Cambio climático


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Circulan en Facebook imágenes y videos respecto de lo que fanáticos ecologistas dicen es evidencia del cambio climático global, en los que muestran imágenes de Australia y otros países del sur del mundo en condiciones extremas de calor, inundaciones y lluvia, comparándolos al mismo tiempo, en la misma fecha y estación, con regiones de Canadá o Rusia donde se observan grandes heladas y enormes cantidades de nieve sobre campos y ciudades, señalando sensacionalistamente que eso es el cambio climático extremo y nosotros somos culpables, porque en una región nieva y otra calienta, suponiendo de forma ignorante que en todo el planeta las estaciones del año son simultáneas, creyendo indoctamente que mientras en el hemisferio boreal es invierno, también es en el austral.

La inclinación del eje de rotación de la Tierra respecto de su orbita alrededor de si misma y del Sol, es de 23 grados, manteniéndose en todo el trayecto paralelo a si  mismo, apuntando siempre a la estrella polar, por lo que cada seis meses uno de los polos apunta al Sol y el otro queda oculto de su luz y calor, siendo así que mientras en Canadá están en pleno invierno con temperaturas inferiores a cero, en Australia están en total verano con temperaturas cercanas a 40 grados y, en latitudes intermedias con condiciones climáticas menos extremas si se aproxima alguien al ecuador. En 20 días sucederá el equinoccio cuando el sol se ubique en la perpendicular ecuatorial, siendo equinoccio de otoño en Australia y primavera para nosotros, por cierto, equinoccio, significa: equilibrio de noches, por lo que en el sur y norte del mundo la duración del día y noche serán iguales, mismo tiempo de luz y  oscuridad, iniciando para Oaxaca los días más extensos y el tiempo de mayor calor, principalmente al aproximarnos a la Canícula, que quiere decir: calor de Perros, por estar en perspectiva el Sol entre el Can Mayor y Menor, mientras que en Australia se acercan de Otoño a Invierno, siendo así que las imágenes de Facebook son tendenciosas y falsas, porque en realidad corresponde a lo que meteorológicamente debe ser y suceder: frio el norte y caliente el sur y, sería un verdadero cambio climático, no simulacros o suposiciones, si en Invierno hiciera calor en Rusia y en Verano se congelara Australia; ¡eso si sería cambio climático!, o que nevara en Oaxaca, circunstancias meteorológicas, que hasta que no sucedan determinan que no hay cambio climático que sea por nuestra culpa, a menos que sea usted un ecologistas desinformado o ambientalista fanático, que sin información o cultura científica se creen todo lo que dicen los medios o los políticos a quienes les viene bien asustar a la gente y cobrarles impuestos con pretexto ecológico, como la verificación vehicular y todo lo que se cancela como eo Libramiento Norte que no se utiliza por un absurdo pretexto ambientalista que conviene muy bien a los pudientes de San Felipe, que no quieren se estropee su bucólico ambiente, mientras miles de coches emiten humos atascado en las calles de la ciudad, pero así es la moda, la ecología es religión ahora.

Lady Gaga: De “Poker Face” a â€œShallow”


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Era 2008, cuando Lady Gaga irrumpía en la escena musical con un estilo tan extraño, que llamaba la atención más por sus atuendos que por su talento. Desde ese entonces, cuando cantaba su primer gran éxito llamado “Poker Face”, ya se notaba que la chica era mucho más que el diseño de imagen sofisticada e inaudita. Sabíamos que traía música muy bien producida y que la apariencia era una herramienta para llamar la atención de aquellos jóvenes de finales de la primera década del siglo.

Siendo honestos también, a mucha gente les (o nos) causaba extrañeza y una especie de desconfianza pues su efigie parecía una fusión entre Beyoncé, Madonna, Mariah Carey y Marilyn Manson. En efecto, era muy extraña, recuerdo muy bien la primera vez que vi su video del tema “Bad Romance” contenido en su EP de 2009, llamado “The Fame Monster” de verdad, no supe qué pensar. Las imágenes eran demasiado cautivadoras y saturadas en la pantalla de televisión, llena de blancos deslumbrantes y de imágenes que evocaban a aquella primer cinta magistral llamada “Saw”; veíamos diamantes flotando y terminaba con tonos rojos intensos y una cama en llamas; evoqué de inmediato a un grupo llamado “Prodigy” con su clip llamado “Breathe”, que allá por los años noventas, también tenía una propuesta tétrica, extraña y buena solamente para ciertos sectores. La música era extraordinaria y era evidente la calidad vocal de Gaga ya en ese entonces, pero también quiero ser honesto con ustedes estimados lectores, sin considerarme un gran experto en música, no le hacía yo más de diez años de carrera, pues aunque la imagen y eficacia vocal sea de lo mejor, la mayoría de las veces el artista deja de ser novedoso y el público termina comprando poco su trabajo y ejemplos, tenemos varios: Celine Dion, N’Sync, Il Divo, Mariah Carey, Justin Timberlake y hasta Michael Jackson, que aunque presentaban materiales portentosos, la euforia de sus primeros años habían pasado. Tengo que aclarar aquí, que la euforia por Michael Jackson regresó después de su muerte. Y justo eso pensé que pasaría con Lady Gaga; supuse tendría una carrera impuesta por la moda y en pocos años, la veríamos ya sin la menor sorpresa.

