La delincuencia manda


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Robos a casas habitación, asaltos en la vía pública, robo de automóviles y autopartes, cristalazos, acometidas a tiros y agresiones contra ciudadanos, bloqueo de calles, secuestro de la ciudad por sindicatos, invasión impune de vendedores ambulantes y derecho de piso, extorsión y violencia contra las mujeres y muchos otros delitos e infracciones son constante de la cotidianidad de Oaxaca desde finales del siglo pasado, sin que ninguna autoridad se haya atrevido a aplicar la ley contra los delincuentes, quienes amparados en membretes sociales, sindicatos o grupos en resistencia se vuelven intocables.

El gobierno, como bien sabemos, únicamente disimula que aplica la ley, porque lo cierto es que no hay resultados, aumentando cada año la criminalidad y delincuencia ante la ineptitud de quienes les corresponde salvaguardar la seguridad de la población, porque en el entendido que si se usa la fuerza policiaca, serán condenados como represores, abusivos y tiranos, en una dinámica maligna en la que conviene más desentenderse de los problemas que aplicar la ley, teniendo como resultado que es la delincuencia la que manda, la que puede impunemente tomar una caseta de la autopista para extorsionar automovilistas, la que puede bloquear las calles de la ciudad para exigir al gobierno les cumpla, la que deja sin clases a miles de estudiantes de la UABJO, la que permite abunden miles de mototaxis tripulados por póngidos dispuestos a lo que sea porque no tienen nada que perder y lo único que les interesa es el placer y la diversión, en un país donde no importa el respeto, la palabra, la integridad y honestidad, porque la delincuencia es la que manda y como consecuencia señala el Psiquiatra Deimos Aguilar Jiménez, en su libro: “Fabrica de Delincuentes”: Sexo, pachangas, cotorreo, cuates, fines de semana en la playa, amanecer chupando hasta vomitar sangre; drogas; el jueves es juevebes; viernes sexual, sábado social, domingo familiar y luego san lunes, o sea que nada más se trabajan martes y miércoles y además hacen como que trabajan…pura pereza, puros sueños guajiros y puros pretextos, total, de algo me he de morir. Esa es la manera de pensar de muchísimos jóvenes; que mi mamá lave y planche, que me lleve a la escuela, que me despierte, que mis padres me mantengan, prefiero copiar que estudiar, con una lana compró al maestro, todo está difícil”. Porque en realidad no manda la honestidad, la integridad y el respeto, sino que la delincuencia manda y, cuidado no se le obedece porque las consecuencias sol letales, ya sea cuando asaltan a alguien en la calle, cuando irrumpen en un domicilio, se roban gasolina, bloquean una calle, secuestran un autobús urbano o extorsionan un negocio cobrando protección por dejarlo funcionar. La consecuencia es la muerte, el secuestro o el incendio del negocio.  

¿Andador o mercado?


Carlos R. Aguilar Jiménez.

El llamado Andador Turístico que con la mejor intención de convertir una calle de circulación vehicular se transformó en vía peatonal, un andador, con perspectiva turística que se pretendía fuera vía de esparcimiento y convivencia, con el paso del tiempo se convierte en grotesco mercado, mugroso tianguis donde se venden desde grasientas papas hasta piratería y cosas robadas y donde los vendedores ambulantes como plaga infecciosa se han ido apoderando de más y más espacios públicos; los últimos expropiaron el costado de Santo Domingo sobre Alcalá y, pronto se expandirán como peste sobre todas las calles donde impongan su ley del más fuerte y brutal.

