Santiago Chepi: se va, aunque no tan limpio

Date:

+ Connivencia con EEG y con gobierno estatal

 

Azael Santiago Chepi está a punto de dejar la dirigencia de la Sección 22 del SNTE y, ante el ocaso de su poder, ya comenzó a defenderse de todas las acusaciones que pesan en su contra. En su propia voz, dice que su gestión fue ejemplar, que cumplió los objetivos trazados por el gremio magisterial, y que todas las acusaciones de traición y connivencias con el poder estatal, no son más que ataques que intentan desacreditar un periodo en el que el magisterio dejó el camino cuesta arriba para disfrutar los dividendos de las apuestas políticas que hicieron. Todo eso parece cierto, aunque sólo superficialmente.

En efecto, en una entrevista publicada ayer domingo en la Agencia Quadratín Oaxaca, Santiago Chepi negaba que durante su gestión ante este gremio (la Sección 22 del SNTE) se haya prestado a negociaciones en lo oscurito o al entreguismo como en algunos momentos grupos al interior del sindicato acusaron. “No hubo montos millonarios, ni reuniones en lo oscurito, me voy con la frente en alto de haber cumplido con el mandato que me encomendó mi delegación y la base magisterial (…) no tenemos nada que esconder ni que ocultar. Se han dado muchos señalamientos, mucha calumnia, una política sucia que nos han tachado de gobiernistas, priistas, traidores, vendidos, gordillistas, lo cual forma parte de una política delimitada”, expresaba.

¿De verdad Azael Santiago Chepi se va tan limpio como dice? Todo eso está en duda. Pues, por principio de cuentas, pocos dirigentes sindicales como él, han tenido un desempeño tan marcado por la opulencia intempestiva y por las actitudes impropias de quien ostenta la titularidad de un poder tan importante como el del Sindicato Magisterial.

A nivel de sus actitudes personales, Santiago Chepi ha demostrado ser un tipo a quien la abundancia y el poder le llegaron de repente, y que por eso tuvo actitudes tan nocivas, como el hecho mismo de asumirse públicamente como influyente y retar a las autoridades (hasta a los policías uniformados, pues) a que le hicieran algo pasando por encima de su investidura de dirigente magisterial. Escándalos personales protagonizó muchos. Y eso, de entrada, marca su gestión por el abuso del poder que tuvo temporalmente en las manos.

Sin embargo, es claro que eso es lo menos grave. Y es que, en su calidad de dirigente de la Sección 22, a Santiago Chepi le tocó únicamente poner la cara para legitimar lo que otros negociaban. Nunca en la historia del magisterio democrático oaxaqueño, los dirigentes de la Sección 22 habían obtenido tanto del gobierno estatal en turno; del mismo modo, nunca el profesorado oaxaqueño había tenido un gobierno tan sometido a sus designios, y tan dispuesto a dar todo a cambio de evitar el conflicto. Eso, es cierto, es consecuencia de la acción política de la Sección 22, pero no de Santiago Chepi.

¿Qué hacía Santiago Chepi entonces? Él tenía la encomienda de salir a legitimar los acuerdos y las negociaciones que otros líderes sostenían. Los arreglos, pues, se hacían en otro lado y él tenía el deber de masificarlos y legitimarlos. ¿Por qué se prestaba a esa práctica de paralelismos y simulaciones? Porque él resultaba personalmente beneficiado de esos millonarios y oscuros arreglos (económicos, políticos, salariales y demás), a partir de los cuales la Sección 22 perdió gran parte de su combatividad, y la intercambió por la codicia de quien exige más para obtener más, y luego vuelve a exigir no para defender sus posiciones políticas, laborales e ideológicas, sino para tener más recursos disponibles en las manos.

Por eso, aunque lo niegue, en esta primera cuestión, no puede hablar ni de independencia ni de gestión ejemplar ni de grandes resultados. Sí, la dirigencia seccional que él encabezó obtuvo mucho dinero y prebendas para los maestros. Pero lo hizo a costa de entregarlos, y ponerlos de rodillas, para que el Gobierno del Estado no perdiera los hilos de la gobernabilidad que tanto trabajo le ha costado sostener. Sólo eso.

 

CONNIVENCIA

CON LA MAESTRA

Por otra parte, Chepi asegura no ser tampoco un “gordillista” como se le acusa. A pesar de la combatividad y del seguimiento que la Sección 22 del SNTE de Oaxaca le da a los dictados de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación —principal grupo disidente del Comité Nacional del SNTE, que encabeza la maestra Elba Esther Gordillo—, en el aire quedan algunas dudas, sustantivas, sobre la presunta poca distancia que existe entre el Dirigente de la 22 y la Lideresa nacional del magisterio.

Todo esto lo ha expresado, con puntual conocimiento de causa e importante capacidad de análisis, el investigador de temas educativos, y una de las personas que más conoce en Oaxaca sobre la relación de la Sección 22 y los ámbitos estatal y federal de gobierno, Samael Hernández Ruiz. Éste, en un artículo publicado en varios medios hace algunos días, hace puntualizaciones que objetivamente revelan la cercanía entre la dirigencia de Santiago Chepi y la profesora Gordillo.

En este sentido, Hernández Ruiz señala que: “No deja de llamar la atención que la S22, con todo y su discurso de “independencia” y “democracia” sindical siga atada a los designios de doña Elba Esther y no decidan de una buena vez ser un sindicato estatal, así podrían ahorrarse la molestia de que cada vez que necesitan su convocatoria, tengan que rogarle al SNTE que se las otorgue. Eso fue lo que sucedió este año con la convocatoria para el congreso y el consecuente pre congreso democrático. Tuvieron que solicitar la emisión de la convocatoria, negociando y apoyándose incluso en operadores de alto nivel dentro del gobierno del estado. La anuencia de Elba Esther para autorizar el congreso de la S22, debió salirle cara al gobierno del estado, ¿Qué habrán negociado a cambio?

La autorización puso en aprietos al dirigente de la S22 Azael Santiago Chepi, porque no pudo explicar cómo es que, sin más, llegó por correo la tan ansiada convocatoria. Los dirigentes de los grupos políticos que operan al interior de la S22, con un colmillo más que retorcido, seguramente no se tragaron la versión de la sorpresiva autorización del dichoso congreso; pero aceptaron las condiciones con tal de asegurar las fechas del relevo cuanto antes.

 

¿MUY MUY LIMPIO?

Estos son sólo algunos detalles que dejan ver lo que fue una dirigencia “ejemplar” como la que dice haber encabezado Santiago Chepi. Pronto vendrán de nuevo las convulsiones propias del cambio de dirigencia. Ojalá no sea en detrimento (más) de Oaxaca.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

AL MARGEN || Con la defensa de la prisión preventiva oficiosa, el “progresismo” de la 4T llama a restringir las libertades fundamentales de los...

De ganar la mayoría calificada en las dos cámaras federales en los comicios de junio próximo, Morena y sus aliados no verán mal la posibilidad de una contrarreforma constitucional en materia de derechos humanos. Así lo dicen cuando refieren, al final del texto, al mecanismo de reforma constitucional establecido en el artículo 135 constitucional. 

Mujeres y Política| Las elecciones 2024

Soledad Jarquin Edgar SemMéxico, Oaxaca, 22 de febrero, 2024.-...

“En el día de las lenguas indígenas, nada que festejar”: Mariana Yáñez

Maríana Yáñez Unda es una joven abogada oaxaqueña, feminista,...

Realiza IMSS jornada regional de capacitación en materia de Protección Civil en Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- El día de hoy se...