Sin embargo, la artista siempre supo el potencial que tenía en su propuesta, en su música y en su imagen. Al paso de los años, Lady Gaga se fue convirtiendo en una artista que gustaba más de las producciones y presentaciones en vivo, que de los discos de estudio. Y fue ahí donde creció. Lady Gaga llevaba tres discos grabados, todos con el estilo extravagante que la caracterizaba, pero además, con música muy elaborada que presentaba una calidad sorprendente. Y es entonces, cuando una nueva faceta, en verdad nos sorprende a todos los amantes de la música. En 2011, el legendario Tony Bennett lanza su segundo álbum de duetos llamado “Duets II”, donde el primer track y el primer single, se trataba de una versión del tema “The Lady Is A Tramp”, que interpretaba con Lady Gaga. Literal, detuve el disco, respiré y repetí el track. Una, y otra y otra vez. El corte no solo era una pieza maestra, era espectacular. Ahí, descubrí, la menos yo, la versatilidad de Gaga y la capacidad que tenía para interpretar de forma soberbia, cualquier género de música que decidiera. “Duets II” de Tony Bennett contenía temas cantados a dueto con artistas consagrados que evidentemente estuvieran a la altura de tal leyenda de la música, tal como Willie Nelson, Aretha Franklin, Mariah Carey, Michael Bublé o Amy Winehouse pero fue tal el furor que causó el tema cantado con Gaga, que eso dio pie para que ambos cantantes presentaran dos años más tarde el disco “Cheek To Cheek”, donde solo ellos dos ejecutaban los temas; es por demás decir que ese material es considerado uno de los más exitosos del swing y ganador del premio Grammy al Mejor Álbum de corte Clásico. Y en efecto, ahí también confirmamos que en Lady Gaga, teníamos a una artista completa, carismática, camaleónica y tremendamente talentosa.

Después de dos discos de corte electrónico y ese magistral presentado con Bennett, Gaga sacó al mercado su quinto disco de estudio llamado “Joanne”, un material compuesto completamente por ella y con colaboraciones de Mark Ronson. “Joanne” también es un disco un tanto diferente a lo que la cantante tenía acostumbrados a sus fanáticos. Después de consagrarse como una cantante extraordinaria, toma el riesgo de hacer este trabajo con influencia del soft pop y algo de country. Y aunque muchos fanáticos consideraron este trabajo como uno de los más flojos e innecesarios de Lady Gaga, la crítica lo recibió con críticas bastante buenas. Si bien no es su mejor trabajo comercialmente hablando, quizá sí sea algo de lo más elaborado artísticamente hablando.

Y eso, fue antes de lanzar la banda sonora de “Nace una estrella” en 2018, donde también siete temas son compuestos e interpretados por la estrella. Esta banda sonora nuevamente explora géneros como el country, rock y pop. Y dentro de este material se encuentra “Shallow”, compuesto por Lady Gaga y Mark Ronson, hoy, tema ganador del Oscar. Originalmente, esta canción sería utilizada únicamente para los créditos finales de la película, sin embargo, a Bradley Cooper, protagonista y director de “Nace una estrella”,  le conmovió tanto y le pareció un tema con tanta fuerza, que decidió que se interpretara dentro de la historia, apareciendo tres veces en la película. “Shallow”, es quizá la gran corona de Gaga, la que la consagró no solo como una gran cantante, sino como una compositora y arreglista que puede ser reconocida por su talento. Lo único que esperamos es que no se repita el efecto Whitney Houston y tengamos Lady Gaga por muchos más años, sin que éste, represente su más emblemático trabajo. Lo merece, por su talento y por evolucionar de forma sorprendente. Lo necesitamos el público para saber que aún existen artistas de verdad y que no todo está perdido.