La conversión de calles, el Andador Turístico y plazas públicas en horrendos mercados no es culpa ni responsabilidad de esta administración municipal, sino de las anteriores que permitieron primera fuese uno, luego este se trajo otro y así hasta apoderarse de todas las calles alrededor de los mercados establecidos del centro, perdiéndose para la gente banquetas y calles, transformando al mismo tiempo una ciudad atrayente para propios y visitantes, en inmenso muladar en el que la existencia y permanencia de puestos en la calle no es únicamente culpa de autoridades municipales y estatales, sino también de gente que compra, estableciendo un circulo maligno entre ambulantes y compradores de cosas robadas, piratería y demás objetos producto del pillaje, rapiña y asalto a camiones en carreteras. Es únicamente cuestión de tiempo para que al Andador Turístico le ocurra lo mismo que a la calle del Adoquín de Puerto Escondido, lugar que hasta finales del siglo pasado era andador agradable y pintoresco que hoy es otro más de los mugrosos mercados o tianguis que invaden todo Oaxaca, de tal suerte que si no se aplica la ley para desalojar a los vendedores, mejor sería que el Andador de la Calle de Alcalá vuelva a ser calle de circulación vehicular, porque sirve más y se ve mejor que haya vehículos en circulación o estacionados, que la calle llena de grotescos puestos atendidos por gente que no paga impuestos, vende “chueco” carecen de higiene, abusan de niños que convierten en pordioseros, establecen competencia desleal con comercios establecidos y en general marchitan la ciudad. Quizá la susodicha 4T que pregona estar en contra de la corrupción pueda hacer algo, que se le reconocería al presidente Municipal Oswaldo García Jarquín, pero será difícil porque se trata de un problema del sistema en que vivimos, no del gobierno o la gente, sino de todos, así que ante la bestialidad de los líderes de vendedores ambulantes, la incapacidad de inspectores o policías para actuar porque después serían condenados por funcionaros de Derechos Inhumanos, lo que resta es reconvertir las calles plagadas de vendedores, en calles de circulación vehicular para así retirar y extirpar la peste de vendedores abusivos e ilegales.  

Caseta de Huitzo


Carlos R. Aguilar Jiménez.

CAPUFE: Grupos captan 192 millones de pesos por toma de casetas; Huitzo, la preferida en las autopistas de Guerrero, Estado De México y Oaxaca con el mayor número de ellas por parte de grupos políticos sociales, informó TIEMPO en nota principal ayer, lo que es una forma eufemística de informar respecto de lo que en realidad es robo, asalto, impunidad, atropello y corrupción extrema por parte de delincuentes que se dicen grupos sociales y del gobierno federal que no aplica la ley encarcelando a delincuentes que impunemente asaltan automovilistas, no obstante a un lado de las casetas se encuentre un grupo de policías federales embobados en teléfonos celulares y platicando.

El domingo tuve que salir a la población de Telixtlahuaca a atender un asunto por lo que viaje por la autopista alrededor de las 10 horas, y al llegar a la caseta de Huitzo encontré una fila de autobuses, camiones y automóviles que no avanzaban porque delincuentes embozados con banderas rojas desvalijaban un camión repartidor de abarrotes, debiendo esperar a que terminaran su fechoría para luego avanzar y llegar al punto donde me extorsionaron para dejarme pasar y si bien la cuota fue menor que lo que se debía pagar, no había comprobante ni seguro, obviamente porque era un robo, así que sin más trámite deteniéndome unos metros adelante para observar su proceder como asaltantes de caminos, durante 15 minutos aproximados asaltaron dos vehículos por minuto, lo que resulta en 30 por 15 igual a 450 vehículos por 20 pesos da 9 mil, por quizá unas cinco horas la suma aproximada supera 50 mil pesos, entre diez que eran los que asaltaban, a cada uno le correspondió como botín de atraco 10 mil pesos; dos mil por hora, más el costo de los productos que en rapiña sustrajeron del camión d marca comercial conocida, resulta que robar en casetas es el mejor negocio, casi igual al de ladrones de gasolina, delincuentes que en lugar de ser detenidos y condenados, son consentidos de los policías federales que contemplaban com diez delincuentes asaltaba automovilistas, con una injusticia total y cruel, porque si a uno de esos automovilistas más adelante en la autopista fuera detenido por la causa vial que sea, si le falta un documento, viaja rápido o lo que sea no le parezca al policía federal, será multado severamente e incluso detenido, mientras los infames delincuentes que a diario asaltan la caseta de Huitzo impune y felizmente roban, sin que el gobierno federal de la 4T aplique la ley civil ni la moral que pregona argumentado que la gente es buena, pero delinque por necesidad, así que pronto veremos que de la misma forma que ofrece dádivas a familias de roba gasolina quemados, también la 4T dará beneficios a los que asaltan casetas de CAPUFE porque son pobres ciudadanos que tienen necesidad y los gobiernos corruptos anteriores los dejaron desamparados.   

