PRD: la caída electoral bajo su propia perspectiva

+ PT y Morena ganaron a pesar de perder la elección


Un documento interno, elaborado por la Secretaría de Elecciones del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, pinta de cuerpo entero el panorama electoral en Oaxaca, junto con el desastre, y las traiciones entre partidos, que determinaron el resultado de los comicios del cinco de junio.

En efecto, sin un solo viso de autocrítica, el PRD reconoce que los verdaderos ganadores en Oaxaca fueron el Movimiento de Regeneración Nacional, y el Partido del Trabajo; que el mismo perredismo fue blanco de diversas traiciones que abonaron a la victoria electoral del PRI; y que, todo eso, es preámbulo de los movimientos que ahora mismo están ocurriendo en el Congreso para cambiar las relaciones políticas entre partidos y con el Ejecutivo.

Aunque es algo extenso, vale la pena conocer el análisis sobre los comicios de Oaxaca, realizado por la propia Secretaría de Elecciones del PRD. Incluso, vale la pena pasar por alto la poca seriedad del lenguaje utilizado y lo coloquial que de entrada pudiera parecer el contenido de dicho análisis.

Dice el documento: “Debido a que en este Estado [de Oaxaca] sólo participaron 153 de los 570 municipios en la elección municipal, no es posible hacer una comparación global de estos resultados con los de las otras elecciones. El PRD desciende 4.5 puntos porcentuales de 2013 a esta elección, mientras que la distrital y de gobernador se comportaron muy parecidas, tanto en votos absolutos como en el descenso porcentual que tuvieron, el cual fue fuerte, de más de 6 puntos.

“En este Estado el PAN tampoco pudo mantener su votación, como lo logró en la mayoría de las elecciones, en lo municipal baja solo 2 puntos, pero en lo distrital fueron 11 puntos y la de gobernador perdió́ 10 puntos, un muy fuerte retroceso. Pero el PRI, el ganador, también cayó estrepitosamente, en lo municipal 7 puntos, en lo distrital 11 y en la de gobernador 7.5. Fue Morena la que creció́, muy poco en lo municipal, apenas 1.5%, pero en la contienda distrital dio un brinco de más de 8.5% y en la de gobernador de más de 5.5%. Por lo tanto de los partidos grandes, todos decayeron excepto Morena.

“A los partidos “rémora” tampoco les fue bien, todos perdieron porcentaje, solo el PVEM creció́ escasas decimas de punto. Los independientes lograron también un modesto 4.7% en la elección municipal, en la distrital fueron marginales. Obviamente caso aparte es el PT, que se benefició de una escisión perredista, la cual lo hizo el partido más exitoso de la entidad, al crecer 7.5, 7.7 y 7.4 puntos respectivamente.

“Ya se sabe que las sumas aritméticas en lo electoral no necesariamente arrojan certeza, pero dan una pista del “hubiera”. Si se hubiera mantenido la Alianza original PRD- PAN-PT con un candidato de consenso, se hubiera vuelto a ganar la gubernatura y por mucho. El PRI no ganó, perdimos nosotros”. Esto último, vale la pena remarcarlo.

TRAICIONES MUNICIPALES

“En cuanto a la evaluación, el PRD tuvo un desempeño municipal contrastante, en 40 municipios tuvo de buen a excelente avance, 23 de los cuales resultaron en triunfo, mientras que en 66 perdió́ voto duro. Bajamos de 41 municipios ganados en 2013 a 32 en esta ocasión, aunque resalta que mantuvimos Juchitán, Pinotepa y Loma Bonita, recuperamos Xoxocotlán y Tehuantepec pero perdimos Pochutla, San Pedro Mixtepec y Tlaxiaco, en este ultimo sorprende lo mal que nos fue en el municipio pero lo bien que avanzamos en el distrito.

“En lo distrital hubo 6 distritos con avance, 4 de ellos con triunfo y 4 perdiendo voto duro, los 15 restantes se quedaron en diferentes grados de lo factible. Pasamos de tener 7 diputados de mayoría relativa a 4. El PAN también tuvo extremos, aunque no tantos con perdida de voto duro, 43 municipios en avance y 39 de perdida, pero distritalmente apenas logró 2 distritos con buenos resultados, el resto en lo factible por ello solo se quedó con 3 diputados de Mayoría Relativa.

“El PRI no tuvo un buen desempeño, 38 municipios con avance y 49 perdiendo voto duro, en lo distrital 5 con buena votación y el resto en lo factible, pero gracias a las razones
que ya se anotaron antes, a su alto voto histórico y a sus alianzas obtuvo más de la tercera parte de los municipios y 14 de los 25 distritos. Por supuesto a Morena le fue bien, 61 municipios con avance y solo 6 perdiendo voto duro. En lo distrital un asombroso avance en 24 distritos. Pero nuevamente se repite la historia, aun con esos buenos resultados solo triunfa en 12 municipios y en 4 distritos”.

¿Por qué es relevante este análisis? Primero, porque refleja, en un sentido alejado del triunfalismo propio de los partidos, la dimensión de los resultados electorales de Oaxaca en los comicios de junio pasado. La diferenciación de resultados, entre elecciones municipales, distritales y de Gobernador, en un solo municipio o distrito, por ejemplo, refleja el nivel de traiciones que dominaron la elección, y afectaron al perredismo.

LO QUE VIENE

En los corrillos de la política local, por ejemplo, se dice que Tomás Basaldú, que es presidente municipal de Pinotepa Nacional, y diputado electo, es el favorito del perredismo para presidir la bancada perredista en la LXIII Legislatura. La intención, aseguran, es afianzar la alianza con la fracción del PRI, para hacerle frente a la bancada de Morena. Esos serán los únicos tres partidos que integrarán la Junta de Coordinación Política. Lo paradójico es que, ganador y perdedor, hoy están aliados, primero para segregar a la representación legislativa del PT, y para contrarrestar a Morena. Quién sabe si lo logren.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s