Narco-Guerrilla-Estado: vuelta a colombianizaci贸n

Date:

+ Llamado a rebeli贸n, pero tambi茅n al ajusticiamiento

Es necesario ver con mucho cuidado la conjugaci贸n de factores que se est谩 dando luego de la detenci贸n-desaparici贸n de 43 normalistas el fin de semana pasado en Iguala, Guerrero. Mientras el Estado mexicano comienza a reaccionar del aturdimiento de no alcanzar a entender la dimensi贸n de estos hechos, diversos factores reales de poder est谩n emergiendo para tratar de generar las condiciones para un alzamiento popular, pero tambi茅n para una nueva faceta de violencia en nuestro pa铆s. La irritaci贸n popular, la indignaci贸n y la debilidad institucional, pueden crear efectos hasta ahora insospechados.
En efecto, el fin de semana pasado elementos de la Polic铆a Municipal de Iguala atacaron a balazos a j贸venes normalistas de Ayotzinapa, que hab铆an tomado camiones y pretend铆an realizar 鈥渂oteo鈥 para financiar sus actividades pol铆ticas. En el enfrentamiento, los polic铆as masacraron a seis personas 鈥搕res estudiantes y tres transe煤ntes- y capturaron a 43 normalistas de los cuales a煤n no existe certeza de su paradero.
Por declaraciones, se sabe que la Polic铆a de Iguala habr铆a entregado a los normalistas retenidos a una banda criminal, que presuntamente habr铆a ordenado la ejecuci贸n de cuando menos 17 j贸venes. Tambi茅n por indicios, se sabe que la banda criminal era encabezada por personas cercanas al presidente Municipal de esa localidad, Jos茅 Luis Abarca, que hoy est谩 desaparecido. Mientras esto se indaga, el gobierno federal apenas si ha alcanzado a reaccionar a esta crisis institucional, y el Gobernador de Guerrero se atrincher贸 tratando de hacer que esto parezca un enfrentamiento entre la Federaci贸n y su gobierno, y no un asunto de Estado, por el que 茅l debe responder.
En ese sentido, la crisis de Estado es evidente. El gobierno federal se indign贸 por los hechos varios d铆as despu茅s, y s贸lo cuando la presi贸n internacional les permiti贸 ver el tama帽o del problema que implica la desaparici贸n y posible ejecuci贸n extrajudicial de 43 j贸venes. Como lo apuntamos hace unos d铆as (ver Al Margen 06.10.14), esos hechos podr铆an implicar la comisi贸n de delitos de lesa humanidad, por los cuales tendr铆a que responder no un gobernante en espec铆fico, sino el propio Estado mexicano independientemente de qui茅n integre los gobiernos internos, o qui茅n haya sido el directamente responsable, porque delitos de ese tipo implican una responsabilidad institucional que no puede evadirse ni repartirse.
Si eso ya es de por s铆 indignante, lo es todav铆a m谩s la actuaci贸n mezquina de los gobiernos y grupos pol铆ticos implicados. El PRD, que ha sido el partido insignia de todos los que por d茅cadas se quejaron de la represi贸n y la intolerancia gubernamental, se dedic贸 a proteger al impresentable gobernador 脕ngel Heladio Aguirre Rivero, hasta que la ciudadan铆a les cobr贸 esa afrenta a trav茅s del rechazo al l铆der moral del PRD, Cuauht茅moc C谩rdenas, cuando el mi茅rcoles pretend铆a participar como orador en la multitudinaria protesta ocurrida en la capital del pa铆s por los desaparecidos de Ayotzinapa.
Si eso es insostenible, la actitud del gobernador Aguirre es una burla. Dijo primero que si su renuncia permit铆a el esclarecimiento de los hechos, 茅l no ten铆a problemas en presentarla. Pero ayer cambi贸 su posici贸n y dijo que s贸lo a trav茅s de una consulta p煤blica se ir铆a. Es rid铆culo, e insultante, porque la separaci贸n de su cargo tendr铆a que ser indispensable por el solo hecho de esa demostraci贸n brutal de incapacidad para hacer valer el Estado de Derecho en la entidad que se supone que gobierna; esto, adem谩s de que el separarse del cargo permitir铆a una investigaci贸n eficiente sobre este asunto, que adem谩s pudiera incluir libremente la investigaci贸n a funcionarios de su gobierno 鈥搚 a 茅l mismo- con probable responsabilidad en este conjunto de hechos.
Incluso, si otro fuera nuestro pa铆s, el gobernador Aguirre tendr铆a que haberse ido ya s贸lo por la verg眉enza de que durante su gobierno haya pasado un hecho tan abominable como el del fin de semana pasado.
Sin embargo, en el 谩mbito pol铆tico apenas intentan a digerir el impacto de este asunto. ojal谩 que lo terminen pronto de reconocer y entender, porque el panorama que se vislumbra es nada alentador para la gobernabilidad y la paz p煤blicas.