Si Peña hubiera…


Carlos R. Aguilar Jiménez

En el entorno de hostilidad a su gobierno y repudio a su persona, organizado por adversarios durante el sexenio anterior y actual, cualquier cosa por pequeña, intrascendente, magna o importante que hiciera EPN, era de inmediato repudiada, cuestionada y degradada al extremo como acción de un régimen priista corrupto en el que todo lo que se concibiera era contra el pueblo pobre, humilde y moral, de tal forma que las Reformas Estructurales, su familia, colaboradores, obras e infraestructura que decidió hacer e inauguró eran fraudulentas y tramposas, aunque por lo menos de una nos beneficiamos en Oaxaca al haber perdido la Secta 22 del Magisterio el control del dinero que por décadas operaron a su gusto arruinando la educación de niños pobres.

Hoy Peña Nieto no gobierna México y reside en España, ajeno a la polarización y resentimiento político del actual gobierno que se dedica a descalificar absolutamente todo lo que hizo EPN y antecesores, sin entender que todo aquel que gobierna crea enemigos y descontentos, como ocurre cada sexenio a quien ejerce un cargo de alta responsabilidad, que ahora en dinámica política descalifica lo pasado, suponiendo sus acciones y decisiones serán transformación ideal para el pueblo, pero que, si Peña las hubiera hecho, habrían sido condenadas y satanizadas. Si Peña hubiera disminuido los recursos de las Estancias Infantiles hubiese sido perverso y maligno; Si Peña hubiera comprado pipas sin licitar; si Peña hubiera dejado sin empleo a miles en SAT o IMSS, Si Peña hubiera favorecido amigos (sin aptitudes la mayoría) en puestos públicos, como nombrar a una diseñadora de modas para un cargo científico altamente especializado.  Si Peña hubiera cambiado la Constitución para favorecer a su amigo Paco Taibo. Si Peña le hubiera dado dinero a las familias de ladrones de gasolina que se carbonizaron. Si Peña, hubiera dejado sin combustible a miles de automovilistas. Si Peña hubiera permitido que profes de la CNTE bloquearan la circulación de trenes causando perdidas por miles de millones de pesos en varios estados. Si Peña hubiera regalado el dinero de impuestos a holgazanes en lugar de promover el empleo. Si Peña hubiera soslayado al gobierno de Maduro… Seguramente hubiera sido condenado, descalificado y vilipendiado en extremo y además se le hubiera calificado como inepto o autócrata, no obstante, como no hizo lo antes señalado, se salvó de esas acusaciones que en este gobierno no se condenan, sino que se levantan hasta las nubes y se alaba que miles de niños se queden sin guarderías, adultos sin empleo, se premie y casi se nombren mártires a los quemados que robaban gasolina; se festeje la venta del avión presidencial que nadie comprara por viejo mientras pagan miles de pesos por guardarlo o también se alabe la cancelación del aeropuerto y lo que sigue, que todo, absolutamente será ideal, perfecto y maravilloso únicamente porque lo decide “él”, pero si Peña hubiera…   

STEUABJO en huelga


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Los sindicatos de empleados constituidos en su origen como agrupaciones de empleados o trabajadores, incluso burócratas, con el propósito de conseguir Salarios, horarios justos y derechos para sus agremiados y, después defenderlos utilizando las leyes y mediación con el patrón en base a la Ley Federal del Trabajo a través de la Junta de Conciliación y Arbitraje, con el el recurso de Huelga, durante décadas la Confederación de Trabajadores de México (CTM) Confederación Revolucionaria de Obreros Campesinos (CROC) (CNC) (SNTE) y otros sindicatos, legal y reglamentariamente  defendieron a sus integrantes, hasta que a finales del siglo pasado la corrupción de sus lideres colapsó toda norma y legalidad, convirtiendo a los sindicatos en mafias y pandillas que venden protección, derecho de piso, amenazan empresarios y al mismo gobierno e intimidan a la población con marchas, plantones, secuestros y violencia.

