La recentralizaci贸n del poder impulsada por EPN no sirve para nada.

Date:

M脡XICO, D.F., 18ENERO2013.-  Enrique Pe帽a Nieto, Presidente de M茅xico, durante la entrega de Apoyos del Programa de Ordenamiento de la Propiedad Rural. 脡sto se llev贸 acabo en la explanada Francisco I. Madero de la Residencia Oficial de Los Pinos. FOTO: MISAEL VALTIERRA / CUARTOSCURO.COM

+ Antes, federalismo centralizado funcionaba por fortaleza presidencial


No ha pasado a煤n un a帽o desde la desaparici贸n de los 43 normalistas en Iguala, Guerrero, y desde entonces el gobierno del presidente Enrique Pe帽a Nieto no ha podido revertir la ca铆da libre. Pareciera que el problema fue la incapacidad de reaccionar ante la detenci贸n-desaparici贸n de los normalistas, o ante la crisis generada por su 鈥渃asa blanca鈥. En realidad, esta crisis continuada tiene su origen en la recurrencia de pr谩cticas de corrupci贸n y en la indolencia gubernamental, pero sobre todo en la incapacidad de construir una presidencia s贸lida.

En efecto, aunque la recentralizaci贸n del poder por parte del gobierno federal no ha sido un tema analizado con la profundidad que amerita, s铆 es clara la maniobra del presidente Pe帽a Nieto con la mayor铆a de las reformas que impuls贸 en la primera mitad de su gobierno: en cada una de ellas hab铆a un ingrediente recentralizador, que arrebataba atribuciones y alcances a los poderes estatales y municipales, para volverlos a concentrar en el gobierno que 茅l encabeza.

As铆, vimos c贸mo el gobierno federal impuls贸 la reabsorci贸n facultades en las reformas educativa, pol铆tico-electoral, financiera, de transparencia y hasta la fiscal y energ茅tica. Ninguna de las reformas constitucionales y legales tuvo alg煤n ingrediente que denotara la disposici贸n a incluir a las entidades federativas en algunas de las tareas de reorganizaci贸n y administraci贸n de facultades o funciones. La federaci贸n, en eso, recogi贸 todas las facultades, dejando ver que, al haberlas antes tenido los estados de la Rep煤blica, las hab铆an subutilizado o viciado. A partir de eso, ubic贸 a las entidades federativas como menores de edad y de esa misma forma justific贸 la recentralizaci贸n de todo tipo de facultades.

驴Cu谩l fue el problema? Que el gobierno federal tom贸 facultades que no ten铆a la capacidad de ejercer. Por esa raz贸n vimos c贸mo en pocos meses el gobierno de la Rep煤blica se desfond贸 al tratar de asumir el manejo de la educaci贸n en varias entidades federativas; c贸mo ha sido incapaz de impulsar una pol铆tica fiscal eficaz y equitativa con todos los contribuyentes; c贸mo le inyect贸 esteroides al IFE y al IFAI para convertirlos en institutos nacionales, sin brindarles la autonom铆a y la fuerza institucional que requer铆an para no terminar en el rid铆culo; y c贸mo ni siquiera pudo impulsar la pol铆tica de beneficios energ茅ticos que el gobierno de EPN prometi贸 cuando trataba de justificar la reforma petrolera.

El sonoro fracaso tiene mucho que ver con su falta de c谩lculo de las dimensiones de las tareas que asum铆a, pero sobre todo con una cuesti贸n de soberbia. Antes, en los a帽os del r茅gimen de partido hegem贸nico en el pa铆s, el gobierno federal ten铆a f谩cticamente todas las facultades pol铆ticas y administrativas del pa铆s, porque el sistema pol铆tico, y los mecanismos de acceso y regulaci贸n del poder p煤blico, permit铆an que el Presidente fuera un hombre fuerte, capaz de tomar decisiones y hacerlas cumplir sin importar que 茅stas tocaran los 谩mbitos de gobierno, la divisi贸n de poderes, o las facultades depositadas en estados y municipios.

