El gobierno de Oaxaca debe entregar ya administración educativa

IEEEPO

+ Mantener el IEEPO es ominoso, porque degrada la gobernabilidad

Desde el mediodía de ayer, estudiantes de la Escuela Normal Superior Federal de Oaxaca (ENSFO) realizaron diversos bloqueos en la capital oaxaqueña, en protesta por diversos incumplimientos del IEEPO. Este tipo de protestas se han venido replicando cada vez con mayor intensidad. Ante esa circunstancia, y la cada vez mayor inoperancia del instituto educativo frente a las demandas magisteriales, es urgente que el gobierno estatal apure la entrega de las facultades administrativas de la educación al gobierno federal, para evitar continuar castigando innecesariamente a la ciudadanía.

En efecto, ayer los estudiantes de la ENSFO bloquearon los accesos de la terminal de autobuses ADO y la calzada Héroes de Chapultepec ante el incumplimiento del IEEPO en el pago de salarios para 234 asesores académicos. Después de liberar el crucero del IEEPO que cerraron durante varias horas, los estudiantes de la ENSFO retuvieron unos 7 camiones del transporte público y bloquearon el ADO así como la calzada Héroes, afectando el tránsito hacia el norte y oriente de la ciudad de Oaxaca.

Los alumnos informaron que autoridades del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) se comprometieron a liquidar el adeudo en las primeras horas de este martes, lo cual no ocurrió. De acuerdo con la agencia Quadratín, Roberta Hernández, coordinadora Académica Estudiantil de la especialidad de Matemáticas, informó que el adeudo por el pago de salarios de un semestre es de 3 millones y medio de pesos.

Una de las aristas de este problema, que en las primeras horas de la tarde se tornaba tensa, era el conato de enfrentamiento entre usuarios de la línea de autobuses que se vieron afectados por el bloqueo a la terminal del ADO, y las personas que mantenían el bloqueo. Espontáneamente, la ciudadanía decidió romper el bloqueo que tenían los manifestantes, y eso derivó en uno de los tantos riesgos innecesarios que enfrenta el gobierno casi todos los días, por la incapacidad institucional (de los Poderes Ejecutivo y Legislativo) de dar certidumbre a la nueva situación jurídica de la educación pública en la entidad, y de clarificar qué facultades educativas continúan siendo del IEEPO, y cuáles del gobierno federal.

Ese es, evidentemente, el problema de fondo. Pues como se sabe, desde el mes de enero pasado el gobierno federal asumió formalmente el manejo administrativo del sector educativo, y lo hizo en base a la nueva normatividad federal en la materia. El problema es que como en Oaxaca no hay ley educativa, entonces pareciera que continúa habiendo una duplicidad de funciones entre el IEEPO y la SEP, porque para los profesores oaxaqueños el IEEPO continúa fungiendo como su patrón, aunque en realidad éste ya no cuenta con los recursos y capacidades para responder a las demandas y necesidades de la educación, y éstos se encuentran en la SEP, a la que la Sección 22 del SNTE simplemente no toma en cuenta.

Esto genera una situación que al menos por ahora no tiene solución. Casi todos los días, los diversos subsectores de trabajadores de la educación (profesores, administrativos, maestros rurales, estudiantes, etcétera) bloquean vialidades, obstruyen la prestación de servicios públicos, y causan afectaciones a la ciudadanía, para exigir que el IEEPO atienda sus demandas. El Instituto Educativo, lo hace pero a medias, porque hoy en día ya no cuenta con los recursos que necesita para esa atención y lo más que puede hacer es fungir como gestor y vaso comunicante entre las demandas gremiales y las instancias federales capaces de resolver esas demandas.

Lo crítico es que la sociedad se queda en medio, y carga con las afectaciones de un problema que bien se ve como un cuello de botella, porque al IEEPO le exigen todo pero éste ya no tiene capacidad de resolver; así que hay que esperar que las respuestas (económicas, sobre todo) vengan del gobierno federal. Y esto no siempre ocurre. Cuando esto pasa, entonces el gobierno estatal busca dar soluciones momentáneas aunque esto genere problemas mayores en el mediano y largo plazo.

ACABAR CON LA INCERTIDUMBRE

Frente a una protesta como la de ayer, la salida fácil del gobierno estatal es buscar alguna forma de hacerse de una deuda para liquidar en el menor tiempo posible el dinero que no ha pagado a los asesores educativos. Eso arregla el problema pero sólo por unos días, porque cuando venga el siguiente periodo de pago, este problema se repetirá porque la SEP seguirá sin considerar esos recursos, y entonces esto continuará siendo un pasivo para el gobierno estatal (que tendrá que continuar endeudándose para pagar recursos fuera de cobertura, sólo para resolver un asunto político) que en poco tiempo volverá a hacer crisis.

¿Cómo acabar de fondo con este círculo vicioso? Resolviendo el enorme conjunto de problemas que provoca la incertidumbre en que se encuentra el ámbito educativo en la entidad. Esto es, emitiendo de una vez por todas la ley educativa, que necesariamente tendría que pasar por la clarificación de las competencias que continúan siendo del ámbito educativo estatal, y las que definitivamente fueron tomadas por la federación con la reforma educativa.

Este asunto es urgente porque a partir de ello habría claridad y certeza, incluso para la protesta. Es decir, los trabajadores de la educación en Oaxaca sabrían exactamente contra qué autoridad protestar en cada caso en específico, y así se evitarían (y nos evitarían) las molestias que hoy les genera a ellos (y nos genera a nosotros los ciudadanos) el hecho de que diariamente los sectores educativos protesten en contra del IEEPO por temas que éste instituto ya no tiene capacidad (presupuestal o competencial) para resolver.

Este sería un gran paso no sólo para dar certeza al sector, sino también para conjurar definitivamente los riesgos que generan las confrontaciones entre protestantes y ciudadanos, y sobre todo para resarcir a la población agraviada que hoy es víctima de afectaciones que ya no tienen ninguna razón de ser en el ámbito estatal.

A DESCANSAR…

No sólo por los relativos días de descanso de la Semana Santa, sino sobre todo porque es inminente el inicio de la llamada “veda electoral”. Así, seguramente, descansaremos por algunas semanas de la boletinitis de algunas dependencias y gobiernos municipales, que creen que emitiendo una docena de comunicados diarios, hacen un mejor gobierno.