Futuro incierto

Carlos R. Aguilar Jiménez.


El futuro no existe, lo único que hay es el presente, porque incluso el pasado es únicamente historia, no obstante, respecto del porvenir o futuro, lo cierto es que siempre es incierto porque nunca sabremos en función de la cantidad de variables, lo que realmente sucederá después, incluso en horas y más si se trata de días, meses o años, principalmente si son asuntos humanos, sociales y peor, políticos, porque todos sabemos que los políticos siempre mienten, y lo hacen para ser populares, por eso en ninguna discusión seria se puede incluir a los político, dado que siempre dirán lo que les conviene o mentirán para dejarnos contentos y así contar con votos o popularidad.

La tendencia del mundo a través de la historia es hacia la igualdad, libertad y ahora equidad social y de género, porque entre capitalismo y democracia hemos encontrado un camino hacia la justicia, respeto a los derechos humanos la verdad y cierto potencial para vivir mejor en competencia, no únicamente para ser un acaudalado empresario o distinguido académico, sino también gobernante, porque casi cualquiera puede aspirar a ser presidente, como AMLO, quien de su natal Tabasco de un lugar que ni siquiera aparece en mapas, será el presidente gracias a su campaña política de 20 años.

Yendo a bailar a Chalma…

Ganó las elecciones a la presidencia y mayoría en cámaras de legisladores, teniendo poder absoluto para decidir lo que quiera, aunque lo matiza con consultas populistas para preguntar a la memelera y al barrendero qué opinión tiene respecto de la construcción de un aeropuerto, aunque no consulte respecto de su tren o nunca lo haga por otras cosas, así que el futuro es incierto, porque no sabe nadie qué es lo que hará; si someterá a consulta todo para decidir o lo hace como estrategia para que nadie lo confronte o refute. AMLO afirma que los impuestos no subirán, que terminará la corrupción, se despedirá a trabajadores innecesarios del gobierno, nunca subirán combustibles y anulará la Reforma Educativa, siendo esta decisión populista la peor que se le pudo ocurrir y no somete a consulta, arruinando más la pobre calidad académica que aún existe en algunas escuelas y estados, eje fundamental del conocimiento que debe tener cualquier niño para poder tomar decisiones informadas que mejoren su calidad de vida, porque si decidir si se hace o no un aeropuerto en cualquier lugar, se construye un tren en Yucatán o cualquier otra cosa en función de infraestructura, lo realmente importante a decidir es la educación, porque los cambios de maquillaje no nos sirven, lo que realmente se requiere es un transformación con un verdadero contenido científico social, en el que dejemos de creer que yendo a bailar a Chalma, peregrinando el 12 de diciembre o tratando de curarse con homeopatía sirve, cuando realmente lo que funciona es el análisis científico, el pensamiento lógico- racional y la evaluación científica a profes que actualmente les importa más la política, el dinero o las reivindicaciones sociales y no la enseñanza y aprendizaje de sus pobres alumnos que no pueden asistir a escuelas privadas, pero eso no se consulta porque para todo gobierno vale más tener gente ignorante y sumisa, que vote sin saber por qué, que decida sin información.