Termina huelga


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Concluyó finalmente la huelga en la UABJO después de 25 días sin obtener los beneficios extremos que pretendían los lideres de uno de los sindicatos para si mismos y agremiados, perjudicando irremediablemente a decenas de miles de estudiantes que durante un mes no asistieron a sus escuelas, institutos o facultades a aprender lo que correspondía en ese período y, que por más que quieran recuperar será imposible de lograr porque en el proceso enseñanza – aprendizaje, lo que no se asimila o trasciende en tiempo y forma, es borrón y cuenta nueva o se deja entre renglones.

Sabemos bien que a los gobiernos, y más al actual, lo que le importan son votos y popularidad, por eso su mensaje es decir lo que deje contentos a sus seguidores y no lo que es real; privilegiando siempre la ignorancia sistémica y analfabetismo funcional, porque mientras más iletrada sea la gente, más fácil se maneja, es cómodo engañarla y sencillo manipularla, así que la estrategia de cancelar la Reforma Educativa regresándole todo el poder, plazas y dinero a profes de la Gestapo 22, así como permitir que haya huelgas de un mes, es oportuno y deseable para los gobernantes, porque quizá en ese tiempo los alumnos que no pudieron asistir a tomar lección, hubieran aprendido algún concepto que los hiciera reflexionar o recapacitar respecto de los intereses verdaderos de la UABJO, que si bien en algunos catedráticos es la ciencia, arte o educación, para los líderes sindicales, porros, fósiles y demás parásitos universitarios, lo que importa es el dinero y posibilidad que cuando terminen sus cargos, se puedan emplear en el gobierno como han hecho cientos hace décadas y ahora mismo, así que la promesa de la UABJO, donde el requisito es: “Inscribirse y no morirse… para recibirse”, aplica hoy bien arruinando la capacidad de contender por los mejores empleos a sus egresados, porque ninguna empresa privada que cuide sus intereses contrataría a un graduado de la UABJO si tiene oportunidad de emplear a uno de la ANAHUAC, La SALLE, URSE, VASCONCELOS o cualquier escuela privada donde nunca se pierden ni horas o días de clases, fomentando además en sus alumnos el respeto, disciplina, ética y compromiso para formar ciudadanos y profesionistas respetables y no grillos o resentidos sociales que a la menor inconformidad se manifiestan violentamente, emplazan a huelga o se declaran en brazos caídos, como es costumbre entre sindicatos de la UABJO que uno por uno emplazan a huelga, bloquean calles, secuestran autobuses y saquean camionetas repartidoras con el pretexto de su autonomía y libertad, que bien les ha servido para enriquecer a decenas de rectores, líderes y funcionarios, que al final se han transformado en lo que más odiaban cuando eran universitarios: de revolucionarios sociales a magnates o políticos, de luchadores sociales a capitalistas explotadores, como les gusta clasificar a la gente que con su estudios se han destacado por encima de la mediocridad universitaria de la UABJO, arruinada por sus decenas de sindicatos.  

Mototaxis


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Si bien los mototaxis podrían considerarse un tipo de servicio público de transporte de pasajeros concesionado, con relativa utilidad para sus usuarios, lo cierto es que Oaxaca y sus habitantes anduvieron y transportaron sin su presencia o servicio hasta principios de este siglo, cuando de repente y debido a la corrupción característica del gobierno, comenzaron a circular estos pequeños vehículos en colonias de la ciudad prestando servicio sin garantías ni seguridad en agencias, municipios conurbados y todo lugar donde lo permitieron sus habitantes hasta convertirse en una calamidad.

Obtener una concesión para poner en servicio un taxi, autobús de pasajeros, camión materialista o lo que sea regulado por el gobierno, requería de ciertos requisitos, incluso obtener licencia de conductor demandaba certificado médico óptimo, habilidad en la conducción demostrada con examen, conocimiento del reglamento y señalética de tránsito, además de ciertos conocimientos de mecánica, que hoy no se solicitan, porque es suficiente pagar e identificarse para obtener licencia de manejo, de la misma forma que para obtener un permiso de mototaxi, ya que su servicio no lo regula SEMOVI sino los agentes o presidentes municipales, líderes sindicales, grupos en resistencia o mafias de colonias, de tal forma que operar un taxi se convirtió en modus vivendi altamente rentable para líderes, dueños de flotillas, grupos de choque y conductores, quienes no únicamente usufructúan el vehículo sino también otro tipo de prácticas ilegales, como los que veo algunas tardes donde comienza la colonia Volcanes y termina el Infonavit, donde se reúnen a beber caguamones, molestar damas, además de traspasar “cosas” por las que pasan rápidamente clientes, sin que exista la menor regulación en su operación, porque expropian calles que convierten en su estacionamiento agrediendo a todo aquel que ose estacionarse, convierten en urinario puertas o postes y, en general como pandilla se convierten en dueños de la zona donde operan intimidando a todo mundo, porque los mototaxis son manejados en su mayoría por adolescentes dispuestos a todo y sin nada que perder, por eso son mototaxistas; no tienen capacidad para estudiar, no tienen oficio alguno ni respeto a los demás, así que la opción que tienen es manejar un motocarro concesionado o no, y así sobrevivir convirtiendo los lugares donde funcionan en sitios parecidos a Calcuta o Bombay, buscando siempre convencer a algún político para que operen pronto en la Colonia Reforma, Jalatlaco, en Centro de la ciudad y donde sea, porque son como cáncer, una vez que se enquistan, se expanden y, sin control alguno diversifican sus actividades casi siempre hacia lo ilícito, como ilícitos son la mayoría de estos vehículos e innecesario su servicio, porque antes la gente caminaba en beneficio de su salud.  