LA VIOLENCIA SE ASOMA
A partir de los hechos de Iguala, cuatro grupos guerrilleros con presencia en Guerrero se han manifestado, como en una especie de 鈥減ase de lista鈥. Los comunicados, en general, coinciden en se帽alar que est谩n listos para iniciar acciones de resistencia popular combativa, pero con un elemento m谩s: el llamado al ajusticiamiento de los grupos criminales que habr铆an tenido responsabilidad en la detenci贸n-desaparici贸n de los normalistas de Guerrero.
Y es que en estos d铆as, fue primero el Ej茅rcito Popular Revolucionario quien alz贸 la voz, llamando a la rebeli贸n popular organizada. Luego lo hizo otra organizaci贸n denominada Fuerzas Armadas Revolucionarias-Liberaci贸n del Pueblo; despu茅s lo hizo otro grupo, del cual no se ten铆an noticias sobre su existencia, denominado 鈥淢ilicias Populares 隆Basta ya!鈥; y finalmente el Ej茅rcito Revolucionario del Pueblo Insurgente.
Este 煤ltimo grupo es quien, expresamente, hizo el siguiente llamado: 鈥淪e convoca al interior de nuestras filas y al pueblo en general a la conformaci贸n de la Brigada Popular de Ajusticiamiento 26 de Septiembre, expresamente fundada para enfrentar en aspectos pol铆tico-militares esta nueva afrenta del narcoestado mexicano y, particularmente, al cartel de sicarios del Estado, mal llamado 鈥楪uerreros Unidos鈥. Rec谩bese toda informaci贸n sobre elementos, propiedades e intereses de dicho c谩rtel y p贸ngase a disposici贸n de nuestro ERPI, por cualquier v铆a p煤blica o secreta鈥.
驴Qu茅 tiene de trascendente esto? Adem谩s de lo concretamente asentado en este llamado, que el ERPI tiene a煤n una vieja afrenta con la delincuencia organizada, por el asesinato, en noviembre de 2009, de su Comandante Ramiro, de quien acusaron que hab铆a sido ultimado por el 鈥渘arcoestado鈥, que no era sino la colusi贸n de pol铆ticos con criminales en el Estado de Guerrero. Curiosamente, los mismos que son se帽alados hoy como los responsables de la detenci贸n-desaparici贸n de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

COLOMBIANIZACI脫N II
驴Vamos a una segunda colombianizaci贸n? Es muy posible. Si este escenario de enrarecimiento cuaja, tendremos tres frentes: el del Estado, el del narco, y el de la guerrillera. Igual que en Colombia, a finales de los ochentas. S贸lo que maximizado a una potencia infinita.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Solo un priista puede acabar con el PRI

Pongamos todo en perspectiva con: Carlos Villalobos Desde las 煤ltimas...

AL MARGEN || Los pozoleros: 鈥楥uando la perra es brava, hasta a los de la casa muerde鈥︹

Adri谩n Ortiz Romero Cuevas聽 Viernes 26 de mayo de 2023 驴Cu谩nto...

Adi贸s a la reina del rock: Tina Turner en datos

Ismael Ortiz Romero Cuevas Ayer mi茅rcoles 24 de mayo, una...

Del mal gusto a lo rid铆culo

Par茅ntesis M煤sica. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas聽 Tengo que aceptar...