¿Quién va a pagar las últimas quincenas a S22?

Date:

+ Oaxaca, urgida de acciones federales de apoyo

Si algo hiciera falta para completar el escenario de la tormenta perfecta en materia educativa y presupuestal en Oaxaca, una cuestión sigue esperando respuesta: ¿Con qué recursos van a terminar de pagar los salarios correspondientes a 2014 a los trabajadores de la Sección 22 del SNTE? Es de todos sabidos que el IEEPO tiene un déficit histórico. Pero el problema entre los años previos y el actual, es que la Federación ya no podrá “adelantar” recursos de 2015 para cubrir el pago de salarios y obligaciones del presente año. ¿Qué pasará?
En efecto, este es un tema trascendental, que está a punto de hacer crisis. Pues en Oaxaca nos encontramos en la víspera de la entrada en vigor del Fondo de Aportación para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), que sustituirá al Fondo de Aportaciones para la Educación Básica (FAEB), con el que el gobierno estatal sorteó durante años el déficit presupuestal en materia educativa, que hoy está a punto de generar una crisis tal que incluso pudiera derivar en la imposibilidad de cubrir el pago de las últimas quincenas de 2014 a todos los trabajadores de la educación en la entidad.
¿Qué generó esta crisis? En parte, esto deriva de lo que informó el IEEPO hace algunas semanas sobre el crecimiento desmedido de beneficios económicos a los trabajadores de la educación en Oaxaca, que se decidieron sin que existiera el soporte presupuestal para pagar lo acordado. Si recordamos, en el comunicado al que hacemos alusión (que puede ser leído íntegramente en http://oaxaca.quadratin.com.mx/?p=331919), el gobierno de Oaxaca hizo un recuento de esos beneficios económicos otorgados al magisterio en administraciones anteriores, los cuales deberán ser enfrentados a partir del 1 de enero por la Federación a través del FONE, pero que a su vez generan un problema grave en estos momentos porque no hay cobertura presupuestal para terminar el 2014.
El déficit, según el gobierno de Oaxaca, abarca lo siguiente: 1.-Prestaciones en días (70 días) y plazas fuera de presupuesto, derivadas de negociaciones salariales de gobiernos anteriores (1995-2007): lo cual equivale a 3.4 mil millones de pesos anual. 2.- Proceso de Rezonificación 2006-2012.- El costo de la transferencia de los trabajadores de la Educación de la zona económica II a la zona económica III, solo se cubre en su totalidad por la federación en el cinco por ciento de las plazas, por el 95 por ciento de plazas restantes, se recibe una compensación. Lo anterior conlleva a una insuficiencia presupuestal, conciliada con la SEP de: 2.1 mil millones de pesos.
3.- Distribución de los recursos del Fondo de Aportaciones a la Educación Básica (FAEB).- A partir de 2008 se recibe del FAEB únicamente el presupuesto programado en el ejercicio anterior, más el incremento inflacionario estimado, esto implica que los incrementos anuales en sueldos y salarios no sean regularizados. Este criterio de asignación de recursos redujo el presupuesto del IEEPO en: 3.0 mil millones de pesos en el periodo 2008-2012. Con la publicación de la nueva Ley de Coordinación Fiscal, el Gobierno Federal, crea el Fondo de Aportaciones de Nomina Educativa y Gasto Operativo (FONE) y desaparece el FAEB, y re-centraliza el pago de la nómina educativa a partir del 1 de enero de 2015.

¿QUIÉN PAGARÁ?
Entendamos una arista muy particular de este problema: durante años, el gobierno de Oaxaca enfrentó un déficit en materia educativa, que era sorteado en conjunto con la Federación. Es decir, como el dinero federal asignado para el pago de obligaciones y salarios del magisterio no alcanzaba a cubrir todos los beneficios que se habían acordado a nivel local en negociaciones entre el gobierno estatal y la 22, entonces en los últimos meses de cada año el gobierno de Oaxaca le pedía “préstamos” a la Federación garantizados con los recursos de ese mismo rubro del año siguiente.
Así, por ejemplo, si en agosto o septiembre del año X se agotaban los recursos federales y estatales en materia educativa presupuestados para ese año, la Federación no hacía una ampliación presupuestal para cubrir esos compromisos que el gobierno estatal había signado con la Sección 22 del SNTE, sino que le “prestaba” de los recursos que se etiquetarían al año siguiente. Así, desde mediados de ese año comenzaban a ejercerse recursos por adelantado del año ulterior.
Esto permitía que no hubiera retraso en el pago de la nómina educativa estatal y que el IEEPO pudiera seguir administrando su crisis. Pero en realidad no solucionaba en nada el problema de fondo, porque el faltante continuaba existiendo y la Federación no asumía responsabilidades de fondo, porque daba por hecho que esos eran recursos que no habían comprometido ellos sino el gobierno estatal, y que por ende debía ser éste y no aquél quien debía gestionar o aportar los recursos para cubrir ese déficit histórico.
Evidentemente, nunca se cubrió ese hueco presupuestal del IEEPO. No se hizo, primero, porque ni aportando todos los recursos propios de un año (Que dice el Secretario de Finanzas que hoy en día ascienden a 4 mil 500 millones de pesos), el gobierno de Oaxaca podría cubrir el déficit histórico de más de seis mil millones que tiene el IEEPO. Tampoco se hizo porque hasta antes de la reforma educativa y la recentralización de la nómina magisterial, los “préstamos” de la Federación a Oaxaca no constituían un asunto urgente mientras el FAEB existiera.
El problema es que a partir de 2015 ese Fondo que transfería recursos a las entidades federativas, desaparece; y por tanto en este momento no hay contra qué el IEEPO pueda pedirle un nuevo préstamo a la Federación para poder cubrir el pago hasta fin de año de la nómina educativa y de las obligaciones fiscales y de seguridad social de los trabajadores de la educación, dando por hecho que los recursos correspondientes al 2014 para el pago de esos deberes ya se agotó.

¿QUÉ SIGUE?
El asunto es gravísimo porque además de los problemas que ya genera la Sección 22 por la armonización educativa, pronto podría anexarse el de la falta de capacidad de pago del gobierno respecto a sus salarios. Ante esto, ¿la federación va a seguir ausente? Por lo pronto, los diputados federales de Oaxaca ya gestan acciones para llamar a la federación a que respalde a la entidad en esta crisis inminente. Pero la incógnita es si sus propias mezquindades les permitirán actuar a todos en conjunto, y si tendrán la fuerza suficiente para evitar que el gobierno federal termine de abandonar a Oaxaca.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Un inicio que promete 

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas  En octubre de...

¿Y el libramiento norte?

Carlos R. Aguilar Jiménez Años van, décadas vienen y desde...

CONTRAFUEGO || Ninguneo al Legislativo

Aurelio Ramos Méndez Suena muy democrático, pero entraña un lamentable...

Lleva Cine Gob la magia del séptimo arte a Santo Domingo Yanhuitlán

Del 15 al 23 de junio las familias de...