Pantera Negra compitiendo como Mejor Película en el Oscar, pero ¿por qué?


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Las películas de súper héroes no son que digamos las consentidas en la entrega del Oscar. Hace unos meses, se anunciaba que habría una categoría que se llamaría Mejor Película Popular y que reconocería a las cintas que iban dirigidas al segmento comercial y hacia grandes masas. Inmediatamente, quienes conocen las intenciones de La Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas, comenzaron con especulaciones sobre que esa sería una categoría creada especialmente para “Pantera Negra”, película considerada algo así como de la nueva generación del movimiento “blaxplotation”, al ser actuada por actores afroamericanos en su gran mayoría. Se creó la polémica porque los elementos a considerar para competir en la malograda categoría, casi eran los que presentaba la cinta dirigida por Ryan Clooger.

Y es que si La Academia consideraba una cinta de súper héroes y evidentemente de fantasía para contender en la máxima categoría como finalmente sucedió; la mayoría tanto de críticos como de fanáticos de ese género se preguntaban, ¿por qué entonces los Óscares nunca tomaron en cuenta a películas como “Logan” (2017); “Mujer Maravilla” (2017); “Deadpool” (2016); “El caballero de la noche” (2008); “El hombre araña 2” (2004) o “Harry Potter y el Prisionero de Azkaban” (2004) para ser nominadas, siendo abismalmente mejores que “Pantera Negra”? La razón es muy simple, ninguna de las películas anteriores es producción de Marvel Studios, propiedad de la casa Disney. Aunque “El hombre araña”, “Logan” y “Deadpool” son personajes de Marvel, sus películas fueron producidas por Sony Pictures y 20th Century Fox respectivamente, que no se nos olvide eso.

Siempre ha sido muy evidente la condescendencia con la que el comité del Oscar trata a la todopoderosa casa del ratón Mickey, premiándola con diversos galardones técnicos, a sus guiones y a sus canciones, incluso, aunque compitan con piezas mucho mejores, que además, ya lo mencioné en la entrega pasada sobre “Grandes canciones que debieron llevarse el Oscar”. Y no es que “Pantera Negra” fuera una película mala, lo relevante es que dentro del género, no representó ni un logro técnico, artístico o cinematográfico como sí lo hicieron “El caballero de la noche”, “Logan”, “Mujer Maravilla” o “Harry Potter y el prisionero de Azkaban”, que marcaron pauta en la realización de tomas, en fotografía, efectos visuales, en diseño de vestuario, edición e incluso, en darle personalidad y madurez a toda una franquicia como fue el caso de Cuarón con su adaptación de la novela de J. K. Rowling. Lo que vimos en “Pantera Negra” fue un experimento que quienes somos amantes del cine, sabemos perfecto que ya se hizo hace más de 40 años, cuando Sidney Lumet dirigió la película “El Mago” en 1978, versión “blaxplotation” de “El Mago de Oz”, estelarizada por Diana Ross, Michael Jackson y Nipsey Russell, además con música de Quincy Jones.

