Reforma educativa: aquí, sólo los “quedabien”

 

+ ¿Qué alternativa dan quienes votaron en contra?

 

Hoy que reinicia el ciclo escolar, también iniciarán las acciones magisteriales en contra de la reforma educativa, que también a partir de ahora comenzará a ser discutida en los Congresos Estatales hasta finalmente ser aprobada por la mitad más uno de las entidades federativas, sancionada por el Presidente, y publicada en el Diario Oficial de la Federación. En Oaxaca ya hay visos claros de la postura que tomará el grupo gobernante respecto a la reforma. Sin embargo, aún así aquí no habrá paz, ni acuerdos, ni posibilidad alguna de que los profesores no hagan víctimas a alumnos y ciudadanía oaxaqueños, de los efectos de esa lucha en contra de la modificación al artículo 3°, que de antemano parece perdida.

En efecto, este fin de semana la CNTE anunció que alista la realización de marchas, foros regionales y un congreso nacional de enseñanza con la participación de especialistas como parte del plan de acción que llevarán a cabo en protesta por las  reformas educativa y laboral.

De acuerdo con lo que publicaba ayer el diario Reforma, de la Ciudad de México, la organización magisterial iniciará el año con protestas en diversos puntos de la República y en abril, realizaría un Congreso Nacional en el que participarán especialistas para analizar el impacto de la reforma educativa. En el fondo, la CNTE no oculta que su principal preocupación —y obviamente, también su principal bandera de lucha— radica en el hecho de que las dos reformas, la educativa y la laboral, representan para ellos un “proceso privatizador de la educación” que, dicen, impacta a los docentes y no en las aulas mientras no se cambie la política.

Por esa razón, las secciones sindicales del magisterio que pertenecen a la Coordinadora Nacional anunciaron que en las semanas próximas continuarán delineando qué protestas realizarán para manifestar su rechazo a las modificaciones legislativas. Prevén que las movilizaciones se lleven a cabo durante todo el año en las diversas entidades del País, aunque el organismo acordó que la decisión de cuándo se realizarán la tomarán en consenso con los maestros.

Ante tal situación, ¿queda alguna duda de que Oaxaca será punta de lanza en todas esas protestas; y que en cualquier objetivo que se tracen para conseguir, tanto en la entidad como en la capital de la República, lo primero que decidirán será parar actividades docentes en la entidad, para ir a protestar con marchas, plantones y todas las acciones de lucha que son bien conocidas en su sindicato?

Nosotros de antemano podemos prever el resultado tanto de la consulta como de las definiciones de la CNTE: buscarán, con toda su fuerza, presionar en los estados en que tienen presencia, y en la Ciudad de México, para que se frene la reforma educativa (que aún se encuentra en el proceso legislativo previsto por la Constitución), y para que se derogue la reforma laboral que fue aprobada en diciembre del año pasado.

En algunas entidades federativas, como Guerrero, en la que la CNTE tiene una presencia importante, similar a la de Oaxaca, los partidos y el gobierno han tenido posiciones poco obsequiosas y, al contrario, bastante cargadas de cuestionamientos, en contra de las formas de lucha de la disidencia magisterial de la CNTE, y de los vicios que han anidado en los años en que han tenido el control de importantes grupos de maestros.

Sin embargo, en Oaxaca la ruta que tomará el grupo y los partidos gobernantes es clara y terminante: apoyarán casi incondicionalmente a los profesores de la Sección 22 y de la Coordinadora, aunque eso implique cuestionar el sentido de la reforma constitucional y, lo que es verdaderamente grave, convalidar las formas de lucha del magisterio y los fines (de que nada cambie y su poder hegemónico continúe intacto) que pretenden con las jornadas de lucha que se preparan.

 

VISOS DE RECHAZO

Quizá el gobierno estatal pretenda conseguir que, a cambio del apoyo que dará a la Sección 22 con sus planes de resistencia contra la reforma educativa, el magisterio oaxaqueño no cuestione o se enfrente con la administración estatal, no paralice la capital oaxaqueña con sus movilizaciones, o no abandone las aulas masivamente. Lamentablemente, ni aún luchando codo a codo con los profesores democráticos, el gobierno podrá conseguir que los maestros oaxaqueños hagan algo, o eviten algo, por mera conveniencia o por profesar un “buen trato” a la ciudadanía o al gobierno.

La ruta está perfectamente trazada. Muestra de ello fue la votación de la bancada oaxaqueña en San Lázaro frente a la reforma educativa: las bancadas de PRI y PAN, que juntas son de apenas cinco diputados federales, votaron a favor en lo general y particular. Pero en las bancadas del PRD y Movimiento Ciudadano, éste fue el resultado: Carol Antonio Altamirano, Mario Rafael Méndez Martínez, Eva Diego y Gloria Bautista se abstuvieron en lo general, y se ausentaron o votaron en contra en lo particular.

Delfina Guzmán, Angélica Melchor, Hugo Jarquín y Roberto López Rosado votaron en contra todos los términos de la reforma. Y sólo Rosendo Serrano votó a favor de la reforma. En la bancada de MC la votación fue también poco afortunada para la reforma: Aida Valencia y Juan Luis Martínez votaron todo en contra; José Soto a favor en lo general, pero en contra todos los puntos particulares. Y sólo Rosa Elia Romero Guzmán votó a favor de la reforma.

¿Qué significa todo esto? Que el grupo gobernante estableció que su postura es en contra de la reforma. Y que tantos votos en contra, o abstenciones, no son sino el reflejo de esa postura, que luego se verá reforzada en el Congreso local, cuando le toque decidir su voto en contra o a favor de la reforma al artículo 3° constitucional.

¿El PAN oaxaqueño votará en contra una reforma que su misma bancada en San Lázaro votó a favor? ¿Qué alternativas ven los perredistas, petistas y del MC, respecto a su feroz postura en contra de la reforma? ¿Les importa la educación? Pero aún con todo, no podrán frenar la ira magisterial ni los daños a los oaxaqueños.

 

AMBICIONES RELOADED

Dicen que en el piñatazo de las delegaciones federales ya hacen fila, por recomendación escrita del ex gobernador Ulises Ruiz, Antonio Amaro Cancino, Paulo Tapia, David Mayrén, Soledad Quintana y Tita Vielma. Quieren, en ese orden, Sedesol, CDI, SCT, y para las damas, lo que caiga. De nuevo, los socios y las amigas. Si en su voracidad se les hace, suerte les habrá dado Dios que, de nuevo, el saber nada importa…