiera pueden ser tomadas como indicio para sostener una acusaci贸n penal, que mantenga a un individuo privado de su libertad.

En relaci贸n a todo eso, en nuestra entrega del pasado 20 de junio advertimos lo siguiente: 鈥淔rente a cuestiones de este tipo, queda la duda sobre la capacidad habida en la Procuradur铆a General de Justicia para integrar las averiguaciones previas, y para probar los delitos que imputa a particulares.

Del mismo modo, este tipo de cuestiones despiertan la sospecha sobre el uso parcial de las actuaciones del Poder Judicial del Estado. En el peor de los casos, el Ministerio P煤blico puede equivocarse o actuar facciosamente, 驴pero qu茅 pasa cuando esos supuestos yerros o excesos, son convalidados por un juez que emite una orden de aprehensi贸n sin tener a la vista verdaderos elementos de certeza, como para decir que s铆 se cumplen con los requisitos que exige la ley, y mandar a que se aprehenda a un individuo?鈥

La respuesta est谩 a la vista: lo que se comete es una injusticia. Y lo que se demuestra es que, a煤n en los tiempos de las supuestas nuevas formas de hacer gobierno, los intentos de venganza y persecuci贸n pol铆tica, utilizando como moneda de cambio la libertad y las garant铆as fundamentales de las personas, siguen estando a la orden del d铆a.

 

驴USTED DISCULPE?

Hoy, 驴el 鈥済obierno de todos鈥 c贸mo podr谩 explicar el 鈥減alo鈥 鈥攃omo se dice coloquialmente en el argot de los litigantes鈥 que les acaba de asestar el Poder Judicial de la Federaci贸n, amparando a Ruiz Cer贸n? 驴Recurrir谩n al amargo e injusto recurso del 鈥渦sted disculpe鈥? 驴O seguir谩n acumul谩ndole acusaciones penales altamente 鈥渃hicaneadas鈥 para ver si en cualquier momento 茅ste se cansa de defenderse, y decide aceptar un posible pacto pol铆tico que hubiese a cambio de su libertad?

M谩s bien, lo que queda en todo esto es la convalidaci贸n de que la falta de respeto a las libertades individuales sigue prevaleciendo. Que aunque los reg铆menes cambian, las pr谩cticas contin煤an siendo las mismas. Y que, a煤n cuando los funcionarios actuales pueden 鈥渄efenderse鈥 asegurando que los priistas en su tiempo eso fue exactamente lo que hicieron para perseguirlos, lo cierto es que la ciudadan铆a vot贸 por la alternancia justo para que ese tipo de pr谩cticas no volvieran a ocurrir.

Es cierto. El camino legal que le espera a Gonzalo Ruiz Cer贸n a煤n es largo. Sin embargo, m谩s all谩 de cualquier filia o fobia partidista o respecto a los reg铆menes de gobierno 鈥攑orque Ruiz Cer贸n no fue ninguna perita en dulce鈥, lo que queda claro es que es, y ser谩 siempre inadmisible, que las disputas o venganzas pol铆ticas se intenten satisfacer a partir del uso indebido de las leyes y los 贸rganos encargados de impartir justicia, y que 茅stas tengan como moneda de cambio los derechos fundamentales de cualquier persona.

Si el gobierno actual est谩 tan seguro de los quebrantos y la corrupci贸n del anterior r茅gimen, tiene toda la oportunidad de formular correctamente las acusaciones respectivas, y procurar una justicia real, oportuna, y verdaderamente apegada a derecho. Lo 煤nico que esto demuestra es que como no tienen la capacidad 鈥攐 los elementos鈥 para ir en contra de sus adversarios pol铆ticos, lo que hacen es recurrir a las pr谩cticas indebidas que s贸lo ponen en evidencia que ellos son tambi茅n parte de esa vocaci贸n autoritaria y antidemocr谩tica que prometieron combatir.

 

AGUAS CON EL FUTURO

Todo esto, sin duda, equivale a sembrar tormentas. Y quienes lo hacen, sin duda, cosechar谩n tempestades. Ojal谩 no olviden, como ahora mismo lo estar谩 recordando Ruiz Cer贸n en prisi贸n, que siempre los carniceros de hoy, ser谩n las reses de ma帽ana. Son los mismos. Los de ayer y los de hoy. Lo 煤nico que se invierten son las posiciones. Aguas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Apuntes finales de la victoria de Milei

Pongamos todo en perspectiva con: Carlos Villalobos En la vor谩gine...

CONTRAFUEGO || Entre Hitler y Milei

Aurelio Ramos M茅ndez Si alguna duda persist铆a respecto al perfil...

Concluye el Conversatorio 鈥溌縋ara qu茅 sirve el periodismo 2023?鈥

Se capacitar谩n periodistas en innovaci贸n, emprendimientos y salud mental   El periodismo oaxaque帽o...

Ofrece gobierno de Oaxaca mayores est铆mulos para el deporte oaxaque帽o

Durante la convivencia con las y los galardonados con el...