Federaci贸n-Oaxaca: sigue la relaci贸n tormentosa

Date:

+ Propuesta educativa vs delegaciones federales

Han ocurrido tantas cosas en Oaxaca en menos de una semana, que es importante no dejar que se escapen las que podr铆an considerarse como poco importantes. En cuatro d铆as, el gobierno de la Rep煤blica comenz贸 a integrar las delegaciones de las Secretar铆as y Direcciones federales, ocupando una l贸gica particularmente distinta a la que ha tenido en otras entidades federativas, en un momento tan espec铆fico como el de la crisis por las protestas de los profesores que se oponen a la reforma educativa.

En efecto, es necesario no dejar de ver estas dos cuestiones dentro de un mismo contexto. Pues ni es usual, ni es casual, lo que est谩 ocurriendo en el escenario local, toda vez que casi al mismo tiempo qued贸 de manifiesto el acuerdo t谩cito entre el gobierno de Oaxaca y la Secci贸n 22 para impulsar una pol茅mica iniciativa alterna a la que pretende el gobierno federal con la Ley General de Educaci贸n; as铆 como tambi茅n la decisi贸n del gobierno federal de comenzar a colocar en sus delegaciones en la entidad 鈥攄ecisi贸n que hab铆a dilatado m谩s de cuatro meses en tomar鈥, a un c煤mulo de personajes que, en gran medida, representan un regreso al pasado.

Vayamos al primero de los casos. Pues por presi贸n de la Secci贸n 22 y de varios de los grupos afines al r茅gimen, el gobierno estatal tom贸 desde el primer momento las banderas en contra de la reforma educativa. En esa l贸gica se entiende que el gobierno haya decidido nunca romper con el magisterio democr谩tico, adem谩s de aceptar la din谩mica de la elaboraci贸n de una propuesta alternativa a la reforma constitucional, de formar una comisi贸n ex profeso (gobierno-Secci贸n 22) que con recursos p煤blicos se encargara de la elaboraci贸n de la iniciativa de ley; y 鈥攓uiz谩 la se帽al m谩s emblem谩tica鈥 el freno total a cualquier posibilidad de que el Congreso del Estado discutiera la postura de Oaxaca frente a la modificaci贸n al art铆culo tercero constitucional, y menos que tomara una postura de aceptaci贸n, expresa o t谩cita, de la reforma educativa.

Todo eso sell贸 la alianza entre el gobierno de Oaxaca y la Secci贸n 22. Seguramente, en un inicio no parec铆a que esto pudiera llegar a tener una repercusi贸n nacional, debido a que independientemente de la beligerancia magisterial y de su cercan铆a con el gobierno local, no parec铆a posible que hubiera un mayor condicionamiento de recursos econ贸micos, o una acci贸n pol铆tica de gran calado como respuesta del gobierno federal a esta alianza que, en estricto sentido, es en contra de su reforma educativa.

S贸lo que ante el crecimiento de la protesta, y la combinaci贸n de la inconformidad del profesorado oaxaque帽o con el de otras entidades federativas, el gobierno federal comenz贸 a enviar se帽ales de molestia. Las m谩s claras ocurrieron el mismo d铆a en que, en un intento por tomar distancia del conflicto, de los maestros e incluso de la iniciativa, el Gobernador del Estado fue hasta la capital del pa铆s a presentar, como iniciativa de ley y a trav茅s de los diputados federales de Oaxaca, el documento que conjuntamente hab铆a construido con la Secci贸n 22. 脡sta misma ya se hab铆a deslindado de su contenido.

Y en su presentaci贸n, el Mandatario matiz贸 el contenido, evit贸 el choque o la confrontaci贸n con las autoridades federales, e incluso habl贸 de un proceso de 鈥渢ropicalizaci贸n鈥 (que en el 谩mbito acad茅mico es un t茅rmino ampliamente aceptado cuando se trata de adaptar una norma o concepto a una realidad distinta a la en que 茅sta fue acu帽ada) de la reforma educativa para adaptarla los procesos de evaluaci贸n a los maestros a las particulares condiciones sociales que prevalece en las entidades de sureste de la Rep煤blica Mexicana.

