Hugo Jarquín: ganar el poder… para lo peor

Date:

 

+ Que el PRD se responda por sus abanderados  

 

Ayer, el diputado federal electo por el distrito de Oaxaca Centro, el perredista Hugo Jarquín, intentó tomar por asalto la vía pública en el parque El Llano, para dar paso a la instalación de integrantes de su agrupación con puestos ambulantes. Esto provocó una gresca que pudo haber terminado en una batalla campal, pues dichos espacios ya habían sido asignados por la autoridad municipal a otras organizaciones de comerciantes durante las fiestas de la Guelaguetza. La actitud de Jarquín representa lo más corrupto e impresentable de los excesos que cometen los políticos a partir del poder público.

Hugo Jarquín es uno de esos personajes que son por sí mismos impresentables. Éste representa los intereses no de grupos políticos como tales, sino de lo más retardatario de las organizaciones de comerciantes que, alegando crisis económica e inequidad en las condicione económicas imperantes, terminan rozando la ilegalidad —y hasta la ilicitud— en las actividades y productos con los que se ganan la vida.

Jarquín, de hecho, es un personaje que saltó a la vida política a partir de una engañosa bandera de lucha social. Su supuesta base social parte de la acumulación de poder por el manejo de rancios grupos sociales, que se dedican a hacer el trabajo sucio que los partidos y las facciones políticas siempre necesitan para mantener contentas a sus respectivas clientelas de votantes.

Por eso, los grupos de supuestos “votantes duros” que sí apoyan fielmente a Jarquín, son sólo aquellos que se han visto beneficiados por las peores prácticas que pueden permitirse desde el poder. Es decir, por la invasión de espacios públicos, por el comercio de productos ilegales y de contrabando, por el despojo a particulares de bienes muebles e inmuebles, y por la intimidación violenta de todos aquellos que pretenden impedir sus objetivos.

Hoy, la gran mayoría de los oaxaqueños sabe, y reprueba, el hecho de que el gran respaldo de supuesta “responsabilidad y compromiso” del izquierdista Hugo Jarquín, se base en la utilización de espacios públicos para arrebatarlos al Estado y repartirlos entre sus agremiados; que lo mismo han hecho con propiedades de particulares y de comunidades para establecer ahí colonias paupérrimas e irregulares de paracaidistas, que no cuentan con ningún tipo de servicio o seguridad (más que la protección de su líder); o que vende protección a los que comercian con todo tipo de productos que entran ilegalmente al país, que están prohibidos por la ley, o que son comerciados al margen de cualquier disposición legal o fiscal.

El problema es que nadie está dispuesto a hacerse responsable por un personaje como Jarquín, pero al mismo tiempo nadie le pone un freno a sus intentos, ni le hace ver que el poder público o la influencia política deben servir para generar mejores condiciones para la ciudadanía, y no para afectarla aún más con la agudización de sus prácticas indeseables que no generan beneficio alguno, y sí dañan a muchísimas personas.

En este sentido, ¿dónde está la dirigencia estatal del PRD, que primero traicionó el proceso supuestamente democrático en el que Jarquín fue electo candidato, para luego darle todo su cobijo y permitirle llegar hasta la curul que ocupará a partir del mes de septiembre próximo? ¿Dónde está ese partido supuestamente responsable, que se supone que postuló a un líder de la ciudadanía para ir al Congreso a representar los intereses no de su grupo, sino de todos los oaxaqueños? ¿Dónde están hoy, para responder por los actos inadmisibles e Jarquín, todos aquellos que pidieron el voto a su favor, argumentando que él significa un cambio positivo para Oaxaca?

 

JARQUÍN ES UN LASTRE

Jarquín, incluso, nunca estuvo dispuesto a responder a la ciudadanía sobre el proyecto de trabajo que supuestamente encabeza. Fue electo diputado por el solo efecto del no-voto-diferenciado. Pero los oaxaqueños desconocemos qué piensa el nuevo Diputado. No existe ningún compromiso asumido por él a favor de Oaxaca. Nadie sabe qué tipo de izquierda concibe para Oaxaca y para el país.

De hecho, muchos ni siquiera conocen su voz ni entienden lo que representa. Sin menospreciar a quienes sí votaron convencidos por él, es evidente que su triunfo se debió en cierta medida a una compra disfrazada del voto, realizada a través del lucro con las necesidades más básicas de los oaxaqueños. Jarquín, aunque decía representar un cambio, también recurrió a las mismas prácticas retrógradas de siempre.

Es decir, al regalo de despensas, láminas de cartón, materiales básicos de construcción y apoyos económicos directos. Los mismos que les da a los integrantes de sus organizaciones, cuando envía a los más desposeídos a invadir predios, y ocuparlos (y defenderlos, incluso con la vida) para evitar que sus legítimos dueños puedan recuperarlos, y así él pueda seguir lucrando con la pobreza y la necesidad de la gente, y con la tolerancia que le profiere la autoridad municipal y estatal.

Por eso, lo que intentó hacer ayer en el Parque El Llano, no es sino un pintoresco intento de demostrar su poder frente a todos los que, en condiciones distintas a las de sus agremiados, intentan también trabajar, pero lo hacen sin apartarse de los dictados y límites de la autoridad, y sin arrebatar nada a nadie.

Al final, alguien debería responder por las tropelías y la actitud retrógrada de Hugo Jarquín. Éste, bien lo sabemos, jamás dará la cara y, del mismo modo, nunca tendrá la disposición —ni la capacidad— para explicar a los ciudadanos por qué hace lo que hace. No lo hizo como candidato. Tampoco lo hará ahora que ya tiene asegurada una curul en el Congreso Federal, y que intentará reiteradamente, a partir de eso, seguir medrando e intimidando a la autoridad y a los oaxaqueños, para seguir sacando provecho de su falsa lucha social, de la ilegalidad, y de la necesidad de miles de oaxaqueños que siguen creyendo en sus vulgares formas de obtener lo que desea.

 

VA POR TODO

No se equivocan aquellos que, aterrados, ya ven a Jarquín como posible candidato a Edil el próximo año. Seguramente lo intentará, porque queda claro que más que legislar, lo suyo es el manejo de los espacios públicos, para sacar provecho de ellos. El cargo de Edil sería ideal para él y sus intereses. Aunque sería dantesco para nuestra hermosa capital oaxaqueña. Luis Ugartechea, los priistas, y todos, debían ver esto con seriedad. Las consecuencias de no hacerlo, las pagaremos todos.

1 COMMENT

  1. KIEN ES EL SUDICHO DE UN ENUNCIADO Q SI FUERA BUEN PERIODISTA DEBE INFORMARSE CON FORME ES…….SIMPLEMNTE HUGO JARQUIN EL DIPUTADO ELECTO LO UNICO ES DEFENDER EL DERECHO DEL PUEBLO Y SI EL X ALGO ES DIPUTADO ES XKE LA GENTE ASI LO QUIERE XKE OAXACA NECESITA DIPUTADOS DEL ESTADO NACIDO EN OAXCA COMO HUGO NO PERSONAS AJENAS. SEGUN PARA EL PUEBLO KIEN ES MEJOR?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Acción legal contra Semovi

Carlos R. Aguilar Jiménez No soy abogado, pero si lo...

Un inicio que promete 

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas  En octubre de...

¿Y el libramiento norte?

Carlos R. Aguilar Jiménez Años van, décadas vienen y desde...

CONTRAFUEGO || Ninguneo al Legislativo

Aurelio Ramos Méndez Suena muy democrático, pero entraña un lamentable...