Es cierto, sí hemos visto películas de súper héroes compitiendo en ciertas categorías del Oscar y ganado algunas estatuillas, pero nunca en la máxima. Recordemos que “Batman” de 1989, ganó la presea a Mejor Dirección Artística y todos esperábamos la nominación de Jack Nicholson como Mejor Actor (recordemos que en aquella cinta, Nicholson lleva el primer crédito y no Michael Keaton que interpretó a Batman), pero eso no sucedió; “Dick Tracy” se llevó en 1990 tres premios: Mejor Dirección Artística, Mejor Maquillaje y Mejor Canción; asimismo, “El hombre araña 2”, se coronó con el premio a Mejores Efectos Visuales en 2005 y “Escuadrón Suicida” lo obtuvo por Mejor Maquillaje en 2017. La cinta de personajes emanados del cómic que ha logrado hasta la fecha, uno de los máximos galardones, ha sido “El caballero de la noche”, cuando Heath Ledger obtuvo el Oscar póstumo a Mejor Actor de Reparto por su desquiciada y magistral interpretación de El Guasón, además del Oscar a Mejor Edición de Sonido. Incluso, se supo entre algunos periodistas especialistas en cine, que “El caballero de la noche”, había pasado varios filtros y estuvo en el grupo de pre nominadas para Mejor Película, sin embargo, fue descartada por estar basada precisamente en un personaje de comic. Y así, este año, “Pantera Negra” rompió esa regla y se coló en la máxima categoría, evidentemente sin posibilidades de ganar, pero el mérito fue competir con películas tremendas producidas este año como “El infiltrado del kKK”; “La favorita”, “Nace una estrella” o “Roma”.

Otro punto interesante es que La Academia podría utilizar esta nominación a “Pantera Negra” para en años posteriores, crear su deseada categoría a Mejor Película Popular que este año se le cayó. Y eso, también ya lo hizo cuando en 1991, “La bella y la bestia” competía en la terna de Mejor Película, siendo derrotada por obvias razones por “El silencio de los inocentes”; pero eso sirvió de preámbulo para que se fuera trabajando la terna a Mejor Película de Animación, estrenada una década después, en 2001, donde “Shrek” se convertía en la primer cinta de animación en obtener esa estatuilla. Y otro punto que no deberíamos pasar por alto es que la ceremonia en los Estados Unidos se transmite por la cadena de televisión ABC, propiedad también de Disney ¿coincidencia?

Reforestar para enfriar


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Un reporte publicado ayer en Tiempo se refiere a la intención de ecologistas respecto de reforestar para contrarrestar las altas temperaturas, y de alguna forma frenar el Calentamiento Global del que se culpa a la humanidad debido a su proceder antiecológico, y si bien tienen razón al tratar de contrarrestar con árboles o bosques las altas temperaturas, porque es un hecho inobjetable que a la sombra del follaje de los árboles la temperatura es mucho más baja que a pleno sol, lo cierto es que aplica única y exclusivamente en esa limitada zona, en ese microclima y hasta ahí, porque las constantes meteorológicas globales, atmosféricas planetarias y parámetros térmicos globales, son indiferentes a lo que haga uno o deje de hacer.

La última glaciación que sucedió sin que fuera culpa de alguien, ocurrió como parte de ciclos que suceden en el planeta desde hace millones de años, concluyendo hace diez mil años, a partir de cuando el mundo se comenzó a calentar y luego enfriar en periodos de menor intensidad y tiempo, como el que convirtió a Groenlandia, como su nombre indica, en Tierra Verde, porque así era hace siglos y hoy es una región congelada, y como el Sahara era un vergel. De la misma forma que estos ciclos recalentaron el mundo hace mil años y causaron el colapso de la civilización maya, teotihuacana o zapoteca, sin que tampoco haya sido culpa de la gente, de la misma forma en que ahora se sigue calentando el planeta y así seguirá, contribuyendo el efecto invernadero debido a nuestras emisiones de humos relativa pero no totalmente, en una dinámica atmosférica en la que todo lo que hagamos es loable y meritorio, pero no determinante, así que si se reforesta es magnífico, habrá mejor paisaje, hábitats para muchas especies de animales, mayor captación de humedad y agua, y obviamente disminución de la temperatura, porque no es lo mismo exponer al sol una plancha de concreto que un jardín arbolado, no obstante, la indiferencia de la naturaleza respecto de nuestras acciones es irremediable y, hagamos lo que hagamos no podemos detener un huracán, interrumpir un terremoto o detener una glaciación o calentamiento, porque son fenómenos naturales constantes y tan poderosos que frente a ellos somos lo mismo que las hormigas. Que bien que se reforeste, que se cuide el agua, las plantas y todo se recicle, pero que mal que eso a la naturaleza, al universo, le sea indiferente. Nos podemos cuidar a nosotros mismos y vivir mejor, pero frente a los fenómenos de la naturaleza somos impotentes, intrascendentes e infructuosos.  Las temperaturas seguirán aumentando y en abril y mayo tendremos las más altas como sucede cada año, hasta que comiencen las lluvias y se enfrié el ambiente por efecto de los cielos nublados, vientos y huracanes de junio a noviembre.