Tequio municipal

Carlos R. Aguilar Jiménez.


En la vida, en sociedad, en las instituciones y el gobierno la principal forma de gobernar debe ser, con el ejemplo, porque si bien sus discursos, frases y publicidad si bien dan imagen y algún prestigio, lo cierto es que únicamente el ejemplo impacta, trasciende e inspira en los demás y uno mismo, porque “del dicho al hecho hay mucho trecho” y así, con el programa “Tequio por Oaxaca”, encabezado por el gobernador AMH y Presidente Municipal José A. Hernández Fraguas. participando dependencias estatales, municipales y organizaciones civiles, con la intención de mejorar la imagen urbana, el paisaje arquitectónico de la ciudad en 77 calles y avenidas, para tratar de devolver a la ciudad su esplendor y gran belleza urbana, para nosotros y los miles de visitantes que llegarán en estos días, el pasado fin de semana, con Tequio, unieron esfuerzos y, con un buen ejemplo dejaron una ciudad más atractiva, limpia y ejemplar.

Buscando la participación ciudadana por medio del Tequio, que es tradición en pueblos de Oaxaca, cuando los habitantes se unen y solidariamente trabajan para alcanzar un bien común, los servidores públicos desde el gobernador hasta el presidente municipal, empleados de confianza y colectivos sociales unieron esfuerzos con la gente del rumbo para la limpieza de paredes manchadas y fachadas grafiteadas, limpiando y barriendo camellones, dando mantenimiento a  jardines, reponiendo lámparas fundidas y haciendo trabajos de bacheo; acciones que son de reconocer porque, si bien en el centro histórico y algunas colonias sus habitantes barren y lavan banquetas, cuidan árboles, iluminan su espacio, repintan fachadas cuando las grafitean y hasta adornan con macetas y flores, también hay habitantes de colonias donde nunca hacen nada por ellos mismos y dejan que se acumule tierra y basura frente a sus domicilios o negocios, porque o nacieron en pueblos con calles de tierra y basura y les parece normal que así sea el paisaje o, simplemente son gente  sucia que puede vivir así o esperan todo lo haga el gobierno, sin que ellos muevan un dedo para ayudar mutuamente, porque en esa equivocada idea que tiene que ser el gobierno quien haga todo, muchos habitantes de Oaxaca no hacen nada por mejorar su calidad de vida, esperando siempre que sean los demás quienes hagan lo que ellos podrían y así, vemos fachadas manchadas por siempre, tierra acumulada de meses y paisajes urbanos sombríos donde, si sus habitantes fuesen solidarios, responsables, unidos y copartícipes, no únicamente el Centro Histórico o la Colonia Reforma, Jalatlaco y otros barrios serían atractivos a la vista, sino todas las colonias y agencias municipales, porque la pobreza no implica descuido y suciedad, sino la educación de cada quien y el interés respectivo por vivir mejor, así que la intención y convocatoria del Tequio Municipal organizado por el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, es un magnífico ejemplo que debemos aplaudir seguir todos, por lo menos una vez a la semana convocando a los vecinos y amigos para mejorar la imagen de nuestro rumbo y ciudad.