El problema es que, a pesar de todo eso, la respuesta federal ha sido clara: ha evitado inmiscuirse en cualquier asunto relacionado con Oaxaca; el 煤nico tema que ocup贸 al Presidente sobre la inconformidad de los maestros democr谩ticos, fue s贸lo para reiterar que no permitir谩 que nadie ponga en entredicho la reforma educativa; y finalmente, y casi al mismo tiempo, respondi贸 a estas maniobras tomando la distancia suficiente respecto al nombramiento de los funcionarios federales en la entidad.

MUCHA DISTANCIA

En otras entidades del pa铆s, el consenso entre el gobierno federal y el local ha sido claro para determinar el nombramiento de los titulares de las delegaciones federales. Eso ha correspondido no s贸lo al regreso de una 鈥渃ortes铆a鈥 pol铆tica y administrativa que se perdi贸 en las administraciones federales de extracci贸n panista, sino tambi茅n a las muestras de voluntad que en varias entidades del pa铆s ha tenido el gobierno federal para trabajar en conjunto 鈥攜 m谩s all谩 de las diferencias pol铆ticas鈥 con los gobiernos estatales en temas espec铆ficos.

En Oaxaca esa operaci贸n se hab铆a retrasado justamente por la existencia de apretados canales de comunicaci贸n entre ambos gobiernos. Parec铆a que, en ese escenario, la salida salom贸nica consist铆a en que el gobierno evitar铆a el consenso con el gobierno local, pero tambi茅n evitar铆a nombrar a personajes de ascendencia priista en la entidad, y as铆 darle soluci贸n a un problema que, adem谩s, se hab铆a entrampado por las ruidosas exigencias de ex diputados federales, y ex funcionarios de la administraci贸n del gobernador Ulises Ruiz, por ser designados (en una especie de 鈥減remio鈥濃 qui茅n sabe a qu茅) como delegados federales por el solo hecho de ser 鈥減riistas de ascendencia鈥.

Sin embargo, es claro que en la combinaci贸n de circunstancias termin贸 d谩ndose el peor escenario: el nombramiento de varios de los personajes a los que el gobierno de Cu茅 desear铆a haber visto lejos de Oaxaca鈥 o en prisi贸n. Esta definici贸n no parece casual, y tampoco parece corresponder a los antecedentes de c贸mo el gobierno federal ha nombrado en las principales delegaciones a personajes que cuentan al menos con el no-veto del gobierno estatal.

Esto ocurre en tiempos electorales. Algunos de los nombrados son aut茅nticos adversarios del r茅gimen. Y todo esto, al final, no hace sino constatar la dif铆cil relaci贸n que no deja de haber (a pesar del cambio de partidos gobernantes en los dos 谩mbitos) entre Oaxaca y el gobierno federal.

MUY GRAVE

La violencia y los disparos ocurridos durante la convenci贸n para elegir a Joel Castillo como candidato del distrito 22 por el PRI. Este es un reflejo de la crisis interna que genera la voluntad por mantener, desde la oficina de Alejandro Avil茅s, los dados cargados, la comercializaci贸n de candidaturas, y los favoritismos interesados en varios distritos. Esto pudo haber terminado en tragedia. Aguas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

鈥淔iladelfia鈥 a 30 a帽os: la cinta que desmitific贸 el VIH en Hollywood

Par茅ntesis M煤sica. Cine. Entretenimiento. Tendencias. Ismael Ortiz Romero Cuevas聽 Estamos en...

AL MARGEN || 驴Qu茅 espera Salom贸n Jara para impulsar los cambios trascendentes para Oaxaca?

Vale la pena no perder de vista que estos deber铆an ser momentos cruciales para impulsar algunos cambios de fondo que le urgen a Oaxaca y que no podr铆an ocurrir sin esta combinaci贸n de factores. Uno de ellos debiera ser la refundaci贸n de la UABJO.

Caracter铆stica importante

Enrique Domville Desde siempre, el comportamiento individual es valorado por...

鈥淐ontinuidad con cambio鈥.

Antonio Guti茅rrez Si todo fuera como antes la declaraci贸n del presidenteen...