Someter al INE


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Con el mismo estilo prepotente que han utilizado en el transcurso de la historia reciente grupos violentos y de resentidos sociales, que como ejemplo son los profes de la Secta 22 y normalistas, convertidos el lunes anterior en secuestradores de autobuses, asaltantes de camionetas repartidoras y bestiales agresores de reporteros, así el acusado de violar mujeres elegido candidato de Morena a la gobernación de Guerrero, amparado por el presidente y la secretaria de gobernación, pretenden someter al INE de la misma forma que han hecho con la Tremenda Corte y otras instituciones que no han podido desaparecer, porque la política nacional es desaparecer o someter.

Desapareció el aeropuerto de Texcoco, albergues de mujeres, el programa de guarderías de ex Sedesol, fideicomisos de apoyo social, subsidios a la investigación científica y millones de empleos y negocios debido al pésimo manejo de la pandemia que nos ha llevado al tercer lugar mundial en muertos y, lo que no han podido desaparecer por ser organismos autónomos que no se alinean ni alienan al gobierno, son desacreditados, anulados o sometidos, como han comenzado a hacer con el INE, descalificándolo desde ahora para poder desconocerlo en caso que las elecciones del 6 de junio no resulten como conviene al gobierno, indicando que: “Sí opositores ganan y el presidente pierde el control absoluto del congreso, no será fácil que quiten el gasto a planes sociales, porque el Ejecutivo tiene la facultad de veto” y “La realidad que conviene ya dejó atrás que la televisión infle a candidatos como detergentes”, indicando que difiere del INE como ente electoral porque se ha plegado a intereses creados”, siendo un organismo instituido durante el periodo neoliberal que, o se alinea con el gobierno o debe desaparecer, de tal forma que las condiciones se están organizando para que, si la presidencia pierde el control absoluto que tiene del congreso, inmediatamente se descalifique el resultado electoral y por veto presidencial, desacatando la decisión democrática que podría tomar el poder legislativo desapareciendo los programas sociales de dádivas y limosnas, el ejecutivo pueda seguir en lo mismo, haciendo lo mismo que hacen los profes de Oaxaca y normalistas, intimidando, bloqueando, amenazando, sometiendo: “Se donde vive Lorenzo Córdova y lo vamos a buscar”. Con parodias fúnebres amenaza al INE para que le devuelvan candidatura con expresiones como “cabroncito” y “no le toques los huevos al toro”, amenazando revelaría el domicilio del presidente del INE, aunque horas después, cambió sus chantajes por otros, mientras el presidente expresó un: Ya basta y la secretaría de gobernación dijo deben respetarse mutuamente, como si el INE también hubiera insultado y amenazado. Desaparecer o descalificar es la política, comenzando con periodistas, adversarios, quienes tienen algún tipo de riqueza y, especialmente las instituciones oficiales autónomas que no se someten a la autocracia que está a punto, quizá, de desaparecer en elecciones.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s