Por eso, en aquellos tiempos un Presidente pod铆a quitar y poner a un gobernador, influir para que los estados absorbieran o transfirieran facultades 聽a la federaci贸n, o ser el fiel de la balanza en todos los conflictos pol铆ticos. En aquel entonces, reiteramos, el sistema pol铆tico mismo estaba integrado para facilitar el funcionamiento de un centralismo disfrazado de federalismo. Y pareciera que el presidente Pe帽a Nieto no entendi贸 que los tiempos hab铆an cambiado, justamente para que el sistema no permitiera poderes hegem贸nicos, y sin tener capacidad absorbi贸 facultades que hoy no s贸lo le estorban sino que son la base de los cuestionamientos a su gobierno.

LA CORRUPCI脫N Y LA INCAPACIDAD

La incapacidad para ejercer las atribuciones que la ley establece, es un problema estructural que no s贸lo tendr铆a Pe帽a Nieto como gobernante, sino cualquier otro que hubiera incurrido en ese error de absorber voluntariamente lo que no va a poder cumplir. Pero la doble tragedia para el actual gobierno federal se revela cuando adem谩s de la peque帽ez frente a las tareas por cumplir, se incurre en otras pr谩cticas como la de la permisividad y el ejercicio de la corrupci贸n.

驴Cu谩l ser铆a el panorama actual si al gobierno del presidente Pe帽a Nieto no se le hubieran atravesado tres hechos aparentemente fortuitos, como la detenci贸n-desaparici贸n de los normalistas de Ayotzinapa, la revelaci贸n del origen de su casa y el conflicto de inter茅s respecto al constructor, y la reciente fuga del delincuente m谩s perseguido del mundo? Seguramente, con todo y los dislates cometidos en la deficiente implementaci贸n de las reformas estructurales, el gobierno de Pe帽a Nieto tendr铆a un tr谩nsito m谩s o menos c贸modo.

Pues es claro que la sociedad mexicana tiene una ominosa costumbre a que el gobierno prometa m谩s de lo que puede cumplir, y hasta tolera cierto margen de ineptitud en el ejercicio de las tareas p煤blicas. Seguramente, la sociedad mexicana no estar铆a tan enojada por la negociaci贸n de la reforma educativa; por la incapacidad del gobierno federal por cumplir con el establecimiento de las condiciones para una reforma pol铆tica eficaz, o con otros de los temas en los que ha fallado. No estar铆an tan enojados porque entonces de lo que se hablar铆a es de incapacidad. El problema es que esa incapacidad se combin贸 con otro factor que la sociedad tambi茅n tolera, pero por separado: la corrupci贸n.

La actual administraci贸n federal incurri贸 en esos dos pecados al mismo tiempo: la incapacidad ha sido manifiesta, y la corrupci贸n tambi茅n. 驴El resultado? Un gobierno en debacle que, adem谩s, contin煤a tomando decisiones seg煤n sus c谩lculos pol铆ticos y no las necesidades nacionales. A pesar de todo, dicen haber salido 鈥渂ien鈥 en los comicios recientes, y por eso dicen que los cambios no son necesarios. No, a pesar de las tres crisis seguidas y de los claros signos de que este gobierno est谩 dando tantos tumbos que ya se est谩 llevando al pa铆s entre las manos.

LA FIESTA DE TODOS

A partir de hoy, contemos una semana con los mejores d铆as de Oaxaca: cultura, colorido, expresiones folcl贸ricas, mezcal, comida y la grandeza que rebasa por mucho nuestros problemas comunes. Bienvenidos todos los que vienen a conocer y disfrutar Oaxaca. Nosotros los oaxaque帽os disfrutemos y valoremos estas expresiones, que son esencialmente nuestras.

@ortizromeroc

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

CONTRAFUEGO || Gubernaturas, 隆matanga!

Aurelio Ramos M茅ndez El certero pial con que el...

Apuntes finales de la victoria de Milei

Pongamos todo en perspectiva con: Carlos Villalobos En la vor谩gine...

Actualiza Poder Judicial a periodistas聽sobre el Sistema Penal Acusatorio

El magistrado Eduardo Pinacho S谩nchez inaugur贸 las actividades del...

Rinde protesta titular del PJEO como integrante聽de la directiva de Tribunales de Justicia

El magistrado Eduardo Pinacho S谩nchez ocupa por segunda ocasi贸n...