El sindicalismo que nació noble y fue dirigido por distinguidos líderes, actualmente al perderse el perfil de lo que es el sindicalismo como forma legal de defensa de trabajadores, ahora son grupos de coque y poder que buscan conseguir ilegalmente lo que les conviene, obligando o intimidando, como ejemplo, a constructores o empresarios a que solo sea determinado sindicato el que puedan contratar y no el que convenga al dueño o declarando huelga a la UABJO como el STEUABJO para conseguir lo que quieren, sin que les importe la academia, enseñanza, dinámica estudiantil, proyectos, tesis y trabajos de catedráticos o estudiantes, poniendo en riesgo incluso la vida de animales con los que aprenden estudiantes de la Escuela de Veterinaria; afectando también rutinas de deportistas, cerrando campos deportivos de la UABJO, porque a los lideres lo único que interesa es el dinero que puedan conseguir en el entendido de que nunca rendirán cuentas y jamás se sabrá a que acuerdos lleguen con el rector o gobierno, porque en su autonomía se creen intocables e inmunes a la ley, dado que suponen la UABJO es otro país, donde quien no sea universitario tiene derecho de exigir resultados, y si bien hubieran ganado algún Premio Nobel u otro de importancia internacional, no habría que cuestionar, pero lo cierto es que la UABJO por sindicatos como el STEUABJO,( incluso uno de empleados de confianza) se han encargado bien de hundir a la UABJO en niveles paupérrimos de formación de licenciados, maestros o doctores, y así hoy todo estudiante con poder adquisitivo y en su sano juicio, nunca opta por la UABJO, sus decenas de huelgas y rencor social, prefiriendo la Anáhuac, La Salle, URSE, Vasconcelos e incluso las distinguidas UTVC o Universidad Tecnológica Mixteca, donde sus alumnos siempre tienen clases impartidas por probos catedráticos, no por revoltosos sindicalistas que con cualquier pretexto declaran huelgas, paros o bloquean avenidas.    

Acusar sin evidencia


Carlos R. Aguilar Jiménez.

Lo más probable es que sea cierto, siendo casi seguro que son responsables de saqueo, corrupción, engaños, fraude y muchos otros delitos, porque así es el sistema político mexicano invadido de impunidad, abusos, indolencia, ineptitud e improvisación en todos los niveles y cargos públicos, por lo que denunciar la corrupción de manera general o global es aceptable o creíble, ya que es difícil o imposible entre políticos encontrar a alguno honesto y respetable, porque si acaso lo son al comenzar su administración pública, es un hecho que al terminar dejan de serlo por la simple causa de haber entrado en política con todas sus consecuencias, no obstante, mientras no se tengan pruebas de algún delito cometido, evidencias de alguna violación a la ley o seguridad respecto de fraudes, malversaciones o desfalcos, la ley no permite se exhiba o haga alarde de probables delincuentes hasta que no se pruebe y demuestre su culpabilidad, como sucede en los Medios donde la ley obliga a enmascarar sus rostros u ocultar los ojos, presumiendo su probable inocencia.

Todos los medios de información cumplen con la ley y cuando muestran a alguien que se supone es delincuente, se protegen sus derechos humanos y encubre su rostro, no obstante, el presidente de México pone a la vista y exhibe exfuncionarios a quienes acusa de delitos sin tener pruebas, suponiendo violaron la ley o conjeturando fueron corruptos, pero sin evidencias o pruebas, que si las tiene o no, debiera primero respetar la identidad de los presuntos culpables y no vulnerar su ascendiente, sino hasta que sean enjuiciados y luego condenados, pero eso a AMLO no le importa, “Él” puede hacer lo que quiera porque tiene el apoyo de mucha gente, sin embargo, el consenso, mayorías, beneplácito de partidarios  o autoridad presidencial no es certeza ni argumento válido para condenar a alguien públicamente hasta que no se pruebe su culpabilidad, porque sino será como en tiempos de la Inquisición, cuando condenaban a herejes, brujas o impíos simplemente porque se suponía su culpabilidad o pacto con el diablo, en un dinámica de acusaciones, denuncias, asesinatos, tortura, encarcelamientos y excomunión sin pruebas que llevó a la hoguera a cientos de miles, que siendo inocentes, resultaban culpables simplemente porque así lo decía el inquisidor o los acusaba el párroco local. Los jueces, jurados o magistrados son quienes dictan sentencia respecto de los delitos que se imputen, para eso existe el Poder Judicial, y si es el Ejecutivo el que condena sin pruebas, comete perjurio y prevaricación, exactamente igual que los inquisidores del Santo Oficio.